Crítica de literatura contemporánea.

Monday, November 24, 2003

VERTEDERO DE CRETINADAS


INÉS MARTÍNEZ DE CASTRO, POETA SONORENSE

Entre todo el batidero de papeles que guardo, buscando unos garabatos que traía extraviados, encontré un deteriorado librito de poesía que años atrás una camarada seudofeminista me regaló cuando estuve en Hermosillo. Es un folleto intitulado Habitación sin muros; su autora, la poeta sonorense Inés Martínez de Castro; y publicado en 1983 por el Grupo Acequia (Editorial Inéditos), en Hermosillo, Sonora. Los poemas de Inés Martínez adquieren sobriedad porque en su frase no hay ampulación verbal o adorno; desprovistos de la adjetivación; la mayoría de ellos alcanzan validez estética; las imágenes son sugerentes y tienen justeza; en su temática revela finamente la actitud de disconformidad que expresa la mujer al experimentar los sinsabores de la vida en todas sus variantes (amor mezquino, frialdad, mojigatería, sumisión, odio, medianía e impotencia).
Reproduzco un pequeño texto donde confluye el tema del amor sin llegar a compartir lirismo con la cursilería ramplona; expone el conflicto deseo-rechazo que viven las almas insatisfechas; describe imágenes con un lenguaje breve y agudo; destaca el sentimiento que se yuxtapone con los estados de la conciencia. Los versos son mesurados y en su estilo hay claridez y sencillez.



INTENTO

Mi amor
de aristas afiladas
intenta cortar tus silencios
con limpieza
sin derramar
una sola gota
que he de beberme
cuando observo
tus manos
pájaros suspensos
mientras duermes
tus silencios
se continúan
se alargan
y mi navaja
no alcanza a llegar
más allá
a pesar de los deseos
que agudizan la hoja
te alejas
y yo me quedo
con el filo
cercenando
las entrañas *






ROBERT J. CONLEY

De la edición 5 de la revista PROP (Editorial El Charquito, Tijuana, 1990), rescato el poema que continúa; un texto del poeta y novelista cheroki Robert J. Conley (Cushing, Oklahoma, 1940); y autor de varios libros de poesía y más de 30 novelas, sólo por mencionar una, la primera que publicó: Back to Malachi (1986). Sus obras han sido traducidas a varios idiomas como el francés, italiano, griego, alemán y, obviamente, al cheroki. No hay ninguna obra suya traducida al español (¡ni soñar!, como están las mafias literarias en México, difícil). No obstante que Conley es un escritor serio con una produccion literaria kilométrica, el señor no anda metido en tertulitas ni se nalguea con poses de divo ni pendejadas de ésas, como tantos babosos y babosas de aquí; qué chalinitas, vestiditos de la Frida, morralitos y demás suatadas; ya que, en el supuesto imaginario, si usted se topará con Conley en alguna calle de la ciudad, él pasaría como una persona comun (calafiero, carpintero, mecánico, etc.) y no como los pinches existencialistas cultoralones, morraleros y socialones que de volada se detectan por falsos, esnobistas y mamones.
El poema que presentamos fue traducido del inglés a la versión mexicañola por el poeta tijuanense Juan Martínez.

Autorretrato: Microcosmos, o La canción del mestizo

Self-portrait: Microcosm, or Song of the mixed-blood


Arraigadas en mí / In me the cherokee
Las guerras cherokis contra Yoneg (cara pálida) / Wars against Yoneg (white)
Detento grados académicos / I have college degrees
Las más importantes tarjetas de crédito / all major credit cards
Mis deudas mensuales las pago a tiempo / Pay my bills on time each month
En la pared tengo una foto / On my wall is a photograph
del Gran espíritu / Of the Great Spirit

La carne que consumo / Because the meat eat
Se despacha envuelta en celofán / Comes wrapped in cellophane
No comprendo / I do not understand
Las causas primeras de la vida / The first facts of life
Jamás he bebido sangre / I have never drunk blood
Y soy un cazador / And I hunt
Con el selector de canales / With the channel selector
Frente al televisor / In front of my tv
Cuando voy al mercado / When I got to the supermarket
Y compró algo de carne / And buy some eat
Ya cortada y empaquetada / Pre-cut an wrapped
Cómo me disculpo / How do I apologize
Ante el espíritu del animal / To the spirit of the animal
Cuya carne como / Whose meat I eat
Y ¿dónde debo engendrar mis ardores? / And Where shall I build my fires?

