Crítica de literatura contemporánea.

Sunday, October 26, 2003

Vertedero de cretinadas

Éktor Henrique Martínez

Heriberto Yépez o cuando la poesía es una camisa de fuerza


"Todo poeta, desde el punto de vista de la sociedad,
es un sujeto alternativo".
Heriberto Yépez

"El poeta es pastor de las derrotas
sufridas en el suelo".
Luis Izquierdo

"El poeta pasa por la sociedad como una ave perdida,
suele seducirla o estremecerla con sus cantos".
Francisco Zarco



El licenciado en filosofía Heriberto Yépez (Tijuana, BC, 1974) es una de las figuras más representativas de la cultura fronteriza; bueno, dado su cosmopolitismo, el bato traspasa esos linderos provincianos. Y según los borregazos que se escuchan, el compa le saca jugo a su virtuosismo y cocina con todas las salsas, pues se la rifa de traductor, cuentista, crítico, ensayista y poeta, entre otras linduras. (¿Qué más se le puede pedir a la vida? –Pues, fíjate que un una buena nalga, un pelotón de cois y un chinguero de libros, me dijo mi compa el Rufo).
Para no cometer mentecateces me remito a citar textualmente los dotes que posee el Yépez, manifiestos en los productos letreros, engendros de Gutemberg, que ofrece la mercadotecnia cultural. Por lo que copio la información que se consigna en la solapa de su libro "Todo es otro a la caza del lenguaje en tiempos light" (CONACULTA, 2002): "Es autor de varios poemarios, entre ellos, Por una poética antes del paleolítico y después de la propaganda (Anortecer, 2002) así como de los títulos Ensayos para un desconcierto y alguna crítica ficción (ICBC, 2001), Escritos heteróclitos (ICBC, en prensa) y Escritos Electrónicos Selectos (www.hyepez.com). Es compilador de Nueve visiones en busca del lenguaje (Anortecer, 2000)," y ha sido becario del Welfare State Cultural, ordeñando más de una vez la ubre presupuestal sitiada en Baja California. Actualmente el batillo tabanea de profe en la UABC, impartiendo la cátedra de filosofía.
En honor a la verdura me han dicho, cosa ya por mí confirmada, que el Yépez hace denodados esfuerzos por ser poeta. Como ensayista es una verga con patas, ta cabrón. No así en la faena poética, ya que cuando escribe, lo que él llama poesía, les amarga la vida a los lectores. Pero en fin, el morro se aferra en echarle margaritas a los puercos. No sabe, el pobre, que las rosas no florecen en cualquier jardín. Sin exagerar, su poesía está como percha de gallinero: del asco. Pero él no pierde el tiempo y aprovecha la ocasión para fingirse poeta y lanzar parrafadas líricas poco menos que zarrapastrosas. Y en este ámbito no es capaz de bordar algo más o menos decente. (Y no faltan babiecas que lo aplaudan y lo coloquen en el cimero de las letras).
Más que poeta, Yépez es un prisionero de sus estados mentales, de sus torturas síquicas y de su orgullo ladino. Veamos enseguida cómo intenta exorcizar los demonios que lleva dentro, asumiendo una actitud más pesimista que la de Schopenhauer, más mística que la de Soloviov y más ocultista que la de Steiner:

"Corren aguas fundamentales,
No bebas de ellas.
Regresarías. Tú no quieres regresar.
No serías esto que ahora eres.
Habría un desamparo, perderías mucho
de lo que posees. Seguridades.
Mejor sigue en tu auto.
Llama e esas aguas fundamentales
"Charcos".
(Serie IX, 21-X-3, de su blog).

Solipsismo, vacío existencial y sin sentido es lo que leemos en Yépez. Sus letras, en cuanto a que pretenden conformar poesía, no tienen frescura ni autenticidad; conducen a una lectura anémica y desilusionante. Su inteligencia abarcadora tal parece que en los terrenos de la lírica no le está funcionando. No es fácil para él entrar al mundo verbal de los poetas. –Y ¿cómo se logra tal birote, mi buen? -Pelucas, jom. Aparte de demostrar que a uno le interesa la literatura y tener ingenio, hay que superar y dejar atrás los egocentrismos y las vanidades, y asimismo, utilizar el lenguaje en su función expresiva y no conceptual; pues el poeta es un hombre de imágenes, no de ideas. Es decir, hay que pegarles unas patadas en el culo a la ramplonería, la mediocridad y a la ausencia de imaginación.

¡Qué falta de refinamiento poético! Lo que escribe es pura caterva concentrada en una dialéctica simplona y barata. Se empeña en refreír a Heráclito:

"Soy otro pero me quedo
con el mismo nombre. Ya
no soy el de hace un día
o hace seis meses. Pero
sigo llamándome
Heriberto, Carmen o idiota.

Lo cósmico es lo cómico.

Mi nombre no me satisface
Porque ya no soy el que lo tuvo.
como un luchador mexicano
a quién le han arrancado
la máscara, mi nombre anterior.

Ya no me sabe a lo mismo." (Serie IX, 21-X-3).

Fachendoso y postinero es su frenesí verborreico; no puede ocultar su narcisismo. Poesía a la altura de su propia pedantería:

"Gozo de un simple y hermoso mérito;
ser el hombre más grafómano
de mi generación.
De todo el lenguaje únicamente
No procuré la palabra basta." (Serie IX, 21-X-3).


Aquí va otra pieza literaria a criticar que se diluye en un mar de gemidos retóricos, armada con un lenguaje metalógico, transracional, que no expresa ningún sentido:

"Desnudar a esa mujer rústica
Recaer en la tentación de la transparencia.
Una caricia solamente nos utiliza
un instante. Pre-melancolía
es de idiotas. Mejor leer una antología
de poesía ajena. Mejor no memorizar
falacias o fragmentos." (Serie IX, 21-X-3).

Ni una línea válida, pura colmena sin miel; sin ímpetu, sin cadencia, sin color. Yépez no entiende que está negado para la poesía. Sus excentricidades se recrean en lo falso. Joven soi-disant literato, no asertó a ser poeta; se le descolló el arte (¿le dará flojera componer buenos poemas?). Por objeción a la conciencia, mejor se hubiera negado a escribir sus apasionadas tentativas lúdicas.
Heriberto debería cumplir a pie de la letra las consignas que pregona en su libro, ese medio masivo en vías de extinción, titulado "Todo es otro, a la caza del lenguaje light", las que rezan: "Lo que necesitamos es clarificar nuestra fe con el lenguaje (sic)." "Ante la incapacidad de los vocablos para expresar lo real, mejor es callar." (p. 32 y 175). Pero no, prefiere la hiperactividad light, abandonando su especificidad radical que lo caracteriza como ensayista perrón cuando escribe que: "La paranoia es la madre de toda hermenéutica." (p. 160).
Piensa que con sus conocimientos de Heráclito y Parménides, "pastores del ser", puede hacer poesía, y olvida que las palabras cobran sentido para quien las escribe, mas no para quien las lee. Porque Yépez es un intelectual y no un delirante. En su espíritu el poeta y el pensador se encuentran aislados. Para realizar una profunda esencialización de la poesía, el poeta debe
estar loco y él no lo está.
Yo, contrariamente a la paranoia yepeziana, practico una hermenéutica que no solo conduce a la interpretación gramatical y sintáctica, sino también a la búsqueda del sentido de la obra y de la vida del poeta. Sino hay sentido la letra no sirve y la palabra muere. Más que hermenéutica, mi crítica es heurística.
Yépez escribe, digamos, poemas pero una vez que los termina no vuelve a ellos, o sea abandona el espacio propio del lenguaje de la poesía. No establece entre su yo y su producto una forma de concentración estética, por lo que tal desunión se reduce a un signo vago de información mediática global que considera a la vida como algo anecdótico.
No combato a Yépez, por el contrario, intento comprender, sobre todo, porqué escribe lo que escribe. Mi crítica no tiene como objetivo afectar directamente a los poetas, sino a la concepción que ellos defienden o tienen de la poesía. Y, en última instancia, lo que persigo es vindicarle a esa enjundiosa divagación sus presupuestos de dignidad.
Sino fuera por que existe la poesía, Yépez ya estaría en terapia sicoanalítica para eliminar sus angustias, y tal vez contra su propia voluntad. Buena prueba es el siguiente microtexto despoetizado que tomo de su blog y que a continuación transcribo, denotándose en él su narcisismo y arrogancia:

"Otra cosa quiero
que se cincele
en mi pétreo epitafio:
Este tipo era tan cínico
que podría escupir un poemario
en un weekend." (Serie IX, 21-X-3).

Pregunto al pro Rubén Vizcaíno Valencia qué opinion tiene a cerca del Yépez, y el ruco emite lo que a continuación copio:
"He leído algunas cosas de él; escribe bien. A veces, cómo te diré..., hace análisis de los grandes pensadores. Lo que es muy atrevido, muy atrevido. Y aveces los descalifica en tres patadas, y a mí me parece como que no está bien. Bueno, después leo otras cosas, casualmente, muy originales, muy interesantes, pero no me dice en dónde las leyó o en qué texto se fundamenta, en qué autor, etcétera. No me hace sus referencias, no me documenta su opinión. Entonces me descontrola. (Lo que me estás diciendo es muy importante, es muy valioso, y yo jamás lo había oído). Ahora, que él es un hombre muy inteligente y que es muy joven. Hay un texto que salió sobre él en una revista. Alguien ahí escribe sobre él y hace un enjuiciamiento bastante interesante, muy inteligente, muy documentado porque lo ha seguido. Yo no he seguido toda su obra, en primer lugar porque nunca he tenido la suerte de conocerlo y de tratarlo. Nunca se ha acercado a mí, de ninguna manera. No sé, parece que me tiene respeto, no me quiere conocer o algo así." (Llega la Camelia García e interrumpe la túrica). "Te decía, yo no me podido formar una opinión, ni quiero tenerla. Te voy a decir: en el momento en que empieza a aparecer él como un fenómeno de la filosofía y de la cultura de los bajacalifornianos; el primero que empieza a hablar de filosofía por cuenta propia, siendo estudiante, siendo joven, siendo nativo; entonces, en esa misma medida, digo, hay que tomarlo con cuidado. Primero, si es alguien que empieza a despuntar lo único que se puede hacer con él es estimularlo, hay que apoyarlo. El ya está publicando en los Estados Unidos. Tampoco he leído todas sus cosas. Sé que se han reído y se han burlado de él; parece que no es alguien que tenga humor. No se deja tratar como uno más entre los escritores de la plebe."
-Y es muy tímido Yépez, eh, profe.
"¿Ah, sí? Esa idea no la tenía yo."
-Y es una persona muy sencilla, muy accesible, dicen mis amigos.
"Qué bueno. Escribe bien. Ya tiene varios libros. Y qué bueno. Lo que pasa es que la formación de él, hasta donde yo me he podido dar una idea, no es una formación de un intelectual mexicano. No da la impresión de ser un hombre hecho en México, en América Latina, sino que es un hombre hecho en la frontera, y con una influencia norteamericana que yo no puedo juzgar y que, si tu lees inglés, te darás cuenta." (de la Biografía de Vizcaíno, preparada por mí, 31 de marzo de 2003).
Heriberto debería maliciarla y dejarse ir liso a conocer al pro Vizca. Tal vez cuando lo quiera hacer, ya sea tarde. De la entrevista transcrita se ve que el ruco le tiene ley.

Ahora, ¿habrá quién profiera opinión contraria? Simón. Y éste es el Julio de Suecia (parqueado en www.aztlan.blogspot.com). Aquí va su chutama:

"For the first let me dump all the possible shit I can on igno-savant Hyepez quién se cree es la voz de la Baja, se cree Tijuanense pero I more and more doubt eso, con todo my freaking heart, dudo que este señor really has even been raised en Tijuana. Is he really from Tijuana? No sabe ni distinguish un Chicano from another Chicano, he is embarrased of his land, he renunciates all that Chicanismo is, he, doesn't even probably know what a Chicano from Tijuana is, people, gente, I beg of you, this man is a false prophet, do not give him an ounce de tu atención. Este hombre is happy ignoring everything americano, por qué?" (Los Neobordelites).

