Crítica de literatura contemporánea.

Saturday, July 19, 2003

Pateando la sintaxis y otras mengambreas

"Qué falta de respeto, qué atropello a la razón"
Joaquín Sabina

Sedicentes periodistas, desconchiflados comunicólogos, así como diletantes literatos de güevonería fenomenal, y entregados al vicio de escribir mal, desconocen las –mínimas- reglas ortográficas de nuestro idioma, el españolamericano, la castilla o como espetan los cursis: la lengua de Cervantes. Una surtida parvada de profesionales de la (in)comunicación y escritoretes de pacotilla, metidos de plumíferos en los pápiros, no sólo ignoran las reglas de la prosodia y de la correcta escritura, sino también escriben zalamerías y desparpajos que son un atentado al intelecto y una agresión al sentido común. Son malabaristas de la semántica que sólo juegan a la ruleta rusa con las palabras. Leer sus pendejadas es como nadar en aguas negras.
Diarina salen a relucir en reportajes, notas de opinión y artículos periodísticos una serie de barrabasadas escritas que ingenuos lectores de chompeta hueca y otros débiles mentales consideran correctas. A mas de que aparecen en los tabloides un guataclán de erratas tipográficas; culpa no sólo de estos tejedores de chambritas, sino también de redactores, correctores y demás chalecos de la prensa.
Empezaremos despepitando estas últimas –erratas tipográficas- para señalar la aplicación inadecuada de las letras mayúsculas y minúsculas; pasando, enseguida, a revisar el torcimiento de la sintaxis gramatical por parte de los susodichos comunicadores y escribidores, los que no paran de asestarle patines y descontones a la lógica.
Aparecieron –y no por obra del espíritu santo- en el periódico Frontera (16 de agosto del 2002) estos errores ortográficos: "El 'apa{on' ni 'cosquillas' le va a hacer a la CFE..." (Regional, p.10). Se tragaron la g.
"Agregaron que la familia viahaba con destino a este puerto." (Regional, p.11). Como la perrada, a veces, pronuncia jediondo en vez de hediondo, creyeron que se trataba de un caso fonológico similar.
En la sección editorial (Agua caliente) del citado pápiro se encuentran estas anomalías ortográficas: "...algunos malpensados, entre los cuales se incluye al propio diputado del PRI, Ismael Quintero Peña, le ven ls orejas al lobo con la firme intención de beneficiar a algunos ahijados políticos..." La vocal del artículo las se fue rodando hacia el olvido.
"Si en Pisa Italia hay una enorme torre inclinada..." Corrijo: Si en Pisa, Italia, hay una enorme torre inclinada...
."...este día estarán compareciendo ante el sindico procurador, Martín Domínguez Chiu..." El uso de las minúsculas está bien, pero síndico es una palabreja esdrújula que debe llevar tilde en la antepenúltima sílaba; de lo contrario diría sin-dí-co. (Sin reparar que se pasan por los huevos de Leda la conjugación verbal; lo adecuado es comparecerán o habrán de comparecer).
"El Síndico" (¿en qué quedamos?, ¿qué no era con minúscula?) "ya ha abierto una investigacion" (las investigaciones no se abren se efectúan, las realizan, las llevan a cabo) "para tratar de aclarar (aquí lleva coma) en la medida de lo posible (aquí otra coma) el porque de las investigaciones." El mentado porque debe tener acento escrito, pues se trata de una interrogante.
Aquí va otra anomalía ortográfica: "Charles Andy Williams tenía 15 años cundo el 5 de marzo del 2001 se presentó a la escuela preparatoria..." (Regional, p. 17). Cundo me di cunta del error gramatical, recordé cundo yo escribía así.
Pasemos a la sección de espectáculos del mismo periósquido (Resumen fílmico, p. 3) para rematar: "Es entonces cuando el ingeniero en minar Chris McCormack (David Arquette) y el comisario del pueblo..." Sé que existen ingenieros midecalles e ingeniebros, pero no ingenieros en minar (y, ¡ya basta!; porque esto no tiene fin).