Mis poemas son mis ardores / My poems are my fires
Oh, que todos los Dioses me perdonen / Oh, Gods forgive me all
Por mis fracasos / The things I've failed
Y por lo que no hice / have done
Perdonen la carne que consumí sin plegaria /Forgive the meat I've used without a prayer
Sin disculparme, perdónenme / Without apology forgive
Por las demás plegarias que no consideré / The others prayers I haven't
Las que no dije cuando debí orar / Said those times I should
Pero oh, Dioses / But oh, ye Gods
Tanto grandes y pequeños / Both great and small
Desconozco mis antepasados / I do not know the ancient forms
Mis poemas son mis ardores / My poems are my fires
Y mis oraciones * / And my prayers *




UN TANKA DE ALEJANDRO DUQUE AMUSCO

Los ángeles no se ven
porque están ebrios
de transparencia *




POEMA DE LORENA CIENFUEGOS

En el mes de noviembre, el Proyecto Editorial Panochín sacó a flote la edición 8 de sus Cuadernos. Los criterios de selección y valoración que determinan la publicación de los materiales continúan en el mismo inclín. En esta ocasión se presenta el folletín de otra caballera, Lorena Cienfuegos (Chilangolandia, 1981), titulado Las complicidades del humo (octubre de 2003).
Sin mediar autorización alguna del padrotín Gilberto Licona, y violando las disposiciones que establece la Ley federal de derechos de autor, en razón de que no solicité la venia correspondiente para la reproducción parcial de sus libelos. Omisión que tipifica mi conducta en la categoría delincuencial de infractor de derechos autorales. Cosa que ni siquiera me importa y me tiene sin cuidado. Todo sea por la poesía.
Del texto en comento, ofrezco a los lectores de El Charquito el poema que, a mi juicio, considero la pieza literaria mejor construida; no por su monotonía temática de lamentación, chantaje emocional ni pasiones agresivas; tampoco por el empleo de giros rebuscados, el uso de la analogía y otros recursos; sino por la técnica que da forma a la unidad del verso libre.
Recomendación: Esta que robé a Enrique González Martínez: Busca en todas las cosas un alma y un sentido oculto; no te ciñas a la apariencia vana.

Si no vuelves te anticipo una masacre,
una matanza indiscriminada de ballenas,
un causal desbordamiento del Pacífico,
bombardeos quirúrgicos
con la precisión de todas las ecuaciones,
llamadas anónimas,
ataques de epilepsia,
atentados a las dos de la tarde
interminables desfiles de globalifóbicos
exigiendo la muerte del capitalismo.

Te garantizo un odio tan grande
como el que separa a israelitas y palestinos. . .

Te lo advierto:
si no vuelves, me corto,
uno a uno,
los dedos hasta desangrarme.






¿QUIÉN CREEN QUE ES MEIN LIEBLINGS DICHTER?

Éktor Henrique Martínez


23 preguntas a los chamanes con cara de vidrio


1.- ¿Podría alguno de ustedes llegar a ser poeta aun cuando no se encuentre armado con una fundamentación teórica del acto de poetizar?

2.- ¿Cuál creen ustedes que sea la concepción de la gente normal tocante a la misión o compromiso que debe asumir un poeta, no solamente en campo del arte sino también ante la sociedad?

3.- Y ¿qué dicen los poetas ante la cuestión ya expuesta?

4.- ¿Consideran ustedes que el sufrimiento puede quedar redimido a través de la poesía?

5.- Y los que son poetas, sí, a ellos -hey, pssss..., a ti también te hablo-; ¿es verdad que hay entre ustedes mucha gente que aprovecha la ocasión para fingirse poeta?

6.- Me gustaría que alguno de ustedes emitiera su punto de vista respecto de la Asociación Mexicana de Poetas y Vagos Afines. ¿Creen que la vida literaria y la actividad del sujeto que trabaja con las palabras, para poder sobrevivir, debe
congregarse en capillas tertuleras? Si su respuesta es negativa, entonces dígame ¿cómo podrían los escritores, y en especial los poetas, funcionar apartados de esos munditos, es decir lejos de las cofradías estéticas que fungen como centros pervertidos de la poesía?

7.- ¿Para ustedes la poesía es un fin o un pretexto? Si usted es poeta, ¿dígame porqué razón escribe lo que escribe y le llama poesía? Y una vez que responda lo anterior, ¿me podría contestar el siguiente planteamiento? ¿Considera que lo que escribe es realmente un producto literario que entra en los cánones exigidos por la preceptiva poética?