Yépez, por aras de la Providencia, del apalabre, del calado académico o vaya usted a saber porqué, figura en la antología bilingüe "Reversible Monuments / Contemporary Mexican Poetry" (Copper Canyon Press, 2002), compilada por Mónica de la Torre y Michael Weigers, cuando en tal mamotreto de 675 páginas debieron quedar incluidos por méritos estéticos un Francisco Morales, un Roberto Castillo o un Víctor Soto Ferrel. Pero no fue así, en la máquina literaria de la discriminacion pesó más el amiguismo oficial y el disenso chingó a su madre.

Como un regalo para la perrada que lee este Vertedero, aquí va una lección del profesor Rubén Vizcaíno que muestra el sentido de la poesía:
"Para mí la poesía es una de las expresiones más bellas y respetables en las artes. Lleva al espectador o lector a ese estado emocional un poco misterioso donde un poeta, con una pequeña imagen, nos puede abrir el corazón. Yo participo en el criterio de Octavio Paz quien sostiene que hay un campo del espíritu, el más elevado que puede haber, que viene de la religión. La religión es un campo de la emoción, de los sentimientos. Y en ese nivel radica la dicha de sentir la vida, estar organizándola, el hombre religioso estructura una concepción del mundo. Y la poesía es exactamente lo mismo que la religión, pero sin ninguna limitación, sin ningún pretexto. Por eso dice Octavio Paz que la poesía es el piso de de abajo de la religión, y además es libre, abierta. Yo que no soy muy religioso encuentro en la poesía un campo muy hermoso de acercarme al espíritu de la gente. Y a mi edad, yo, lo único que hago es estar en contacto con la poesía, y espero que ustedes hagan lo mismo e inviten a sus amigos que se acerquen a la poesía. La poesía es una de las formas más bellas, incluso en estos momentos de crisis de conflicto, de poder encontrarse uno asimismo y estar en contacto con los demás y con la dignidad de los seres que nos rodean." (de la Biografía de Vizcaíno, en proceso, 21 de julio de 2003).

Para tumbarme ya de rollo, como última mengambrea, pasaré a comentar acerca del blog donde mister Heriberto hace de las suyas. De un tiempo acá el batillo ha borrando sus mejores escritos de dicha vitrina cibernética, y solamente ha dejado e insertado puras opiniones sacadas del caletre sin sustento alguno (muchos otros blogs andan por los mismos rumbos). Más que sustancia hay en su blog exhibición de inconsistencias, escritura chatarra, tediosa y monótona. Si no se pone trucha y revira a tiempo, esa osadía de baja estofa le va a acarrear consecuencias deplorables. (¿Acaso pretende parir y continuar siendo virgen?).
No nos decepciones, Yépez, y métele canela fina a tu jale.




Respingos y pedernales:
cretinadas@yahoo.com.mx
www.elcharquito.blogspot.com

Vertedero de cretinadas

Por éktor henrique martínez

Fervor y lascivia en la poesía de Mariana Martínez Esténs

Hace poco la gacetillera-poeta Paty Blake apuntó en una de las páginas virtuales de su blog que los Cuadernos Existir estaban mejorando. Y en efecto, con la publicación de la séptima edición del Proyecto Editorial Existir el patriarca Licona se anotó un gol en el tablero literario. Después de tanta energía desperdiciada parece que el desierto comienza a fertilizar y a incubar verdaderos estertores líricos, pulsaciones de carne y espíritu que devienen en asuntos de poesía. Hasta el mismo Luis Humberto Crosthwaite lo pone de manifiesto, queriendo dar a entender que después de tanto cochinero publicado: "Ya nos hacía falta un suspiro literario que dotara de anhelos a nuestro corazoncito palpitante de lector." (Existir, 40, octubre de 2003, p. 12).
Poesía que se traduce como esencia humana de gozo y sufrimiento es la que contiene el librito de Mariana Martínez Esténs (Chilangolandia, 1979) titulado "solicito ser dulce enredadera", sacado a flote en el mes de agosto de 2003, según escribe el negro que elaboró la justificación del churro editorial, tiene como fin "fortalecer y estimular el desarrollo cultural de Tijuana mediante el apoyo a los artistas o investigadores que desean publicar su obra..." (siempre y cuando estén apalabrados con los machines).
La ruca cursó la licenciatura en ciencias de la comunicación en la Universidad Iberoamericana de Tijuana, BC, y también es autora del poemario "No tengo texto ni piel ni mirada" (UIA, 2001). Según se reseña en la contraportada de su obrita, "actualmente es corresponsal del semanario bilingüe La Prensa de San Diego, traduce artículos del idioma inglés y redacta informes para la Fundación Esperanza de México, el proyecto independiente Salvemos a la Playa y la revista electrónica dijazz.org".
La poesía de Martínez Esténs exalta el sensualismo y vivifica con ímpetu desgarrador la nostalgia amorosa. Está dotada de un arsenal donde convergen sueños, llantos, muertos, pedazos de nada, eyaculaciones, muslos, deseos, pies, nalgas, pezones calcinantes, miedos, caminos que llevan al sexo, amantes peregrinos, tristezas, orgasmos, preguntas sin respuestas...
Más de la mitad de los poemas no llevan título; son un absoluto sentimiento potencial, suaves y violentos a la vez, de textura áspera y tersa. Prevalece el erotismo como eje central, y penetra a fondo en la temática de la obrita. Parece que la sensualidad es, en palabras de la poeta, una celestial locura:

"Me eres urgente / mientras ruedo por la playa de tu espalda / para llegar ahí, a donde los cuerpos hacen remolino. / Soy tu loba Rémulo, toma de mí la fortaleza de tu imperio / colma mi sed / cabalga / cabalga / triunfa / agota / llénate de mí rebosa satura mis caderas de conquista y saliva / territorio rendido es mi piel / soy la que ama tu cuello cuando se vuelve espalda / mi corazoncito de elote tierno." (Página 27). ¡Qué leche de cabrona!

Las comparaciones son casi perfectas; la forma de lograr la variación de objetos es más que ingeniosa. Ella sí aprovecha al máximo las licencias poéticas:

"Deje tres veces que sonara tu cuerpo
y luego
lo descolgué del alma: ¿bueno?" (P. 42).

La erótica femenina de la poeta Mariana no se pierde en lirismos abstractos; sin reticencia se aleja de esos confinamientos huecos, y estalla como una eclosión de pasiones, de concupiscencia que puede ostentar hasta en libertinaje simbólico:

"Estoy en subasta / ¿cuánto valgo? / ¿cuántos sacos de arroz? / ¿cuántos kilates? / ¿cuántos salarios mínimos? / ¿cuántos puntos en la bolsa de valores? / me oxido, porque yonkeada como estoy / el mejor postor para mí / es el polvo." (Página 50).

Los elementos afectivos y emocionales que encontramos en el texto de Lazuli, donde la alegría y la pena son dos siamesas, se expresan con fluidez y belleza. La angustia, la histeria y el desasosiego se truecan en signos de vivencia, de ternura salvaje, de amor-odio, como la que se le da al amante ingrato que no se puede olvidar en un santiamén:

"Moqueo, llorando en el baño. / No porque te vas mañana / ni por las ganas enredadas / ni siquiera te extraño / no. / Lloro de susto, de hueva, de cansancio. / De saber que he estado, y estaré / aquí / una y otra vez, / nalgas y pies sobre el escusado / frío / fría / mojada / moqueando." (Página 32).

Las regiones erógenas son las más visitadas por la manola; hay evocaciones en su poesía, mejor dicho resplandores, que nos remiten a las turbulencias de Emilia Bernal, Anecta Anolles Egaña, Juana de Ibarbourou, Alicia Lardé, María Monvel y demás chuchis embriagadas en los avatares eróticos:

"Hace frío / quiero verte / quiero que llueva / quiero tu sexo y tus labios / quiero empañarnos la cotidianidad a lengüetazos / buscar tu pecho perdido / en el deseo de cabalgarnos. / No abras los ojos. / Hace frío / quiero verte / quiero que lluevas." (Página 38).

El contacto de los cuerpos ardientes impera con la hegemonía de sentimientos encendidos que no pueden sosegarse. Indigna usura de los dioses, escribiría sor Juan Inés de la Cruz al respecto. Veamos otro ejemplo:

"Desparramada el alma
con mis pezones señalándote adversos,
calcinantes,
tus dedos
se saben culpables de este cansancio inmenso." (P. 39).

Por otra parte, doña Mariana, sin abusar de los microtextos como suelen hacerlo las otroras féminas de la capilla liconiana, sintetiza sus pesares, delirios, pasiones y emociones incontenibles a través de una representación metafórica dotada de ritmo y musicalidad que no se adquiere con lecturas ingenuas, mediatizadas, timoratas y tibias, como las del Manuel del declamador sin maestro o del bodrio Cómo hacerse poeta en quince lecciones. Leamos unos poemas cortos donde la jaina derriba los códigos de la catarsis:

"Tengo frío en el alma
¿cómo le pongo suéter?" (Página 13).

"Hombres y mujeres
parecemos condenados a despedazarnos.
Prometeos recíprocos de la desgracia." (P. 51).

"Creen que soy un cocodrilo
pero no, mi boca, no es tan grande, ni tan útil." (P. 54).

En su producción de todo hay; desde una posición existencialista burlona, desde protestas a increpaciones, desde versos que abrevan de una lingüística de la peladez, hasta mensajes pletóricos de doble sentido:

"No me dejes caer,
la tentación
no salva del madrazo." (Página 26).
Sea dicho, en obsequio a la verdad, que Mariana Martínez Esténs es dueña de una expresión estética llena de energía, ardimiento y de exquisita sensibilidad que rebasa las fronteras del regionalismo literario. Ella, de espíritu abiertamente lúdico, junta sus pedazos de rabia espiritual y los convierte en poesía, a veces, desmesurada y estrambótica, y, nada tímida, en ocasiones, predica al borde de la histeria. Me limito a dar cuenta de esto que digo con el siguiente texto:

"Mi distracción consentida es sufrir por ti. / porque estás: obsesivo / porque te vas: cruel / porque te quedas: sumiso / porque te largas: pendejo / porque me pides: machista / porque me das: dominante / sufro y me enmaraño, fascinada / Mosca golosa girando en las delicias del no-huir." (Página 35).

No cabe duda que la ruca es capaz de ejercer bien su ministerio. Lo único que se le puede reprochar son leves faltas de estilo y los defectos de su poética son simplemente superficiales, casi diríamos que imperceptibles. En resumida cuenta, nos encontramos ante una verdadera poeta en razón de que no se pierde en meros juegos verbales ni fabrica ditirambos vacuos ni vanidades cucarachescas, propios de la bufonería repugnante de efebos nalgones que abundan en las cofradías literarias de hoy en día. Su obra no es la de una principiante y, debo advertir que, ninguna de las poetas de la ganga liconiana ya reseñadas tiene la estatura de Martínez Esténs. Representa la mejor carta del Proyecto Editorial Existir. (Tal parece que mister Licona está dejando ya de hacer osos y, asimismo, abandonando su condición de masoquista que a pulmón abierto pide golpes).
Texto verdaderamente literario y conmovedor es el poemario Solicito ser dulce enredadera. Y no hay duda que, por su peso cultural, habrá de sobrevivir a la quema de libros en la tierra de Miquimaus.
Quienes se acerquen a la poesía de la Mariana podrán hacer suyas las emociones que ella vierte a través de su efusión lírica, de su temperamento nervioso, y que se adhieren en el alma del agente receptor como sanguijuelas en la piel. (No me cabe la menor duda que cuando la poeta termina de hablar -escribir- su boca parece una pistola humeante).
La ruca sabe que para escribir un poema chaca, el alma se debe dejar en él. Y es que a ella sí le preocupa lo que siente el corazón, ese verbomotor de la poesía. Además, queda claro que los motivos estéticos que la incitan a escribir buena poesía no se hayan predeterminados por las expectativas del lector, pues la Mariana escribe obedeciendo sus estímulos artísticos. Y, asimismo, es de advertir que a la poeta no le interesa el rigor de la versificación, lo que le importa es expresar emociones, melancolía, esperanza, dolencias del alma y partituras abstraídas de las sensaciones del goce y el placer.
Armados con desechos genésicos (o "escatológicos", según sea la concepción) son los poemas que encontramos en su blog. Veamos éstos, registrados en dicha página web el 17 de febrero de 2003:

"Escurre el cielo
semen a cubetazos
-deseo en frío-
Me refugio en Bob Marley
invocando
una playa sin rocas
mi marea sin lodo
y a tu boca menguada: sin tormenta
Si vuelves, prometo sedar a las gaviotas." (Tormenta).