Mastíquense ahora la aplicación (in)adecuada de mayúsculas por minúsculas. El bato de nombre y apellido Daniel Salinas, en la nota Buscan a niños raptados en EU, escribe así: "Para ello pidió la colaboración de la Policía de Tijuana con quien (sic)." "En las últimas semanas se han presentado" (¿ante quién?; ¿no sería mejor apuntar han sucedido, se han llevado a cabo, o más propiamente, perpetrado?) "cinco casos" (¿porqué no decir ilícito o delito?) "de secuestro infantil (¿no sería mejor afirmar secuestro de infantes?) "en el Sur de California, lo cual hace sospechar a las autoridades de aquel Estado que podría existir una mafia organizada" (todas las bandas de mafiosos están organizadas, men) "más de lo que se cree." Continúa el periodista usando mayúscula por minúscula, colocando pronombres enclíticos inservibles y omitiendo artículos indeterminados: "El comandante elogió la rapidez" (se elogia a la gente por que la rapidez no es un ser humano, a no ser que se trate del recurso poético conocido como personificación: túmelevantastierrafronterizaenlarugosapalmadetubaisa) "con la que la Policía Municipal actuó cuando el pasado mes ocurrió el robo de una niña en (un) centro comercial de Chula Vista (contrasic)." "Normalmente, cuando se persigue a un delincuente en el Sur de California, su primera reacción es tratar de refugiarse en México por algún tiempo" (y todo el que sea necesario para evitar la torcida). "El alcalde Jesús González Reyes ofreció toda su colaboración y aseguró que la respuesta de la Policía Municipal siempre será inmediata (recontrasic)" (¡sí, chucha!; esos son puros rollos politiqueros). Bien (mejor dicho mal), está claro que no existe en la ciudad de Tijuana ninguna institución denominada literalmente Policía Municipal para que sea escrita con mayúsculas; ésta recibe el nombre de Dirección Seguridad Pública Municipal; y tampoco existe en el vecino país del norte, entidad o condado que lleve por nombre Sur de California. Hay un estado, eso sí, conocido como California; lo de sur, es punto de ubicación geográfica correspondiente a uno de los cuatro –vaya la rebuznancia- puntos cardinales. Las palabras como policía, presidente, rey, iglesia, gobierno, etc., no deben escribirse con mayúscula (al inicio, claro está) cuando se mencionan en forma general. Ejemplo: no me gustaría ser presidente y, menos, agente de la policía municipal.
Va otra paparrucha de la reportera Eneida Zambrano (Sección regional, p. 10): "Este compromiso ya fue signado (¡oh, yea, signature!) a nivel federal junto con los Gobiernos Estatales (sic)." "Al acto asistirán el secretario general (resic), así como los Presidentes Municipales de los cinco Municipios." La ruca, igual que su colega, ignora las reglas básicas del uso de las letras mayúsculas. No saben que ortografía es orto / grafía: escritura correcta, derecha.
Pasemos al platillo fuerte para saborear las incoherencias cocinadas (el viernes 16 de agosto del 2002) en el periódico de marras. Pero antes, cortesía de Said Betanzos, Manuel Villegas y Zulema Flores, van dos pleonasmos como aderezo: "El cargo estuvo hasta el pasado 8 de agosto (aquí debe llevar coma) de forma provisional (aquí otra) a cargo del abogado (sic)." (Sección general, Nombran nuevo Juez, p. 8). "El Instituto Municipal para la Juventud (Imjuv) informó que participará en la participación en la 'Reunión de la Red de Jóvenes para la Construcción de la Paz' (una cretinada más de los apologetas de la globalización; y, ¿quién les ha dicho a esos güeyes, de la Reunión, que la paz se construye?, y ¿por qué Reunion de la... con comillas?) "de la Unesco" (¡vaya!, siglas con minúsculas, y otra coma más que omitieron) "del 18 al 23 de agosto" (¿del 2056?) "en Perú." (Sección general, Imjuv en Perú, p. 8). ¡Qué bien trabajan los trabajadores en su trabajo! Al final de la noticia se concluye con el siguiente estofado: "Tijuana rompe de nuevo paradigmas de juventud (¡puf!, otra coma) ahora en materia de política exterior" (¡olé!, ¡y quemamuchoelsol!).
Un engendro del seudo... perdón, superperiodista Óscar Genel, titulado "Peticiones exageradas" (p.3), regolda la siguiente babalucada: "Sabemos que algunas sociedades de padres de familia trabajan muy bien", (aquí debe llevar dos puntos, no coma; y son los miembros o personas que integran dichas asociaciones los que trabajan, y a veces ni eso hacen; sólo se embuchan la firula del manoteado fondo revolvente) "construyen aulas, arreglan baños, reponen los vidrios rotos, limpian la mugre de los grafiteros y tapan las goteras", (mentira, esto lo hacen los albañiles, los tiroleros, los vidrieros, los plomeros y demás macuarros que contratan) "porque nunca hay presupuesto desde (del) el gobierno" (sí hay, pero caciquiado, porque la pachocha efectiva se destina a otros menesteres más indispensables que la jodida educación). "Como está la situación económica", (¿cómo está?) "se puede prescindir de uniformes nuevos, del suéter de marca", (¿qué marca?) "del montón de lápices", (¿cuáles?) "de las mochilas modernas, de los zapatos para deporte", (¿de quien?) "asamblea o ceremoniales" (¿?). Y así continua el chorizo, con una retahila de mafufadas que casi nos saca humo por las orejas.