8.- ¿Hasta qué punto la poesía -puede o debe- colindar con la realidad?

9.- ¿Cuál es la opinión de ustedes con respecto a la idea de que un poeta, en el buen sentido de serlo, es un individuo que se desdobla en una segunda persona? Para ser tajante en mi pregunta diré: ¿es posible que cualquiera que lo intente podría llegar a ser un poeta, o la calidad de poeta se haya únicamente reservada para determinados sujetos?

10.- Si usted es poeta o escritor y está leyendo esto, ¿podría decirme hacia dónde apunta actualmente la escritura?

11.- ¿Será verdad que hoy el arte tiene una importancia social que suele ir más allá de la estética?

12.- ¿Consideran que la poesía requiere necesariamente de un lenguaje especial o se puede crear algo que se legitime como poesía usando recursos antipoéticos?

13.- ¿Qué posibilidades creadoras puede tener un artista en un país tan jodido como el nuestro para abrirse paso como profesional del quehacer literario o acto escritural?

14.- ¿Qué piensan de la posición de ciertos intelectuales, escritores y poetas que se mantienen en los márgenes de lo establecido, y que niegan o rechazan toda ayuda oficial?

15.- Y ustedes, ¿escriben para darse gusto, para extirpar sus angustias existenciales, por compromiso con la vida, o porqué lo hacen?

16.- ¿Podrían ustedes exponer sus puntos de vista acerca de la condición privilegiada de la poesía?

17.- ¿Consideran ustedes que es justo que al poeta también le asiste el derecho de labrarse un prestigio literario, aunque para ello se sirva de los usos mercantilizados e insensibles de la moda, la parafernalia (vedetismo) y la mediatización? Pongamos como ejemplo que un poeta promociona en anuncios comerciales, por tv o radio, la venta de bebidas alcohólicas, cigarros, refrescos, etc. de una empresa transnacional? En caso de que contesten de modo afirmativo, ahora respondan, ¿qué tan legitimada estaría tal intervención?

18.- ¿Piensan que la poesía que hoy escriben los estetas se encuentra a la altura del momento histórico y de las circunstancias en que vivimos?

19.- ¿Alguno de ustedes ha tenido una revelación poética durante sus sueños o pesadillas? (No responda inmediatamente, guarde su respuesta hasta el final).

20.- En lo particular, ¿alguno de ustedes se precia de ser un personaje de cultura?

21.- ¿Cómo ven a los literatos que escriben en los blogs?

22.- ¿Cuáles escritores piensan ustedes que son las figuras más emblemáticas de la literatura fronteriza del noroeste, es decir los que tienen una cierta distinción en el escalafón literario? Si decide responder, mencione cinco de ellos.

23.- ¿A qué poeta consideran ustedes como el niño, o la niña, de oro de las letras tijuanenses?






ES HORA DE SACAR A PASEAR AL YO, ES HORA DE HACER POESÍA

Éktor Henrique Martínez



HOMO LUDENS




Poesía
perdóname por haberte ayudado a comprender
que no estás hecha sólo de palabras
Roque Dalton


¿De qué le sirve al ingenio
el producir muchos partos,
si a la multitud se sigue
el malogro de abortarlos?
Sor Juana Inés de la Cruz




EL POETA Y SU MATRONA

(Plática, diálogo, conversación, espiche, conciliábulo, discusión, parlatorio, polémica,
garla, palique, murmuración, comentario, cotilleo, declaración, informe, exposición, alusión, enunciación, arenga, palabrería, verborrea, facundia, prédica, catilinaria, disertación,
charla, expresividad y todo aquello que se le acomode, excepto lo poético)


1) un cisne moribundo

A la poesía casi nadie la considera y pocos hay que abren las puertas de sus ojos
-¡Qué sucede? Ella toca: -toc, toc, toc -¡Nadie me responde!
Antes las puertas estaban abiertas -¡Qué pasa?
-¿Porqué la gente no repite ni canta mis versos y letrillas?
¿No tienen gracia ni sensibilidad? -Son incomprensibles y ofuscas -replica alguien del vulgo
“Oscurécese el discurso entre confusas tinieblas”
No obstante un poeta declama versos gongorianos:

“Aprended, flores, en mí / lo que va de ayer a hoy,
que ayer maravilla fui / y sombra mía aún no soy”