De esa impulsión de la materia pudenda surge su fervorosidad, a veces propiciada por el éxtasis amoroso, a veces por los dolores de la carne:

"Cuando hablas el mundo
calienta su esperma
y si cantaras provocarías
un orgasmo nuclear." (La voz).

El estremecimiento de la materia se patentiza con plena desnudez y se revela en metáforas agrestes:

"ah tu voz vibrando en mis
recogimientos menstruales."

Va pues mi reconocimiento inmediato para Lazuli.

Y para concluir, una pregunta y media: ¿hasta cuándo las y los poetas de Cuadernos Existir que he traído a este Vertedero de cretinadas van a seguir practicando la política de la avestruz? ¡Chingada, madre!, ¿qué son de piedra o qué pedo?
A ellos y ellas les dedico estos versitos que el buen Quevedo lanzó en arremetida contra Góngora:

"Poeta de bujarrones
y sirena de los rabos
pues son de ojos de culo
todas tus obras y tus rasgos."


Y botellita de jerez.....

Respingos y pedernales:
cretinadas@yahho.com.mx
elcharquito.blogspot.com
Éktor Henrique Martínez







La musa y yo

A
Entre versos y reversos
entre dimes y diretes
hay una mala sintaxis
hambrienta de inspiración

Pobrecito el poeta
yo soy su cadáver parlante
crear o repetir
escribir o borrar

Hace ya mucho tiempo
que bailé con una musa
que venía de una maltratada cultura
no pude calentar el frío de sus huesos
cuando la abrazaba

Yo estaba harto de mí
y me quería suicidar
porque me había dado cuenta
que la estupidez del mundo
era una obra maestra
No hagas locuras
Me dijo la musa de ojos verdes
Anda
fúmate una cerveza
y bébete un cigarro *

B
¡Hey, tú
musa de verdad!
Ven a inspirarme
porque quiero ser poeta
-Bien, dijo ella
–Abandona el útero donde te fermentaste
Pega el último beso en la frente de tu madre y corre lejos
Llora y después desplómate de a mentiras
Préndele fuego al cordón umbilical
haz leña con tus huesos
Y ven hacia mí
Quiero ser poeta para confundir lo feo con lo bello
¡Qué tremenda locura se enciende en mi cerebro!
Angel hacedor de versos circuitados
Me inspiro en la mercadotecnia
y en las mujeres que huelen a perfume barato
Querida musa
ven a bailar en mis renglones *


C
La poesía viene a mí
cargada de adrenalina y testosterona
verso apolillado en la cultura pop
Hoy encontré a mi musa ahogada en la tinta
¿Qué destino tendrán sin ella mis úlceras gramaticales?
¿Podré yo solo flagelar la sustancia sentimental?
¡Qué flojera me da ser prisionero de mí mismo!

Musa de la nueva ola
tan artificial
como la cigüeña que trae los niños
de aquel lugar donde murió César Vallejo *




D
Quisiera amar el hedor de mi mala suerte
Y anular este lirismo torpe
arremolinado en la sangre
bocanadas de idiomas interminables
Hoy se me antoja un afán de locura
para seducir a las musas
Yo no soy el poeta
sino el que camina a mi lado

Insensible poeta público
dedicado a pernoctar entre fantasmas de papel
Alquimista de la demagogia
haciendo de la angustia una necesidad
Llevo tu sonrisa pegada en mi sombra
Nebulosa vida de sueños espantados
Qué más da
si suele ser lo mismo poeta, albañil o burócrata

Lo más importante es derramar por la vida
gritos semánticos
enmielados con sal del corazón *






Éktor Henrique Martínez




Las mujeres que yo amé



Anita

Cuando nos conocimos
estuvimos a punto de inventar eso que llaman amor
Nos amamos y luego nos abandonamos
sin dejar cicatrices en el alma
Sabíamos que curar una herida era matarla
Juntos
alborotamos el deseo
Nos frotábamos en luna llena la brisa del mar
acariciando piel con arena
Las palabras que no pronunciamos
fueron afeitadas por el silencio
La tarde en que nos despedimos
nos dijimos cosas bonitas
Había un temblor ligero en nuestros labios
Tiempo después se aproximó el desencanto
y no volvieron los días de savia compartida
Sin estar concientes
decidimos apagar la tempestad del corazón*






Abril


Abril
bien podría tratarse del nombre de un mes
aunque originalmente así sea
Pero no...
Se trata de una mujer
Abril
es una mujer cambija
gitana, hechicera
¡Qué abstracción tan concreta!
Hoy su piel olía a guayaba
Le tengo mucha ley
más que el corazón de otra fulana
La noche le acarrea pesadillas de camelia
Hembra de piel roja y labios azucarados
pomposa mujer que llora de amor
¿Para qué viniste a dar a mis huesos?
Cuarto mes del año nacido en febrero
Qué sé yo de ti
hermoso concepto de carne y pasión
Abril
has dejado una estela recuerdos en la memoria
Impura claridad
vas navegando en mis sueños
y por esa sinrazón
te aplaudo *





Virginia Cristina

Anhelando la magia de un amor a primera vista
había una joven masturbándose frente al espejo
una niña virgen adulta
enmudecida de castidad
llorando las tragedias de las tiras de celuloide
Por la ventana miraba las estrellas y se frotaba la piel
el paisaje del amanecer le inflamaba los senos
Virginia Cristina siempre buscaba las malas virtudes
su rabia era un enamoramiento al portador
La euforia la obligó a prostituirse
¡Qué terrible amor que no fue real!
Putita con ojos de carey
dueña de tu propia seducción
muchacha imbécil que no tomaste anticonceptivos
pariste un fruto de sabor humano
cuando el desliz no tenía fronteras
un niño que no se parecía a mí *




Natasha

La noche se había cuajado en tus ojos
Rubia con angustia en la sangre
Tu cabeza de mujer hermosa
Repleta de inevitables preguntas
Natasha
creías que había un conejo en la Luna
trasnochador e inconforme como tú
Conocías el lenguaje de los gatos
Hoy te he visto navegando en un mar de estrellas
Mordiendo los verbos inútiles que nunca pronunciamos
Tinta de sangre coagulada en la emoción
Te encuentro deshojando el crepúsculo *



María Laila Eleonora


Al salir de la escuela
siempre te esperaba
en la gloria tersa de mi cuerpo salvaje
como viajero entusiasmado
en el mundo de los simulacros
Estabas en mi acelerado ritmo cardiaco
en mi reposada violencia erótica
brillando enmudecida de pasión
hora tras hora

Hembra de suspiros automáticos
de amor silvestre
te llevo hasta en la crueldad de mis borracheras
Cargo sobre mis hombros la pesada ternura de tu carne
Me fascina el sabor de tu piel
tu olor a nada, a vacío

Te juro que hablo en serio
porque en mí
las mentiras y las bromas no funcionan
Ahora eres solamente una nostalgia
y para no olvidarte
me ocupo de la deformación poética
Acaso ¿tú podrías recordar el día de mi cumpleaños?
Alucino por ti
como coyote enyerbado

Un sudor azufrado traspasa los huesos
cuando digo tu nombre
No entiendo porqué soy un amante infiel
incapaz de olvidar el aroma de las primeras novias
esas princesas pobretonas
que se acurrucaban en mis latidos

Ha de saber el mundo entero
que tú y yo
ahora nos odiamos como antes nos amábamos *



Poemas rap


Poemas y antipoemas de éktor henrique martínez hernández.
Los textos que se presentan fueron adaptados como canciones por los hermanos Cataño (Richi, Memo y Toño), para formar parte del material discográfico de su banda –roquero-punk-progresivo-reggae-ska-canto nuevo- que dichos broders crearon desde hace buen rato (1985).




Profetas del nopal


Ha pasado de moda la idea platónica de que el poeta
es un peligro para el establishment
pues ahora mama de las ubres presupuestales
Falsía de la letra escrita
hambrienta de sintaxis rebelde
¿Qué transa con los cut-ups del corazón?
El alma no tiene la culpa de tanta cursilería

Poetas y licenciados
de versos y reversos
Encantamiento
amnesia y anonimato
maltratadas culturas del México pobretón
custodia de Tláloc
decadencia o estancamiento
Crear o repetir
ése es el dilema
en esta trinchera del nopal, muro de la tortilla

Proletarios y pirrurris al servicio del arte, uníos
figuras del posmodernismo jipiteca y yupi
hijos de la crisis y la ruptura
mariachis, poetas, cumbieros y metaleros
parasitos de la globalizacion
Muchedumbre de una visión purgadamente aristotélica
Algo anda mal
Lo que está pasando es verdaderamente kafkallesco
liviandad de valores
y machismo sublimado
Latinamerican Rolling Stones

Quiero romper la prisión de mi cuerpo
¿De dónde saca usted tanta inspiración
para escribir tantas pendejadas?
Son boberías de una historia recién parida
Estoy harto de mí y de los fenómenos culturales
No quepo en la vida
la culpa la tienen los tlaxcaltecas
Soy un guiñapo existencial
un macho cósmico
heredero de Cuauhtémoc
En el paisaje hay aire putrefacto
brisa corrompida
y tú me pides un beso
con sabor a sanguijuela *




Los Ángeles 1992

Su nombre circuló de boca en boca
A la ciudad se le subieron los humos
Money madness

El terror
no es otra
que la justicia

Ahhhhhhh!!!!!!
otro engaño

Hacer creer
que la rabia
ya no equivale a poder

Action
action provocative work
Los dolores hereditarios have all fallen
Es la inteligencia la que ríe entre fuego y cenizas
¿Por qué cree usted que pasó eso?
What are your survival?