Aquí está otro crimen idiomático de cochambrosa lógica: "El cuerpo del reo mexicano" (ya nos es reo; es difunto, occiso o ejecutado) "Javier Suárez Medina será sepultado al mediodía de la mañana" (¿la tarde tiene mediodía?) "en la norteña comunidad mexicana" (este sintagma es un desperdicio de palabras) "de Piedras Negras, Coahuila (sic)". "La familia espera que el cadáver llegue a Piedras Negras la madrugada de este viernes (resic)" (¡coño, pero cómo va a llegar, si el tipo ya cuitió, le dieron cran, y no tiene voluntad de acción!). "El director de la casa Funeraria Campean, Rubén Vázquez", (¿a poco este bato vive en dicha casa?) "dijo que el cuerpo fue recogido la noche del miércoles y trasladado a Houston, desde donde partió la noche de ayer a Piedras Negras" (¿quién?, ¿el director o el difunto?) "una vez concluidos los trámites legales" (¿de qué asunto?). "Los restos de Suárez Medina" (¿lo descuartizaron?) "serán velados todo el viernes y la mañana del sábado, para finalmente proceder a darles sepultura" (menos mal que no dijeron cristiana) "alrededor del mediodía (recontrasic)", (¿dónde se localiza ese panteón de tan poético nombre?). "Suárez Medina regresará así" (¿cómo?) "al lugar donde nació" (si ya falleció, ¿cómo va regresar?; los muertos no caminan) "el 17 de junio de 1969 (requetecontrasic)". (República, p. 20).
La sección de deportes (p. 9) no hace malos quesos en disparates: "Debido a que la Arena Coliseo tiene un sabor como ningún otro lugar, el productor Nicandro Díaz decidió grabar en la llamada 'catedral del boxeo' tres capítulos de la telenovela..." Y a propósito, ¿a qué sabrán las otras arenas? "La acción del gol vino que le otorgó la ventaja a Cruz Azul se dio al minuto 42..." (¡gulp!). Si usted vino y no ha tragado vino, ¿a qué chingados vino?
En la sección Mosaico –edición del viernes 16 de agosto, sin número de página-, el dizque escritor Bruno Ruiz, considerándose experto en el tema que aborda, vomita incongruencias, salpicando de gazmoñerías y cretinadas a los lectores del periósquido: "El temperamento femenino, cuando forma un triángulo, puede resultar un tanto peligroso para el intelecto desprevenido" (sí, como el suyo). "En este caso, el temperamento de mi hermana, mamá y cónyuge, cada uno equivale a un vértice del triángulo que en su centro" (¿de quien?, ¿del temperamento, de la hermana, de la mamá o de la cónyuge?) "contiene una fuerza de la naturaleza." Enseguida el señor, quebrantando las reglas de la concordancia de accidentes gramaticales, confunde el concepto fuerza concentrada con el vocablo decisión: "Una fuerza concentrada, o decisión de suma importancia: El bautismo de la bebita, dónde, cuándo, cómo". Y de nueva cuenta arremete con una descerebrada opinión: "Lo malo es que el bautismo en México es políticamente incorrecto" (¿?). Escúchelo, por favor, padre Amaro, usted que ya está excomulgado. (Nimioye; el padre Amaro y Amelia se besan en un lugar alejado del templo. ¡Chin!, ¡ya los torció el padre Benito!). "Siempre es un evento de prestigio que define la vida de un bebé" (¡chetos!). "También la define de forma religiosa" (¡faltaba más).
Toda esta bola de mamertos (y los que faltan de señalar) debería de tener un poco de recato y respeto hacia los lectores al escribir ese carajal de barbaridades. Aparte de los chingadazos que le arriman a la lógica estos orangutanes metafísicos, en sus artículos, notas y comentarios, abunda una mala gramática que pondría de pelos (admitiendo la imaginaria posibilidad de estuviera presente) al mismísimo Antonio de Nebrija. El ruco, al darse tinta de los esperpentos transcritos, emputadísimo, exclamaría: ¡me hierve el culo de gusanos!

ÉKTOR HENRIQUE MARTÍNEZ

No comments:

Followers