-Pero no es rima para lisonjear -¿No? ¿Qué es?
-Es un canto de protesta contra la vieja -¿Cuál vieja?
-La Matrona, la Dadora de poesía -También la conocen como la Madama
-Los nuevos poetas ya no le prodigan devoción
La culpan de que la poesía desaire al público y esté postrada en la malquerencia y la aversión
Obliga a los poetas a escribir versos cuando no lo quieren hacer
Y les prohibe hacerlo cuando ellos quieren escribir
Entre las plumas de los poetas anda imponiendo el yugo, la opresión y tiranía
Descolora, censura, achica, denigra y confisca sus creaciones
La Madama, poluta, tiznada, churretosa, maculada, arrugada y de carnes magras
Antes era honesta, benévola, llena de cualidades y belleza
Aseguran que su hermosura rebasaba la de Zenobia, reina persa
Dentadura perlada, piel blanca y tersa; ojos grandes y negros, ardores entrañables
Voz clara y armoniosa; fortalecida en el estudio, versada en varias lenguas
Altivez ufana y mirada erguida han agotados sus néctares
Lo que Dios da el Diablo lo arrebata
La villana anciana tiembla, titubea, no puede hablar, apenas se sostiene
Poeta sin destinatarios, “en vano tu canto suena”
Huérfano de lectores, con el corazón deshecho, se restriega los versos en su cara
¿A quién escogerá hoy para hechizar con sus quimeras?
Su savia poética no es la roja ambrosía que bebían los rapsodas
Sin gracia, inconsistente, artificial, sin pasión, fría, mal impostada
Es lobezno consentido que desde antaño disfruta las henchidas ubres del hedonismo
No hay el menor resquicio para la poesía porque el mundo es un cadáver sin alma
Cuando intentas componer un verso te gana el despecho, la fría voracidad y lo indecible
Sopla un viento con olor a azufre y heces fecales que arrastra a las almas que no tienen cuerpo
Al poeta, que ambiciona entrar con sus palabras por los oídos del prójimo
No le queda otra sumisión que el ocio o la locura; pues, si bien es cierto
Jamás ha sabido cómo funciona “la aparatosa Máquina del mundo”
Y sino levanta la vista hacia el horizonte, quedará cegado por su falsa suerte
La gente pide otra cosa, que no sea eso que el poeta “canta con ruda voz desentonada”
La vieja que acompaña al aludido -ayer una flor de la beldad- se ha vuelto carroña
“tiene un sepulcro en el pecho”
Lo han conminado a que la abandone, pero se aferra a su Matrona
Hace mucho tiempo que no admite exhortos ni pareceres; la anciana así lo dispuso
Cualquier síntoma de persuasión termina en un abismo sin fondo
Cuántas veces le repiten: -prepara sus exequias, cava la fosa donde será sepultada
-Deshazte de esa carroña, apártate -Si es necesario, decídete a ultimarla
-Mátala, como Teseo acabó con el Minotauro
-Púrgala de tu existencia -Átale una piedra y arrójala al río -vociferaban unos
No hay magia ni remedio que la rejuvenezca; le harías un gran favor
Pues sólo está “su mejoría en morir”; pero se niega a aceptar la realidad
Ella debe ser conciente que es preferible “morir que exponerse a los ultrajes de la vejez”
-Ábrele la boca y métele dos cápsulas de cianuro -exclaman otros
Por un momento el poeta considera las advertencias que ha escuchado
Y comete la osadía de dudar; cogitabundo, abre paréntesis y se pregunta
¿Acaso la redención que anhelo únicamente la obtendré si renuncio a las prebendas
privilegios y beneficios que otorga el canonicato de la Dadora?
Podría unirme con los herejes, heteróclitos y heterodoxos y organizar un movimiento de
Conspiración con apoyo de la gente bruta; y sublevarnos contra la anciana
Pero tal acción es riesgosa e implica violencia y derramamiento de sangre
El poeta se retracta y luego piensa: “lo que Dios no violenta ¿por qué yo he de violentarlo?”
Sin embargo, cada vez que se aleja del pingajo, a quien llaman Dadora de poesía
Vuelve a inquietarse y pregunta: ¿para qué sirve una vieja así?
Sólo para ahuyentar la inspiración con sus ronquidos y atemorizar con ojos llameantes
A expensas de nosotros cosecha reverencia y adeptos; adquiere, fama, prestigio, categoría y reputación y legitima el abuso, la corrupción, la iniquidad y todo su sistema podrido.
Ahora, perra flaca comiendo desperdicios en los muladares de la globalización
“tanta muerte en una vida”
Y su ahijado el poeta, suicida idiota que se ahorca con los hilos de sus babas
Enemigo de sí mismo que se bate a duelo con su sombra y pide becas para malsubsistir
“detente sombra de mi bien esquivo”
De repente desvaina su pluma y exige respeto para su matrona; recapacita y nuevamente
Despotrica su impotencia y frustración; cambia de postura y otra vez justifica a su Dadora
-Quisiera escribir -dice el poeta, “llevo la pluma trotando”
-No es buen momento para los poemas -musita la madrina
-No hagas caso a la vieja y lánzate a versificar -boquea un tercero que interviene
Entonces la vieja amenaza al poeta: Te estás apartando del cielo, maldito
-Si lo haces, cuando salga el sol se derretirán tus alas de cera
El vate la desafía y en el transcurso de un día, centenares de personas lo admiraron
-Y ¿qué ocurrió con sus alas? -¿Acaso se derritieron?
-No, mi querido escéptico -Él mismo las cercenó con el cuchillo de Otelo
-Supongo que te interesa saber qué sucedió con doña Fulana
Ella emprendió una campaña para dominar las jóvenes mentes de aspirantes a poetas
Y con trapaza, a esos ingenuos efebos les “ofrece tutela verde, palma victoriosa”
Y el bardo desertor, el recuerdo de ella “lo puso a las negras sombras del olvido”
-Perdió el miedo y deshizo el cautiverio
-Y, aunque camina por hollados senderos, “gustoso vive en su empleo” *