The machines
son propiedad
precisamente de
quienes no trabajan

¿Cuál es la ideología?
El diablo estaba metido en cuerpo de la policía
Estaba enojado y el espíritu sufría en su propia carne
Los fuckers
la redefined civilization
Rap problemas blues
Put a victory de camaleón
Rebels without a pause
the protester y the idealist

América infección beatiful
There's no reason to panic
California gave peace
ya no
es el ano de USA

He perdido por completo
La capacidad de pensar

I don't think
la lógica de los razonamientos
Aborrezco la vulgaridad nocturna -dijo el blanco
Me duele hasta su belleza
Yo prefiero la narcoeconomía

Escribir un poema sobre un trafficker
es más necesario que nunca
aquí el narcocorrido
es preferencial en la people

The story behind
the story that
shocked the nation

Semillero de farsa y realismo
misterio y seducción
Police habla con golpes
drug-related brian deserved
La ausencia de estilo se convierte en disaster

May born a consciencie
the city is a dangerous place
y los ángeles de misericordia take wing
hardcore acuñado mediante transposiciones míticas

Nerve in the workplace
aura de radiación racista
Exotismo del norte

The politics asked
'¿qué será lo que quiere el negro?' *





1492 – 1992

Me cagüen el V centenario.
Hau Nazka


Hello, Columbus!
y a todos los traditional masters
la idea de lo moderno es ahora tan vieja
¿y cuáles fueron las repercusiones culturales?
¿un arte degenerado?
dirty words?
the murders have discovered el olor a sudor
in a instant se consideran monstruos
european fashion across-cultural
vagabundos del mar and company
arrival of the great discoverer
un mundo de fantasía entrará en sus corazones
detrás
el poder la muerte y la alienación
España
monster mother de ahora en adelante
España
new police
queen of the night

mi mamá
me ama

es your mother
también oppressor
con el descubrimiento tension in the process
frontier moves
wild at heart y saqueo
celebrates the quincentennial
both worlds
exclama aborigen or white

lessons from the past
las encomiendas passion for animals
flesh-and-blood feeling
preservación de tendencias católicas
five centuries after he sailed the ocean
discover to conquest
celebrated tragedy
la celebración de la nada
brotó
Columbus Cortés buscaron un pretexto para querernos
the indian way
died
lágrimas asomadas en el dolor
gold in América
eternal mixed-blood
fights for la riqueza
ghost of the inocencia
foreign intrigue
cultures and contributions
indians originals todavía quedan
pero hay más sangre cruzada mestiza
pinche experiencia of two worlds *
Baja California

A tierras del norte
llegan los inversionistas
y los corderos de Dios
La gente oculta sus tesoros
los indianos tratan de escapar de las abstracciones
que vienen del otro lado del mar
La astucia es reprimida por la espada de los que han leido
el Amadís de Gaula
En un acto de humanidad se volvieron pecadores
Se dejaron convencer por una nueva voz que venía del cielo
Ella los habría de guiar, única salvación –según decían
Kumias, paipais, cochimíes, kiliguas y cucapás
Despojos del pasado
Se castellanizó la cosmovisión de Matipá
y desde que llegaron los intrusos
Él ya no pudo lanzar más buches de agua hacia los puntos cardinales
ni gritar como coyote
ni fumarse sus cigarros para lanzar humo a los mares
Los hechiceros dejaron de ser borregos cimarrones
Sipa y Komat terminaron despedazados a patadas
cuando se hallaban dentro del vientre materno
Místicos soldados se disputaron la flora y la fauna
los ritos ancestrales sucumbieron ante una divinidad barroca
Tierra de azufre por donde caminaba el Diablo
No les bastó purificar la bóveda celeste
Era necesario azotar a los pecadores que invocan al demonio
Para ello tienen la anuencia de la virgen María
Los huesos castigados quedaron esparcidos por los valles

Tontos, creían que California era una isla
Después llegaron otros bandoleros más pragmáticos
Balleneros, buscadores de oro y simples aventureros
Que se hospedaron en el rancho de la Tía Juana
Tiempos de un destino manifiesto
arrebatábanse las parcelas nomás porque sí
El progreso tatuaba las llanuras con rieles
Humo, postes y alambres invadieron el paisaje
Nada se excluyó
Se fusionó lo latino con lo anglosajón
Virgilio y Withman se tomaron de las manos
Se besaron
Y así comenzó nuestra historia *














Irak 2003

Pragmatismo noño
doctrina social de la caridad
para hundir a la OPEP
para destruir el euro
para castrar el desarrollo de China
Bastarda ayuda humanitaria
mitomanía que se vuelve oficio político
Dos mujeres embarazadas se hicieron estallar
La madre de todas las televisoras: Fox News
propaganda inepta, hechizo mediático
Parte de guerra
Te ataco porque tú podrías atacarme en un futuro
Los buitres huelen la muerte
Entre más daños se generen, más ganancias tendrán
No hay que escatimar
Mil misiles en una noche
Treinta mil toneladas de dinamita
Cinco mil obuses
Mujeres, personas, civiles y soldados
Se convierten en datos estadísticos
Profieren obscenidades:
"Esta guerra tiene pocos muertos"
"Las víctimas colaterales son escasas"
"Es una guerra limpia, de bombas inteligentes"
Los ingenuos celebran la llegada de la libertad
Es un regalo de Dios
La paz se consigue arrojando miles de bombas
Ilegalización post-hoc
Kofi Annan facilitó la invasión
Entre la muerte está la hipocresía
Primero matan y después regalan caramelos
La llaman Operación libertad iraquí
La querían bautizar como Operación iraquí de liberación
hasta que se dieron cuenta que en siglas era Oil
Pequeña pandilla de fundamentalistas
Mala hora en que el evangelista Billy Graham convenció
a Bush hijo que debía dejar el alcohol y la cocaína
Petrocracia texana, plutocracia de Wall Street
Bagdad bajo el diluvio de la barbarie tecnológica
Choque y estupor, Shock and awe

Maldita sea la hora en que George WC Bush
Renuncio al JB, al Johnny Walker y al Jack Daniels *










Éktor Henrique Martínez





Retazos del traje de Arlequín



Aforismos













1
Nunca inventes lo que puedas copiar, y viceversa.


2
La única musa que conozco es la intuición.


3
Lo racional es solamente el envoltorio de la poesía.


4
No hay círculo más patético que la metafísica.
Va de ninguna parte hacia ningún lado.


5
Es preferible ser no leído que mal leído.


6
Cuando la vanidad enferma el yo deviene en soberbia.


7
¡Qué reaccionaria es la tristeza!
¡Qué revolucionaria es la alegría!


8
La izquierda arriba al poder para beneficiar a la derecha.


9
Los que hoy te escupen, mañana te querrán besar.



10
Las únicas palabras dulces que conozco son aquellas que salen de las bocas de los diabéticos.


11
A veces una pelea de lucha libre es más romántica que una canción de Agustín Lara.


12
Los no poetas escriben poesía porque los poetas no se dan abasto.


13
La mejor amiga del poeta es la soledad.


14
Nadie más celebrado y aplaudido que un poeta muerto.
15
El mundo que nos muestra el poeta es el mundo del poeta.


16
Hay poetas excelsos en el arte de poemar, pero no en el arte de amar.


17
Hay dos clases de poetas: los poetas que cantan y los poetas que lloran.


18
Casi todas las mujeres poetas son prófugas del metate.


19
Es más cotizado un periodista de nota roja que un poeta.


20
Un poeta no es tan apolítico como se cree.


21
El poeta es el animal que tropieza infinidad de veces con la misma palabra.
22
Las palabras no han encontrado aún al poeta de sus sueños.


23
Pocos son los poetas se portan a la altura de su poesía.


24
No hay poesía que salga victoriosa de las garras de la metafísica.


25
La poesía es un coctel de angustia y soledad; raramente es júbilo.


26
Ninguna poesía es mejor que la de los machos amujerados


27
La poesía de vanguardia es una anciana achacosa.


28
La poesía es una puta que al parir quedó virgen.
29
La poesía es el látigo que domestica mi bestialidad.


30
Ninguna poesía es mejor que aquella que invita a no ser leída.


31
Si la poesía fuera una puta tendría más lectores.


32
A veces conmueve más una nota policiaca que un poema.


33
Los poetas más originales son los plagiadores.



34
Por sus epítetos se conocen los chupapitos.


35
¿Premios literarios? Invento para convertir en gansos de hortelano y faisanes de virrey a pájaros nalgones.


36
Cuando el amor es una cuestión de lubricantes, resulta eterno mientras dura la erección.


37
La soledad no tiene madre ni padre ni perro que le ladre.


38
El cielo está en el suelo y el Diablo es un asalariado de Dios.


39
Me resulta imposiblemente absurdo aceptar la abstracción como origen del mundo.


40
Para la poesía no sólo cosas del corazón, de la mujer y del paisaje, sino también cloacas y axilas rasuradas.


41
Hasta los hombres de puericia lírica llevan un poeta aprisionado entre sus ropas.



42
Es moralmente estúpido juzgar algo como inmoral.


43
La comunicación se llama devastación del lenguaje.


44
Muchos novelistas son historiadores frustrados.


45
Lo más hermoso de la vejez son las arrugas


46
Los verdaderos cronistas de Tijuana son los grafiteros.


47
Todos los poetas buenos de Tijuana caben en un vocho.


48
La despreocupación es la única preocupación del nihilista.



49
Los muertos no se toman la molestia de resucitar.


50
Los políticos han desplazado a los payasos.


51
Si yo tuviera alas me daría flojera volar.


52
Curar una herida es matarla.


53
La alegría es el disfraz de la tristeza.


54
Escribo poco porque las musas me tienen a dieta.


55
La amistad es el antifaz del egoísmo.


56
El mundo es inmundo.
57
Todo aquello que no se puede explicar se llama poesía.


58
Hay que temerle más a la soledad que a la muerte.


59
A Dios no le importa que lo ofendan.


60
No hay ego que se resista a la vanidad


61
La belleza que florece bajo el terror es un fraude.


62
El esteta está separado del público como el vivo de los muertos.


63
La subversión es la oveja negra del arte.



64
Hoy el romántico es aquel que sacrifica la estética por el dinero.


65
El contenido o naturaleza intrínseca de una obra artística puede ser prescindible, no así el estilo; pues éste garantiza el aplauso, la lisonja y el premio.


66
Pragmáticamente hablando, la poesía es uno de los pocos recursos que tenemos para rescatar la individualidad alienada que se hunde en el fango del más vil materialismo.


67
La poesía está muerta, pero aún no la han sepultado.


68
¿Qué escritor no le tiene miedo a una página en blanco?


69
Muy en el fondo los materialistas son idealistas fracasados.



70
Faltan intelectuales que piensen.


71
Sin charlatanismo no hay celebridades.


72
Nos hablan de poesía, pero ¿dónde está?


73
La crítica boba y perezosa llama poesía a una inmensa mole de palabras sostenida en la nada. O sea, a otra cosa que no es poesía.


74
Realidad mata poeta.






Friday, October 24, 2003

Más caló para los Neoborderlites, Yépez y Saavedra.

E


emilio.
Deformación lexicográfica de e-mail.

empachecarse.
Emborracharse o drogarse.
-(de pacheco).
Véase: Pacheco; Trobiar; Loquear.

empanada.
Órgano genital femenino. También en aumentativo, Empanadota. Construcción: “La ruca se puso bikini y se le notaba una pinche empanadota. -¡Qué puchota se le veía, a la cabrona!” (Voz popular).
<-(de pan <- latín panis).
Véase: Panocha; Chutama; Pucha; Oso.

empanochado, empanochada.
Enamorado o encariñado. Su plural es “Empanochados” y no tiene uso en femenino. Construcción: “El bato está empanochado con una ruca que le soltó el cacharro” (Voz popular).
-(de panocha).
Véase: Prendido; Empelotado; Prendis.

empanocharse.
Enamorarse, encariñarse. Construcción: “El bato se quedó empanochado de una fulana que conoció en Los. –Siempre que se pone pedo se acuerda de'lla. –Dónde estará la jaina, bien amacizada con otro güey” (Voz popular).
-(de panocha).
Véase: Empelotarse; Engüilotarse; Prendis.

enfermo, enferma.
Con relación a las creencias, doctrinas o ideologías, el fanático, dogmático, ortodoxo, radical, extremista. En este sentido, el adjetivo enfermo es sinónimo de sectario –señala Abbagnano- es la persona que defiende con fanatismo o intolerancia una creencia cualquiera. (Nicola Abbagnano, Diccionario de Filosofía, F.C.E., México, 1987, P. 1034.). Así, puede también decirse, en palabras de Lenin, que los “enfermos” son aquellos individuos afectados en su ideología por el “infantilismo de izquierda". Construcción: “Por eso conocía a los líderes campesinos, a los jóvenes inquietos de la universidad. Desde ideólogos prudentes hasta los radicales que les llamaban 'enfermos” (J.Jesús Blancornelas, Dobleplana, Zeta, 1426, 27/07/01).
<-(del latín infirmus).
Véase: Pirata; Clavado.

erizo.
Pobre, sin dinero. Es un adjetivo con sus correspondientes accidentes gramaticales. Construcción: Jefa, présteme una feria. Con-qué-ojos, divina tuerta. Ando bien eriza, mi'jo (Voz popular) / “Para salir al paso, tu jefe te sermoneará con un choro tipo 'di no a las drogas', pero ten por seguro que fue su estado erizo lo que ocasionó su verdadero enojo” (Alejandro Brito, Guía de hijos para padres remisos, La Jornada, 3-IV-3).
-(del latín ericius).
Véase: Piojo; Bruja; Apache; Perrearla.

ése.
Adjetivo y pronombre demostrativo que en el caló alcanza un rango de persona gramatical, equivalente a la segunda singular, “usted”, “tú”. Como pronombre personal y adjetivo demostrativo no tiene uso en plural, ni forma neutra, y tampoco sentido femenino. Como pronombre personal es aplicado únicamente a la segunda voz en singular: “Ese, escuche bien lo que le voy a decir”. Como adjetivo demostrativo, suele tener la función y sentido de pronombre, aunque no sustituya al sustantivo y recaiga en pleonasmo: “Ese, bato, espérame en la esquina”. Es una palabra que contiene una intensa carga fonética en la primera vocal. En ocasiones, sustituye a “Bato”, “Güey”, “Jómy”, “Paisa”, “Báry”, “Compa”, “Jómboy”, “Dude”,

(del latín ipse).
Véase: Ésele.

Tuesday, October 21, 2003

Vertedero de cretinadas

Por Éktor Henrique Martínez

El narcisismo ratonil de Aurely Monraz Sandoval

Montando cartucho
Hoy me ocuparé de otro espécimen, sunt illi testes (o sea miembro sin testículos), perteneciente a la fauna poética del Proyecto Editorial Existir, empresa que timonea el oscuro Gilberto Licona, y donde predomina, como ya se sabe, la ginecocracia. Se trata de la licenciada en lengua y literatura hispanoamericanas Aurely Monraz Sandoval (Tijuana, BC, 1977), autora del poemario “El libro de los cuatro elementos y dos más”, o sea de los seis elementos, pa no andar con tanto pancho. Un título esotérico y ajeno a los contenidos temáticos del texto publicado en el mes de abril de 2003. El librito de Aurely corresponde a la edición número 5 de Cuadernos Existir y consta de 44 piezas letreras que van de simples frases a enunciados líricos (y no líricos) de dos, tres, cinco y hasta 14 o 22 renglones. No se hagan muchas ilusiones, el producto en comento, estéticamente está más pelón que un monte en invierno. En cuanto a calidad literaria deja mucho que desear, por su elaboración y disposición de los detalles y por la forma exterior. Por lo que toca a la versificación, no hay simetría, la estructura es libre y predomina la tacañería porque la mayoría de los poemas son demasiado cortos, casi esquemáticos y desprovistos de cesura. De acuerdo con las leyes del arte el trabajo de Aurely no tiene encanto ni fuerza de sugerencia; es vacuo e insustancial y no satisface el gusto ni contenta al oído.

Las quimeras de otros son sus rutinas
Antes de entrarle al asunto, asomémonos a la fatua feria de vanidades que Monraz Sandoval nos presenta como su pedigrí en la contraportada del minilibraco. Sólo le faltó colgarse las corcholatas, los foquitos de navidad y mencionar las vacunas de su perro y su colección de barbis. Suelto el hilo: "Cursó los diplomados de Historia y técnica cinematográfica (uabc-Cineteca Nacional) y de Gestión cultural (Conaculta). Formó parte del taller 'El acto de la memoria: edición y publicación', impartido por Felipe Ehrenberg". (Mucho gusto). "Participó" (nomás una vez) "como expositora en el encuentro 'Media and Democracy' " (en el idioma patronal, por si se duda) "y en la conferencia 'Poesía en la frontera' en la Universidad de California en San Diego". Y pa que se vea que en los pedos del pavoneo no se escatima, continuamos oreando a los cuatro vientos su currículum: "Ha participado con textos en exposiciones visuales" (¡faltaba más!) "como 'La catrina' de Felipe Contreras y 'Cachoras del desierto' del artista Alfonso Arámbula. Su trabajo visual ha sido presentado en las exposiciones colectivas 'Axis mundis' (1999) y en 'Los tesoros de Margarita' (2001)". Además, pa que se les enchueque la jeta de pura envidia, le pintamos otra rayita al tigrillo empampirolado: "Fue ganadora del primer lugar en la muestra 'La noche de los creativoros', en la categoría de diseño de vestuario por dos años consecutivos" (¡quihubo, cabrones! ¿No que no se puede ser dos veces chinguetas?). Y para que se caguen pa dentro: "En el 2001 obtuvo el primer lugar en los 'Premios cultura', promovidos por el Instituto Municipal de Arte y Cultura, en la categoría de Rock" (¿porqué rock con mayúscula?). Y guachen la modestia: "Sus aportaciones musicales" (el pendejo de Robert Fripp le viene guango) "aparecen en la compilación Motivos del sitio 29. Además forma parte del grupo de promotores de rock local 'Los de abajito' " (quienes, de seguro, tocan como 'Los de arribita'). Y el remate no podía ser más seráfico: "Promueve la cultura desde 1993" (¡jolines!), "y actualmente se desarrolla en el campo de la gestión cultural y el mercado del arte" (¡chetos con sabor a fresa!) "con varios proyectos independientes e institucionales" (los cuales omite mencionar por aquello de la piratería).
Después de leer la anterior plétora narcisista, creo que sólo faltaría escribir el nombre de la Aurely Monraz con caracteres diamantinos y guardarlo para siempre en el fondo de la conciencia. (A estas alturas, de cincho que Harold Bloom ya la debe tener inscrita en su Canon occidental). Y eso que la autora, como ella lo advierte en el prolegómeno de su cuadernillo (página 5), no se considera poeta ni buena escritora. Y queriendo escurrir el bulto apunta en sentido masculinizado (¿?): "Yo no soy un buen escritor y mucho menos un poeta...". Y circunspecta insiste: "Ahora, tres años después, sé que no soy poeta y mucho menos artista." (¡Qué tal si lo fuera!; cinchado el venado que se lleva el Nobel a su casa). Aunque pretenda mostrar recato y modoso juicio de humildad, esto de nada sirve, pues el tepache ya está regado. Y allá ustedes si se quieren tragar el sapo creyendo en la salida peregrina que ofrece la ruca, en el sentido de que no le gusta darse bombo. ¡Qué manera tan pitera de salirse por peteneras! (No es decente mamar y dar topes al mismo tiempo). Como se avizora de lo leído, a la ruca la domina un exagerado espíritu de contradicción. Pero apartemos la trompa de las henchidas ubres de la vanidad y pasemos a los despliegues verbales que estructura y destructura la poeta en “El libro de los cuatro elementos y dos más”

La poesía no es un fin sino un pretexto
Incapacitado y forastero en el hábitat poético es el escueto texto que abre el poemario (página 9); se titula “Yo”, y a pesar de que invoca el elemento sinecuanon que permite la fermentación lírica, el poemita, por así designarlo, es una insulsa y desabrida alusión de baja inspiración. Comprobémoslo: Un reflejo. El otro lado del espejo y lo que Alicia encuentra ahí hace cambiar la dirección de la luz.
“Solo” es un poema de dos renglones (página 11), donde la mina lo único que hace es obviar lo obvio: “Sin inquilinos sobre la cama, el espacio es más visible” (¡Agüevo!).
Le sigue “Buba” (página 12), una trivialidad inservible para la vehemencia, que en lugar de poema equivale a un pedazo de torva cursilona, calcada de alguna canción empalagosa berreada por Los temerarios o por el puñalito que le hizo el Loco Valdez a la Verónica Castro. Juzguen ustedes lo que afirmo: “Escucho tu llanto, persigo tus paso y tú no estás” (Tararararaaá). ¿A poco ño?
Utilizando el recurso de la personificación, la Monraz nos ofrece otra minucia cuyo ribete se emparienta con aquella vieja rola remilgona conocida como Página blanca, y que algunos nostálgicos tararean más o menos así: "Página blanca fue mi corazón, donde escribiste...." no sé qué chingados de amor. En efecto, la poeta titula su pieza como el de la rola citada y para variarlo le agrega una preposición: “Página en blanco”, y apunta en ella una conjetura bobalicona y muy trillada por escritores y poetas: “No soy quien deja de escribir, es la pluma la que en ocasiones se rebela” (Como don Quijote se le rebeló a Cervantes, como Maqroll el Gaviero se le rebeló a Álvaro Mutis y el Gran Preténder a LHC).
Hasta aquí la tal Aurely nos ha defraudado. En su elaboración no ha habido mediación creadora. Su producción es pobretona y en la lectura se vislumbra una escasa interioridad subjetiva con una tibieza de grititos sensibleros. Sus defectos son palpables y se descubren con poca diligencia por cualquiera que carezca de las nociones más elementales de crítica. Habrá que ver si la autora logra ser una buena poeta o se queda en su sueño, porque el contenido de su cuaderno no pasa de ser una simple concatenación semántica, una mimesis de caparazon vacío, reflejo intuitivo de expresión-representación. (No se trata de producir poemas como una fabrica de salchichas). Tengo la sospecha que la ruca es una socialité metida a poeta, especializada en pelearse con su alter ego, y que se inspira en traje de baño y con un daiquiri en la baisa, apilando palabras sin ton ni son, como luciérnagas sin luz, "huérfanas de calor". Pocas líneas de su texto, parafraseando a la Camelia García, tienen sabor a poesía.

Zapping cultural: Buscándole las nalgas a las culebras
No quiero ser injusto ni mala leche al juzgar el ejercicio poético (mejor dicho de palabras perecederas) de Aurely Monraz Sandoval, por lo que enseguida me abocaré a localizar, si es que existen, virtudes poéticas en los poemas de la jaina, o, cuando menos, encontrar en sus estados emocionales algunos destellos que revelen calidad lírica, aunque sea de baja escala estética y que se cuadren en un estilo propio. La intención no es echar pestes ni clavarle un clavo más al féretro del difunto. (Lo acre de mis comentarios es lo que le da sabor al pozole y las palabrotas que uso, aclaro, son un síntoma de mi coherencia ética). La función de la crítica es normativa y contribuye a elevar la condición del esteta en aras de la perfección. He aquí la necesidad del crítico literario, que debe fungir -según Christoper Domínguez- como un mercenario dispuesto a emplearse a las ordenes del ejército que escriba mejor. Por mi parte, yo prefiero pecar de culero que caer en la meliflua y estercolera hipocresía. No nos engañemos: no todo lo que brilla es oro ni todo lo que blanquea es coca. Vindicando la verdad, Francisco Zarco exteriorizó el adagio a su manera: "Quitad al mundo todo lo que es fingido, y no quedará casi nada." Todo esto se lo platico a usted, lectora o lector, porque bien puede llegar un falso poeta y tomarnos el pelo. Pero una vez detectados, ¿qué haríamos para evitar que proliferen esos bochornos perjudiciales para el arte. No lo sé, pero hace poco leí en la Historia del Buscón de Francisco de Quevedo, capítulo X, acerca de la Problemática contra los poetas hueros, chirles (vanos, aparentes) y hebenes (inútiles e insustanciales). Un sacristán lee a Pablos, personaje de la obra quevediana, una premática en la cual califica a los poetas con los mismos parangones que se adjudican a los moros, refiriéndose a los estetas como una "secta infernal de hombres condenados al perpetuo concepto, despedazadores de vocablos y volteadores de razones". Y con esta virulencia el sacristán inicia su premática, proponiendo medidas para remediar la situación de los poetas: "Atendiendo a que este genero de sabandijas que llaman poetas que son nuestros prójimos y cristianos aunque malos; viendo que todo el año adoran cejas, dientes, listones y zapatillas, haciendo otros pecados más enormes, mandamos que la Semana Santa recojan a todos los poetas públicos y cantoneros (los que están en las esquinas), como a las malas mujeres, y que los desengañen del yerro en que andan y procuren convertirlos. Y para esto señalamos casas de arrepentidos." (p. 62).