2) los gritos que da el poeta son abortos del tormento

Llenas tu boca de palabras, luego gritas y nadie escucha tu voz
Siempre fallas y no logras tu propósito, por más que lo intentes
Terminas cabizbajo y en silencio como un invitado llevado a la fuerza al club de los mudos
Si hasta el agua más sucia de los charcos murmura; ¿por qué tu ni siquiera hablas?
Enséñale a leer a la niña de tus ojos para que grite por ti
Busca el sonido que guardas en tu garganta, o ¿ tus labios tiemblan y sólo quieren besar?
¿Será el espíritu que no quiere hablar y te deja mudo, sin las voces trémulas?
Muérdete la lengua, probablemente ahí encuentres el remedio a tu silencio
Anhela un grito que golpee con alevosía; Dios te podría hacer el milagro si lo imploras *



2) sin pompa y sin afectación

Me sobran unos cuantos etcéteras
Gerundios desgastados
Más de cinco ritornelos
Paradojas bobas
Aborrezco las alegorías
Huyo de las necedades onomatopéyicas
Peino los prefijos
Voy siguiendo mis metáforas borrachas
De vez en cuando ofendo con ironías
Ignoro dónde se colocan los acentos
Convierto los fonemas en aullidos
Amo y odio la repetición
Imito la imperfección de un símil
Aquí yacen los tropos ahogados en la tinta
En la garganta amontono sílabas reverberas
Y qué ardiente es el furor de los puntos suspensivos
Una coma se suicida hastiada con la vieja ortografía
La retórica ha perdido su decencia
Mi lexema es un cadáver que intenta resucitar
La semántica, una mariposa sin alas
Usar la cuarteta ABBA me atolondra
Las palabras no son patrimonio de nadie, menos los epítetos soeces
Hoy me niego a lanzar dicterios; no quiero hilvanar versos
Soy el signo de interrogación más consentido de los escépticos
El otro signo, un orquestador de dudas al portador, prefiere hincarse a orar
Las palabras no soportan los flagelos de la pompa y la afectación
La inspiración es un desecho menstrual de musa cuarentona
El dinero, un recurso estético o símbolo poético cotizado en la bolsa de valores
Como piernas de mujer lasciva, dispuesta a fornicar, se entreabren los paréntesis
Las vocales se apretujan entre colores y fragancias
A negra, E blanca, I roja, O azul, U verde -Como enseñó el académico Rimbaud
¡Qué polífona luz vomita la inspiración!
¡Qué olores de jazmines, violetas y rosas huelen mis ojos!
Hoy las palabras no me obedecen; el diálogo parece un marido impotente, sordomudo
Veo desfilar verbos con colores y sabores: copulativos; transitivos; reflexivos...
Montados en caballos de papel galopan gerundios persiguiendo al soliloquio
Un apócope tiene cara de niño pervertido y una grafía enana me atosiga
Un adjetivo pintado de amarillo pretende imitar el brillo del Sol
Un sustantivo se lo impide y se carcajea porque la coma yace en coma en un hospital
Aparece una sinestesia ebria y se orina frente al triptongo
¡Apresúrate! -le dice el adverbio a la metáfora
Un adjetivo sucio quiere bailar y toma de la cintura al diptongo
Pero el hiato lo abofetea, propinándole duros golpes con el copetín de una eñe
La ironía también se embriaga hasta quedar inverosímil
El pronombre es un inestable que se come las uñas
Nacen las diéresis en forma de huevos rellenos de tinta
(Son los ojos de la u de un pedigüeño hundido en soliloquios)
El asterisco es una flor dilatada que no se marchita ni se deshoja

Hoy la lingüística está de fiesta
Y los libros, que nadie los lee
son camas vacías que los amantes abandonan al separase *



4) declinación y amaneramiento de los poetas

Señores poetas
Servidores de la imaginación
Dueños de fantasmas, de sueños, de mariposas nerviosas
Hoy quiero que conozcan el gorjeo de mi garganta, mi garabato mezquino
Mi torpeza coagulada en el cerebro, mi pendejez retórica
Poetas malos o buenos
Al cabo da lo mismo
A todos los invito ver qué sucede conmigo
(razón que asfixia sentimientos)
Cuando decido escribir y no puedo lograrlo
Busco a tientas mis palabras
Mi credo salvaje
irracional
sin sentido
Y odio lo que ustedes odian, poetas
como yo también lo odio
Los odio a ustedes, en los mismos términos que ustedes me odian a mí
Con una rabia sempiterna
que seca la boca
Odio a mi YO cuando no miente, cuando habla y sus palabras no tienen eco
Odio el testamento falso que
Confunde el alma con la conciencia
Que provoca locura en luna llena
Que escoge lo que hay escribir
Mi lógica no permite soñar ni definir emociones
Si yo estuviera cerca de ustedes
les pegaría tres tiros de sal en la frente
para que no sigan aullando
pero son necesarios
como los incróspidos que se duerme en desvelo *



5) cada llanto se parece a su dueño

Aprendí a llorar sin llorar
Sin darme cuenta quién lloraba
Me inventé un nombre
Que el olvido se llevó
Mi memoria dice que empezaba con mayúscula
Soy un símbolo de carne y hueso
Una relación social desajustada
Un don Nadie que aprendió a llorar sonriendo
Un mequetrefe que fabrica versos con nostalgias ajenas
Aprendí a llorar sin darme cuenta
Por alguna razón que ignoro hago de la angustia mi necesidad
La miseria material me sirve de inspiración
La cursilería es el lado oscuro de la bestialidad
Nada tengo qué ver con esa vieja mojigata
Que no acude a las citas cuando le declaro mi amor
Debo confesar que mis poetas de cabecera
Son albañiles, locos y pordioseros
En cambio
Pound, Verlaine
Eliot y Quevedo
Segundones que no logran excitarme
Prefiero a los bandidos superdotados de imaginación neurótica
¿Qué pueden decirle ellos a mis sentimientos?
A mi belleza estrangulada
A mi prepotencia fonética
A mis caprichos y casualidades
Nada que no se haya dicho
Aprendí a llorar sin derramar una lágrima
Huyendo de mí
Organizando mis errores
Gastando palabras que no dicen nada
La próxima vez que quiera llorar
Le diré al mundo que me preste sus ojos *




POETA DESALADO

Nosotros los poetas
No escogeremos el lugar para enterrar nuestros huesos
Cuando la carne sufra los estertores de la muerte
La pudrición es la única vía para retoñar
¿Para qué nacimos?
¿Para enajenarnos de fantasía?
¿Para alterar el sistema nervioso?
Desde que el semen respira por sí solo
Las palabras crecen y los árboles se multiplican
Igual que los pecados y las borracheras
Solamente el animal convertido en zapato
Deja de respirar y sentir
He estado más atento a la vida que a la muerte
Espero amanecer vivo mañana *




EXABRUPTO

Que la poesía sea flor
y el cerdo jamón
Escribo pamplinas para mejorar mi bestialidad
Para que la vida no sea un cepo de cuna y sepultura
Pero a veces el silencio me aturde
Cuando la vida se parece a una mujer fea
Cuando la risa se endurece
Cuando pienso que no quepo en el mundo
Escupo sobre la imaginación *



II

Me revienta esta pinche inspiración
El YO se inflama de nostalgia
Tiempo que se encierra en el modo pretérito
Hay un lento atardecer en mis ojos
¡Qué pendejo está mi sentimiento!
Ahora resulta que ya no soy lo que antes fui *

Éktor Henrique Martínez




No comments:

Followers