Clisé de pasión excesiva (no abuses de tu inspiración).
Pasemos pues a tirarle oclayo a los gemidos retóricos que repugiña la Aurely en su texto.
“El poeta” (página 17) es uno de los cuatro textos con mayor extensión en la obrita (de14 renglones para ser precisos). Luego luego se descubre que el poeta al que alude Monraz Sandoval es, nada más y nada menos, el mismísimo che Jorge Luis Borges. La ruca no tiene desperdicio en colmarlo de lisonjas, arrojarse a sus pies y ponerlo en un altar como santo de su devoción. Copio el poema y los comentarios que hago del mismo los encierro en paréntesis:
“Tras salir del túnel cayó la bruma de la ceguera, tiempo en el que descendió la neblina amarilla en la Argentina;” (Nel, pues al evacuar Borges de la panochita de su mamá no es verdad que hubiera perdido la vista; se quedó ciego ya de ruco, la visión la fue perdiendo paulatinamente, primero en un ojo y después con el otro sólo alcanza a videar siluetas manchas de color gris).
“los ojos del poeta ya no estaban,” (Nel, esos sí estaban; lo que no estaba era su capacidad de percepción visualizadora).
“las lágrimas empañaron los vidrios” (Nel, Borges no usaba anteojos; a no ser que la autora se refiera a los vidrios de las ventanas de la casa del poeta).
“fueron los lamentos de Buenos Aires escritos entre líneas, mensajes enterrados entre fervores e inquisiciones”, (Nel, a Borges jamás se le escuchó proferir lamento alguno por motivo de su ceguera, al menos en público no lo hizo).
“lágrimas sin ojos para el poeta.” (Que sí tenia ojos; lo que padecía era ceguera).
“¿Cómo sería el mundo en los ojos del ciego?” (Pues oscuro y en tinieblas).
“Devorador de libros que cedió sus ojos a las letras.” (Borges jamás cedió ni siquiera las pantaletas de las niñas de sus ojos y eso de devorador de libros resultaría únicamente aplicable a los ratones que merodeaban en los estantates de la biblioteca donde el che camellaba y que a falta de algún mendrugo de pan o de chorizo, los roedores se refinaban algún que otro libro).
“Quisiera haber sido la pluma que escribiera sus dictados” (Qué poca autoestima la de la poeta; ¿porqué no mejor su lazarilla? ; pues acabándosete la tinta, lo más seguro es que el che te tirara al puto bote de basura).
“nadar en tinta por el laberinto de sus ruinas circulares” (¿A poco las plumas nadan en tinta? Lo probable sería que nadaras entre papeles arrugados, toallas con moco verde y botellas vacías de vino tinto. Y eso de ruinas circulares, supongo que serían las maromas mentales -la metafísica- del che, y ¿tan jodida estaban ya sus ideas para que fueran unas ruinas?).
“Borges ciego de los ojos Borges ojos de libro.” (Bueno, se trata de metáforas).
Dejémonos de macanas y pasemos a otra mengambrea.
Quienes conocen la poética de Guillaume Apollinaire, Alcools y Calligrammes, creador de una poesía visual y de objetividad informe, libre de la lógica sintáctica y considerada como la primera manifestación antimodernista, podrán advertir que “Llanto” (página 27) es una calca desfigurada y versión deslavada de La pluie (La lluvia, también traducido como Llueve), una forma de trabajo manual que Apollinaire diseñó por medio de una tipografía geométrica de inspiración cubista. La Aurely, fusilándose la técnica apollinariana para hacer su poema, únicamente le bastó refreírse un poquitín los visajes vanguardistas. La ruca no parece empeñarse en buscar una poética propia, pero, en cambio, es muy dada a alucinar con efímeras glorias.

Lo mejorcito entre lo peor
En las páginas 14, 30 y 46 de “El libro de los cuatro elementos y dos más”, encontramos versos menguados que la poeta lanza en una sola línea. Semejan aforismos de hibridez metafórica y constituyen, creo que por su rigor y parquedad, por su ímpetu, cadencia y color, lo más acabado y digno de ser tomado en cuenta como verdadera materia literaria. A continuación los transcribo: “Poeta Mi experiencia es poesía.” “Caterpillar Soy un asesino de paredes.” “Arañas Eterna tejedora de velos de ilusiones.”
Siendo la última pieza literaria a criticar, “Mi yo” (página 37) constituye el poema más extenso de la serie (22renglones) y una apasionada tentativa creadora casi elaborada con rigor y eficacia. Su temática se reduce obsesiones verbales, a lo íntimo, a lo subjetivo. Por su connotación lúdica es el primer y único soplo de poesía que traspasa el coqueteo literario. Es un lacónico exordio mediante el cual la poeta arroja lo que le agobia, es decir los malestares de la conciencia. Me limito a dar cuenta de esta semillita verbosa y de la cual pudiera llegar a germinar una verdadera poesía:
“Me gusta sentir frío; que la piel se enchine, el techo y el piso truenen, escuchar ladrar los perros, que la soledad me abrace con su capa de miedo y la pluma se deslice en la obscuridad; escuchar el silencio en la nada y el gruñir de mis pecados.” “Me gusta dormir días completos, contemplar mis uñas color frío y que la almohada trague mi cabeza por completo.” “Amo el ocio y la buena vida, el embriagarme solo y pregonar mis amores. Me gusta sentir frío; que la piel se enchine, dormir en la cama de Bukowski y Kundera escribir sobre la pared y gritar hacia adentro.” “Me gusta morir todos los días estar solo y dormir.” “Me gusta sentir frío y que la piel se enchine.”

Con veinte poemas portadores de la carga estética y de los signos que manifiesta la anterior praxis poética, la poeta se colocaría en el umbral de la autenticidad y no en la nómina de letristas de talento liliputiense y de imperdonable negligencia profesional, pero felizmente incorporados al walfare state cultural. No hay que olvidar que la poesía es la hija consentida del ingenio y la imaginación, pero también es, según Mario Benedetti, el tuerto de la literatura, un tuerto que no será rey. Sin embargo, ¿porqué existen pocos poetas dignos de ser llamados así, ahora que la poesía es aparentemente fácil de escribir? Ni tanto, afirman pensadores estéticos: parir un niño es más fácil que escribir un buen poema. Baudelaire apuntaba en : "que un poema sólo merece su título en la medida que excita, que arrebata el alma, y el valor positivo de un poema está en razón directa de esta excitación, de este arrebato del alma."
Los textos que no abordé fueron descartados porque no merecen el gasto mínimo de papel, tinta y tiempo. Les podría sacar jugo pero... ya pa qué, como contesto a viejita cuando le pidieron el quinto.
Concluyo mi Vertedero de cretinadas con una pregunta: ¿Porqué Aurely Monraz Sandoval, siendo una chuchis (ruca, en el lunfardo de los argentinos), se comporta como un machito en su libelo literario? (Eso, eso, eso... es todo).


Comentarios y respingos:
cretinadas@yahoo.com.mx
elcharquito.blogspot.com





Vertedero de cretinadas


Por éktor henrique martínez


Réquiem al máster Raúl Prieto
Estaba yo empecinado tecleando este Vertedero de Cretinadas cuando me llegó una triste noticia. El pasado 20 de septiembre falleció el gran maestro Raúl Prieto. Supe que el máster estaba enfermo y que debido a ello ya no podía escribir, y que se negaba a salir de su casa en la colonia Narvarte, allá en Chilangolandia. Con él se fue también su alter ego, el queridísimo Nikito Nipongo, autor de la célebre columna Perlas Japonesas, a la cual dio vida un 2 de marzo de 1949 en el periódico Excélsior. En dicha columna don Raúl se propuso a corregir disparates lingüísticos y exhibir los desatinos de cretinos, petulantes y demás payasos intelectualoides que la ignominia pública ha convertido en celebridades oropelescas o en guías del pensamiento. Desde muy joven, y a través de una crítica profunda y exhaustiva, Prieto Río de la Loza se dedicó a denunciar atrocidades, subrayar errores, destripar mentiras, ridiculizar falsos valores y, más que todo, divertir a sus lectores.
Un hombre con los güevos bien puestos era don Raúl; feroz, radical, gracioso y con una sesera cargada de conocimientos. Realizó un trabajo lingüístico de proporciones titánicas, examinando a fondo las ediciones del Diccionario de la Lengua Española en sus obras El Diccionario (1958), Madre Academia (1977), ¡Vuelve la Real Madre Academia! (1985). En ellas desnuda y combate la mentira académica, la que muchos majes se tragan entera, con todo y zapatos.
"No, yo no le veo al lexicón de la Real Madre -decía el sabio lingüística- la menor importancia como producto científico. No es una obra que prestigie a la lexicografía española, un instrumento cultural, un eficaz medio de información seria." Y preguntaba: "¿Cuál es la razón de ese respeto mágico a la Academia de la Madrastra Patria? Ninguna, pues se trata de una devoción irrazonable que transforma al almodrote en libro semidivino. Sus adoradores fanáticos llegan al extremo de no usar una palabra mientras no la vean en las listas del Diccionario de la Lengua Española."
Del calibre de Joan Corominas, Pescatore di Perle, Gutierre Tibón, Guido Gómez de Silva y Cecilio Robelo era la sapiencia de este agudo analista de los maltratos que suele sufrir la lengua hispanoamericana. Sin tartamudez y sin reparos ponía como camote a cuanto bicho que pululara en los medios culturales y políticos tanto de México como del extranjero y que regara el tepache. Con gusto les partía la madre a tipos nefastos y estercoleros como Vargas Llosa, Sergio Sarmiento o Enrique Krauze; a mamones de la talla de Octavio Paz, Enrique Florescano, Carlos Fuentes, Fernando Savater, Rafael Tovar y de Teresa, Carlos Abascal y demas cabrestos que la conciencia colectiva da tinta y vuelve divas en el mundo del escaparate mediatizador.
Maestro Nik, aunque sea un camelo, diremos que todavía estás aquí. Saludos desde el Más Acá. Y que el día del juicio final, como cantaba el Sabina, ojalá que Dios sea tu abogado de oficio. Au revoir, chif.

El pochoñol es el idioma que rifa
La pretendida actitud de muchos melolengos como intentona vana de preservar la unidad lingüística del idioma español, resulta, hoy en día, absurda y anacrónica (y peor es si tal unidad la concibe la Real Academia Española como un cordón umbilical atado a Madrid; porque fuera de la antigua metrópoli, asevera Nikito Nipongo, todo es Carabanchel). Los inefables puristas de la lengua española se desmelan en el esfuerzo estéril de defender un idioma adulterado que pertenece cada vez más al patrimonio verbal de los estadunidenses. Sin embargo, son los apolillados académicos y los obcecados seguidores del purismo idiomático quienes, principalmente, rayanos en el malinchismo, hablan un espanglés confeccionado por mercaderes y publicistas. Para referirse al público o auditorio dicen audiencia (del inglés audience); prevalece apartamento (apartament) por departamento; casual por descuidado; signar (de signature) por firmar; extender (de extend) por dar, otorgar o hacer; flamingo por flamenco; comunidad (de community) por pueblo o sociedad; contexto (de context) por ambiente; enfatizar (de emphasize) por resaltar; goma (de gum) por hule o caucho y así sucesivamente. Y como los intereses del Tío Sam son los que predominan, pues el pochoñol es el idioma que ahora rifa, dado que el español es ya en última instancia una lengua servil del inglés, una pobre carroña medieval escasa de vocablos modernos. (¿De dónde vienen los neologismos de la informática y la cibernética si no es del idioma patronal?).
Con esos pujos quieren defender la castilla estos mamertos; con terminajos anticuados, en desuso y extinguidos por obra del espanglés y el caló.
"Hoy el español -dice Nikito Nipongo- es una lengua anémica que parece tender al aniquilosamiento. A parte de no fundar nuevas dicciones, como el inglés sí lo hace, se resigna a que le impongan palabras y aún despropósitos derivados de aquel idioma." El destacado lingüista asevera, con fundamento, que "el inglés, como en remoto ayer el español, es un idioma imperial, poderoso y cabrón que se roba voces y formas vocabulares de todos los idiomas. En cambio, el español se contenta conque le metan los imperialistas y los malinchistas exclusivamente pitos idiomáticos ingleses."
Y ¿qué decir del cenáculo inútil, conservador y estéril que güevonea en la esquina de Felipe IV y Moreto, en los Madriles, y de su engendro lexicográfico, además de sus mamarrachas academias subordinadas y cómplices de las Indias Occidentales? Parafraseando al excelso filólogo y lingüista ya citado, los 549 cráneos que integran la apolillada RAE son unos talegones incapaces de hacer un diccionario decente, y con tal desprestigio abochornan a la cultura hispanoamericana con un mamotreto imbécil plagado de antiguallas de nula importancia. Me basta con fusilarme los adjetivos que don Raúl Prieto, alter ego de Nikito Nipongo, dispara en contra del diccionario de la RAE, pues éste, dice, "aparte de incompleto, es ultrarreaccionario, clerical, monárquico, aristocratizante, tabernario, localista, populachero, mentiroso, anticientífico, sucio, erróneo, confuso y enemigo del progreso." En síntesis, "un pobre espantajo" que no sobrepasa 95 mil entradas. Sostiene don Raúl que "un buen lexicón español debe contener siquiera medio millón de definiciones -el de la Academia trae menos de cien mil, muchas correspondientes a palabras que ya ni en España circulan-. "
El maestro Prieto, autor del texto Nueva Madre Academia (1977), y de otros más en materia lexicográfica, refutando sandeces vertidas por Menéndez Pidal, a propósito del estado que guarda la lengua castilla, señala lo siguiente: "Lo cierto es que el español, en España y América (no se diga en Filipinas), más que disgregarse, se está muriendo. O transformándose en espanglés." Y agrega que "mientras nuestro idioma deviene en espanglés, el idioma de los Estados Unidos no tiende a descastarse en forma recíproca y volverse englishspanish. Ciertamente, como lengua viva, el inglés gringo saquea a todas las demás lenguas vivas, se apodera de muchos de sus términos y, por si fuera poco, es a la vez fecundo generador de dicciones nuevas."
Entonces, ¿qué se puede esperar de la RAE y de sus hijastras hispanoamericanas si van a remolque de tortuga con el idioma?

Los cabeceros de Frontera siguen guevoniando
Los cabezales del pápiro Frontera tal parece que se los avienta el Charrito de Oro, o sea el trapeólogo que mapea los pasillos del congal periodiquero. ¿Y los redactores y correctores de estilo? Bien, gracias. Tomándose un chanatito mientras les guachan los toliros a las secres. Aquí va una muestra de las tantas barrabasadas que regularmente cometen. En una nota publicada el domingo 17 de agosto de 2003 aparece este titular: “Sube la gasolina en SD”. De esta forma se nalguea la sintaxis. ¿Y los pepudos porqué no ponen alto a estas tropelías? Tal vez anden muy ocupados en sus vivencias metafísicas, mientras se refinan una langosta aigante bañada con vino tinto del Rhin de Napa Valley.

Un tal Jorge Rocha, inconmensurable ignorante
Si usted sintoniza el chillón (radio, en caló) en la frecuencia 1550 AM, a eso de la una a las tres peeme, sus oídos se toparán con el noticiero Estilo Informativo, programa que conduce la ñorsa Rocío Galván en mancuerna con Jorge Rocha, un pedante reductio ad absurdum, como escribiera alguna vez Gilbert K. Chesterton.
Doña Rocío, que, dicho sea de paso, debe tener mucha paciencia para soportar las diatribas que moteja el mamerto de Rocha, ella sí se la rifa en su jale. La ruca, como verdadera profesional en su oficio, se deja caer la greña por su claridad de exposición y vigor retórico al informar. Domina los temas que aborda y sus comentarios se ajustan a opiniones congruentes. Es, pues, auténtica comunicadora que no se deschonga en vacuidades ni brama tonterías como su compañero Rocha, ni tampoco sufre los dolores de la pasión que chamulla su colega don Yorch; un tipo relamido y cretino, muy propenso a emitir cacareos inconsistentes y rezongueras torpes.
Como periodista creo que don Jorge Rocha hace un triste papelito. Sus despliegues verbales son casi informes de verdulera. Y es que seguido barrita bobadas, regolda sandeces, chachalaquea opiniones sin sentido, hace el ridículo y suelta gansadas, y, además, cuando habla de política se vuelve ladilla ultrarreaccionaria. En fin, el ruquillo, dueño de un miserable acervo cultural, desconoce los rudimentos de un periodismo radiofónico de altura.
He aquí algunos ejemplos de su verborrea desbozalada, vociferaciones más vacías que las palabrejas de aquellos merolicos que muy majos aseguran que un pedo es el espíritu de un frijol. Así despacha las noticias el men, y no faltan babiecas que lo feliciten por sus disparates y balandronadas ridículas: hace poco soltó el churro de que Montesquieu (yo creo que ni siquiera sabe que el autor del Espíritu de las leyes se llamaba Carlos Secondat), había escrito una obra titulada Cartas Perversas, cuando, en realidad, se trataba de Cartas Persas. También, culumpiándose en la mentira, dijo que la bomba que lanzaron los gabachos sobre Hiroshima, una vez concluida la segunda guerra mundial, había sido bautizada con el apelativo de Enola Gay, cuando, en pos de la verdura, con tal nombre se identificó a la ballena voladora (avión, en caló) desde donde fue lanzada hacia la población tacataca. Asimismo, en otra de las emisiones radiofónicas (creo que por el mes de julio) no tuvo empacho para mover sus mandíbulas y afirmar que el escritor José Revueltas había sido un gran músico. Tal aseveración es más falsa que el truco del conejo sacado del sombrero. Sin embargo, él se sostuvo en dicha falacia como verdad revelada por un deux ex machina. Tocante a este birote, y ciñéndome a la neta, agregó que el músico no era Pepe sino su carnal Silvestre. Nikito Nipongo, vecino por muchos años de la exesposa de José Revueltas, en un edificio deteriorado de la colonia Roma en el DF, donde a veces caía el autor de Los días terrenales a visitar a sus hijos y echarse, de paso, un paliacate con la doña, nos cuenta acerca de los hermanos Revueltas. Y retomo las palabras que don Nik escribe a cerca de los carnales Revueltas: "A veces salía yo de noche al pasillo, apenas alumbrado por una luz mortecina, y casi me tropezaba con una sombra que podía ser la de ese perro o la de José Revueltas, en estado burro." Y prosigue el máster Nipongo: "Bebía mucho Pepe, al igual que otro de sus hermanos: Silvestre. Este compositor genial de sinfonías murió a media calle, tras emborracharse con pulque en alguna barriada pobre. Se derrumbó bajo la lluvia, pescó una pulmonía fulminante y murió." (Perlas Japonesas, 1985, p. 184).
Señor Rocha, José Revueltas no fue ningún músico sino un excelente novelista. Para que no ande con groseras engañifas conmino a su merced a que escriba cien veces: José Revueltas fue novelista, José Revueltas fue novelista, José Revueltas fue novelista, José Revueltas fue novelista, José Revueltas fue novelista...

Más atrocidades expelidas por Jorge Rocha
El ruco detona patrañas nomás porque tiene boca. El 4 de agosto grabé algunos de los rebuznillos que soltó el maese en su programa radiofónico. Un día antes se había agarrado del moco con la señora Rocío Galván. La dama, prudente y sabedora de que el ruco chorreaba bilis sin causa justificada, y proclive a usar más la lengua que los sesos, optó por no seguirle el rollo, tratando de sacar las castañas de la lumbre sin quemarse las baisas, pero el Jorge, sintiéndose ignorado, empezó a despotricar contra la ñorsa, cual si fuere una vil verdulera. Rocío lo dejó ser y al final el ruco terminó enredado en sus contradicciones. La mengambrea trascendió a los radioaficionados y estas fueron algunas opiniones de los oidores del chillón. Un radioescucha envió este mensaje: "Rocha se porta como un patán con Rocío; se porta como un niño berrinchudo y dice que se va ir un tiempo del programa, a dizque descansar." Otros radioyentes llamaron por fon para preguntar cómo soporta Rocío al viejo ese. Díganle al ruco -decía el radioaficionado- que se aliviane, que abra su mente. Todo el birote tronó por una imberbe discusión sobre Beny Ibarra. El ruco sostenía que este morro era igual de mamón, cretino y prepotente que el hijo del Ernesto Zedillo y el tal Kaguachi. Galván sostenía que no era válida tal comparación. Pero el ñasco se aferró hasta que acabó superamargado arrojando sobre Rocío chisguetes de veneno. Reacio a las virtudes del diálogo, prefirió escurrir el bulto con payasadas insulsas que rayaban en la amenaza pueril y paranoide: "Me voy del programa"; "me despido"; "llegó ya el momento de retirarme". (no tuvo el valor de pintar venado).
Al otro día, muy modocito, ya estaba haciendo de las suyas contando chistes de un mongolismo prosopopéyico que asustarían a Capulina.
Jorge Rocha, haciéndole competencia a Bob Esponja y al ridículo del Chabelo, también repugiña sus dislates en la caja idiota -teta de vidrio, para los europeos-. En efecto, el ñor es protagonista, junto con otros periodistas de verdad, en el programa televiso Contrapunto (Canal 12, Televisa), que timonea el blablador y leyedor de noticias Fernando del Monte (quien, de seguro, sacia su morbo exponiendo a la vergüenza pública al tal Rocha). Ahí tambien, este men, retoba naderías y forja tremebundas barrabasadas de quincaya diversa. Sus comentarios "periodísticos" se circunscriben a puras habladurías politiqueras e incoherencias pedantes que caen en el terreno de la más chirle y barata información. Nada de calidad brota de su marabunta informativa. Casi patea, rasguña y muerde a los otros comunicadores que integran la mesa de opiniones en la emisión dominical. Escupe mientras habla, avienta salivazos y no dice nada cuando toma la palabra, a pesar de que le tienen que frenar la lengua para que se calle. En su verborrea chiclosa encontramos muestras de auténticas burradas. Ejemplo: como afirmar que La Rumorosa corresponde a la jurisdicción territorial de Mexicali, cuando se sabe que pertenece a Tecate; como afirmar que Julio Frenk, miembro del gabinetazo foxista, candidateó para alentar la silla de presidente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuando se sabe que a dicha organización no la dirige ningún presidente sino un secretario general.
Podría seguir señalando todo un rosario de desatinos rocheanos pero... mejor que la cosa aquí muera. Creo que con el entremés que he ofrecido es suficiente.

El abanderado del cambio que no cambió
Se equivocan los que afirman que don Vicente Fox Quesada es un fascista. No, nuestro flamante presidente, propietario de la más crasa ignorancia, a pesar de los esfuerzos denodados que realiza por estar ahí, donde amar equivale a pendejear, todavía no llega a tanto. (Lo cual quiere decir, parafraseando a Tintán, que aún no tiene uñas para guitarrero).
-Y ¿porqué? -Porqué ha de ser. -Porque pretende gobernar la cosa pública con una actitud de chucho asustado. Lo que traducido en términos braveros quiere decir que es un improvisado de segunda fila que no sabe distinguir entre un pleito callejero y una revolución socialista. Y como nuevo Rómulo busca ávidamente las ubres de la loba; y como un adicto a la parafernalia sólo le interesa darse bombo (que al cabo el surrealismo mexicano puede esperar).
Por respeto a su investidura, abstengámonos (ya sé que ustedes piensan lo mismo que yo) de otorgarle los epítetos que merece. (Entonces, ¡pélate, Tintán!).

Tú que eres poeta y en el aire las compones, porqué no...
Reyna Martínez Hernández, colaboradora de El Mexicuin y responsable de la sección Vida Cotidiana, donde escribe toda suerte de mamadas y vierte mentiras que escurren a chorros, se presenta a ojos de leyedores como autora de una bodrio que su cabecita hueca fraguó estropajosamente. La gacetillera se entrega al chacoteo reduccionista envenenando aún más el ambiente periodístico con una retahila de mafufadas que, más que datos informativos, son adulaciones rastreras y cretinismos agudos. Paso a despeluchar el contenido de su ratonera nota reporteril.
El 17 de agosto de 2003, la ruca publicó un texto charamusquero titulado Edificar. Se trata de una frivolidad quitapelillos dedicada a un tecnócrata maicerón del Pichonavit que según palabras del profe Antonio Magaña resultó ser más adicto al tráfico de influencias que el mariachi de la ignorante Sari Bermúdez, chacalona del CONACULTA. (Recuérdese que ambos batillos salieron embarrados en el birote relacionado con el ofrecimiento de servicios y ventas de mengambreas propias de sus negocios particulares; el primero aprovechaba su cargo de servidor público pa hacerse propaganda de consultor y el segundo, al chile pinto, se la rifaba desde las entrañas del estado pa troquelar teléfonos celulares). Pero mejor pasemos a la machaca que nos concierne dilucidar. No sin antes aclarar a mis lectores que leer el articulejo con el cual doña Cuina (Reyna, pues) se incorpora a la nómina de El Mexicuin puede resultar, que es lo cinchado, más frustrante y patético que acostarse con una mujer que no se desea (así que si vomitan no es mi culpa). Y en efecto, vemos que las palabras de la gacetillera se colorean de zanguangas tendientes a inflar egos; o sea parrafadas quitapelillos que son, más bien, una mezcla de mentira, cursilería y estupidez, por así decirlo: imbecilidad desenfrenada y aderezada de galimatías.
Mastíquense el execrable camelo de la ñorsa: "Muy bonitas, casi poéticas las palabras que escuchamos por parte del licenciado Raúl Bejarano" (pretty boy and yuppie, en el idioma patronal) "delegado del Infonavit en la entidad, al hacer uso de la palabra en el evento Expo Construcción e Inmobiliaria 2003, al señalar que la construcción es un factor de progreso social". ¡Qué bonita manera de diferenciar las condiciones materiales de vida! Con toda razón escribió Bertolt Bretch: "Si se le lame el culo, se trata de un señor, y si se le escupe en la cara, se trata de un lacayo." ¿Intereses pragmáticos? Ni dudarlo. Y como decía Porfirio Díaz: "Ese gallo quiere maiz." Pero continuemos...
Estabamos en que las musas se revientan de emoción y el ambiente se satura de lirismo; deviene la gracia poética; verso, relato, canto y acción. Ya lo dijo el poeta: “la construcción es un factor de progreso social”. El verso parece un grito de Lautreamont, el impulso creativo es tan refinado que habrá de perdurar como una excelencia formal del arte por el arte. El estado del alma descubre el objeto y lo eleva hacia la formalidad estética del más alto y puro parnaso: "Construir, dijo" -el poeta Raúl Bejarano-, "significa mucho más que combinar ciertos elementos para lograr un inmueble" (pero los inmuebles suelen ser terrenos, lotes baldíos, predios y solares, que no requieren ser construidos porque ya están logrados por leyes objetivas de la naturaleza). "La construcción se convierte en un elemento del desarrollo humano" (¡qué bello estribillo!; ¡qué metáforas tan musicales!). ¿Pueden ustedes vislumbrar ahí los tropos verlainianos, las adecuaciones estilísticas que nos heredó Rubén Darío?). La expresión poética -"construcción, elemento del desarrollo humano"- parece una fragancia embalsamada de plasticidad sonora, una evocación metafísica de altísima sabiduría. (El asunto suscita una náusea inmediata pero el morboso lector se esfuerza por mantenerse atento a la fétida miasma que eructa la Reyna).
La antologadora del poeta Bejarano manifiesta de éste: "Sus palabras y la presencia de los principales desarrolladores de viviendas" (en realidad, fraccionadores y dueños de inmobiliarias que, culeramente y sin más límite axiológico que la descarada usura, dan gato por liebre) "en este acto tan importante que por vez primera se realiza en esta ciudad" (el premio Nobel es una vil chingadera de diletantes al lado de este refuego), "dio pie a pensar en las condiciones en las que se oferta actualmente la vivienda social tanto en la entidad como en el resto del país."
¡Qué felicidad! La poesía viene a conciliar toda contradicción existente entre macuarros y ricardos. Detrás de las palabras del vate Bejarano hay anhelos de paz, tranquilidad, convivencia social (mientras no lleguen los abogados mercantilistas a embargar el inmueble hipotecado por moratoria en los pagos). ¡Pero coño, si la relación entre la poesía y las condiciones socioeconómicas no es determinista! -En teoría, mi buen. Porque aquí sino pagas te ponen de patitas en la calle. Y es que la autoalienación de la humanidad -dijo Walter Benjamin- ha alcanzado un grado tal que puede experimentar su propia destrucción como un placer estético de primer orden. (Y yo que me creía el rey del mundo cantoneando en un chante fiado, pagadero, si bien me va, a 30 abriles de distancia. ¡Qué manera de cagarse en el artículo 27 constitucional!). Pero basta de quejumbres, mejor pasemos al meollo del asunto que nos concierne licar.
Al finalizar su bodrio, la gacetillera lisonjera apunta un grotesco guéguere que casi apesta a pedo de zorrillo: "Qué bueno encontrar en este ámbito gente tan sensible como el licenciado Bejarano, que seguramente reflexionará acerca de estas nuevas necesidades, y del compromiso que implica dotar de una vivienda a una familia". (¡Sí, Chuy! Familia cuyo chipocludo o chipocluda, según sea, deberá previamente azotarse con tres mis dólares para cinchar la mula), "un bien prácticamente para toda la vida" (a no ser que se haga cuacha por algún siniestro o bombazo) "que siempre estará ligada a su desarrollo integral" (y hormonal, faltaba más) "como individuo." (A estas alturas el esteta Bejarano debe estar preparando su libro Cantos de vida y Construcción, que sin dudarlo será auspiciado por la recua de gandules que padrotean el FONCA, el IMAC y demas elefantes blancos buenos para nada).

A los poetas de Tiyei
Hay que superar el esteticismo hueco y ramplón que prevalece en la lírica tijuanense.
-Y ¿cómo se logra? -inquirió un irredento párvulo de las letras. Sencillamente siguiendo la premisa trazada por el suicida César Pavese: "La poesía comienza cuando un tonto dice del mar: 'parece aceite'. Por eso el poeta italiano fue capaz de escribir, en una lucha consigo mismo, este ejemplo de concesión sentimental: "De las cosas que arden no queda más que el sol."
-Ahora usted escriba, cabrón. -¡Uta, jomi! Me la pones difícil. Pero ai te va: "La noche es la máscara de la ciudad". -No, compa. Esa madre ta muy culera. A ver, aviéntese oxtra. -Sobres: "Por que lo dices y lo crees. Ante ti soy la poesía y a tus espaldas sólo un rumor de muerte". -¡Uta, qué perra ta esa madre, compa! -Simón, pero no es mía. Es de un batillo cubano que se llama Otto Fernández.
-Pero, guacha esta chingonería que escribió un alebrije y auténtico poeta local de esta marrana ciudad fronteriza, llamado Alfonso García Cortez (Tijuana, 1963), mejor conocido en el submundo literario bajo (o sobre, según sea el caso) el apocorístico de Ponchito (-cuando lo leas te vas a venir en calzones, men): "No hay castigo más duro no hay pobreza más grande que el absoluto imperio del silencio que apurar la cerveza de la muerte con un sorbo final amargo y recatado."
-¡Qué leche de cabrón! -Y eso que no sabes como baila cuando le cai a los bulos.

Big enajenación
Anuncian los publicistas de la mercadotecnia que "Big Brother VIP arrancó con un raiting espectacular de 33 puntos a nivel nacional mientras que Estrellas de novela tuvo 8." Es de esperarse, pues el mal gusto y la estupidez son los elementos que marcan la pauta de ese bodrio embrutecedor de teleauditorios.
Y yo que pensaba que las nociones de distracción y entretenimiento constituían aún categorías románticas. Pero ya me di tinta que la autoalienación de la perrada ha alcanzado un grado tal que puede experimentar su propia destrucción como un placer estético de primer orden. Ya lo decía Teodoro Adorno en su evaluación pesimista del desarrollo histórico occidental: "la conciencia no tiene más remedio que capitular ante el poder superior de lo que se anuncia." O sea, la novedad mediatizadora que Walter Benjamin criticaba como la "quintaesencia de la falsa conciencia y cuyo agente incansable es la moda." (¡Culos a la pared!).

Melolengos a quienes les urge un implante neuronal.
Según san Lucas la palabra nicotina tiene su origen en el galicismo nocotine, derivado éste del apellido del diplomático francés J. Nicot de Villamain (1530-1600), embajador de Francia en Lisboa, Portugal, quien envió por primera vez tabaco a su país en 1560.
Pues bien, sacando a colación lo anterior, el día nicle de octubre de 2003 la revista Siempre! publicó un articulejo que lleva por título Nicotina, una de las ocho. Se trata de la muvi dirigida por Hugo Rodríguez y producida por Altavista Films. "¿Porqué el nombre de Nicotina?, pregunta el gacetillero encargado de la nota farandulera. Y enseguida alguien de los representantes de la producción le contesta: "hay varias versiones", agregando que "el título original era algo así como Cigarros, desamores y veinte diamantes." Pero fue descartado porque "hay muy pocas marquesinas en los cines mexicanos que puedan colocar un título tan largo." Por tal motivo "Altavista Films decidió, junto con un equipo de publicistas, buscar un nombre mucho más agresivo y contundente." Y dicen los batillos que "Nicotina es, sin duda, un título mucho más sencillo de recordar y, por supuesto, cabe en todos los letreros de las salas cinematograficas." (Mejor dicho, son los letreros los que caben ahí).
Ahora tripeen, lectores y lectoras, cómo los chichos de la peli le sueltan al reportero, autor de la nota, el siguiente manojo de patrañas imbéciles, que dicho men reproduce así: "La otra razón que escuchamos de boca de las productoras de la cinta es que la nicotina es la parte más negra y más oscura del cigarro" (mentira, es incolora y pasa después de amarillo a pardo). "La parte que más daño causa y la que todos evaden decir." Mentira, si a esas vamos; la parte del tabiro que más chinga al chacuaco (y que por cierto no es parte sino alcaloide oleaginoso) es simple y llanamente el humo que aspira el baisador y que puede llegarle a madrear los pulmones.

La Adela Micha y su remanso de pedantería
Otra melolenga que también suelta camelos estúpidos es la blabladora al servicio del monopolio embrutecedor metaforizado como el canal de las estrellas, Adela Micha, relingo sarreado y de canillas flacas que anda playando el caimebien de Jorge Castañeda. La ruca, en una entrevista, aventó un remanso de bobadas esperpénticas cuando la gacetillera del fancín Órale!, Liliana López, preguntó a la susodicha güera a güevo qué pex con la chutama del amor, ya que ella (o sea la Micha, no la gacetillera) es una persona que "siempre está enamorada, pues es una dama de muchos amores". Le preguntó la entrevistadora: "¿Cómo anda en asuntos del corazón?" (literalmente la pregunta se enderezó de esta manera: ¿Del corazón cómo está? A lo que la cretina pelos tiesos y oxigenados respondió mamonamente: "Siempre bien. El corazón es un músculo trabajando y siempre está bien." ¡Ah, cabrón! ¿El corazón es un músculo? Y, ¿el hígado, los riñones, los tanates y el estómago, también son músculos?
Aparte de que la jaina carece del mínimo pudor de modestia, no le queda ni pizca de vergüenza intelectual. Y no es la primera, ni última vez, que brama tonterías de ese pelo, y por dárselas de muy chinguetas cae en sus puyas. (O sea que escupe al cielo y los gargajos se retachan y le caen en la mera feis).
Después de escuchar la cátedra de la Micha, sólo me resta deducir de los informes que daba el profe de biología en la secundaria, respecto a que el cucharón es un órgano vital encargado de regular la circulación del mole en las arterias, que tal aseveración resultó más falsa que el cuento de Juan Pirulero. (Gracias a la sapiencia de la Adela corregí mis antiguas y erráticas concepciones a cerca del músculo llamado corazón).

cretinadas@yahoo.com.mx
elcharquito.blogspot.com

Followers