Crítica de literatura contemporánea.

Sunday, December 21, 2003

VERTEDERO DE CRETINADAS

Por éktor henrique martínez

EL BLOG, ALMÁCIGO DE FRIVOLIDADES
Y CRETINISMOS AGUDOS
***
(HACIA UNA LITERATURA BLOG)


"Cuánto me alegra saludarle, señor Presidente,
y saber que hay presidentes que saben leer."

Jorge Luis Borges
En una plática con Luis Echeverría Alvarez, 1974



YONOSÉSIÉSTOESUNPRÓLOGO
(AYER TRATARÉ DE COLGARME COMO LO QUISE HACER MAÑANA)

ESTE articulejo comenzó a gestarse a partir de la idea de los top ten. Se trataba el asunto de llevar a cabo una relación, con su respectivo comentario, sobre los mejores diez BLOGS entre todos aquellos que leen, a diario, mis tíos Taradín y Cretinón. Convine con mis parientes, claro previa motivación -$- que les chillé, que enlistaran los diez BLOGUEROS más perrones que se conocen en la jurisdicción virtual donde nos movemos, dado que el número de blogs que hay en la teta de vidrio es inmenso. Les dije a los tíos que nada más se encargaran de hacer la relación de los batillos y yo me echaría la fagina de los comentarios, exponiendo las razones del porqué fueron galardonados los susodichos. Como se trata de una machaca seria, les tiré el sablazo a los rucos, conminándolos para que obraran con objetividad e imparcialidad y se abstuvieran de aflorar su misoginia (y que si había morras que la armaran, no fueron culeros, y las tomaran en consideración, --¿Incluso a las matronas?, --me preguntaron. --Simón, a ellas también. Si la cuaja, claro). Asimismo, les advertí, para que no regaran el tepache y el jale no saliera tan verguero, que no se pusieran tan locos como acostumbran (y es que son unos pinches botes de basura, se meten de todo; en la col, ya los conocen como los Metodistas. Les encanta toda la cuacha: crico, chemo, tinaco, reinoles, caldo de zopilote, moronga, ais, piedra, peyotazo, pajaritos, anestesia para elefantes y todo lo abra las puertas de la percepcion y expanda las dimensiones de la conciencia).
Doy cuenta que la reseña consistiría en una breve nota, pero se alargó y abarcó aspectos que surgieron en los puntos aclaratorios y que brotaron por el camino de la escritura y, entonces, me desboqué de tal forma que no hallo cómo parar ya el birote. Espero concluir en unos días más. Pero adelanto, por mientras, algunas disertaciones que ya leerán. El referido TOP TEN saldrá al final de todo este churro. Por ahora, nomás les aviento un pequeño entremés: de la lista que los tíos me entregaron, son dignos de tomarse en cuenta, entre otros, el BRUNO RUIZ y el HERIBERTO YEPEZ, ya que sus propuestas no figuran como productos de aficionados a las letras, hay en ellos un acercamiento a lo literario. De la lectura de sus textos (obra-sin papel) se deduce que no son unos diletantes. Igual sucede con otros batillos, cuyos escritos abordaré sin premura, y a quienes no debemos regatearles mérito que por ipso jure tienen.
Por mi parte, yo estoy convencido de que es posible lograr que el BLOG constituya un espacio para escribir habitualmente auténtica literatura. Sé que, en su mayor parte, recoge palabrerías insulsas, budulangas oligofrénicas, mamadas esperpénticas y experiencias cotidianas que no pasan de ser bobadas, o receptáculo de recaditos pendejos como éste que ya ni sé dónde lo abortaron: "Ay, mi sobrinito anoche dejó su osito de peluche en mi computadora." (¡Por favor, a qué estamos jugando. Eso mándenlo al chatroom!). Ya me encabroné y mejor aquí le paro. Ai los guacho.

Y ESTE ES EL BLOG (DEFINICION Y ETIOLOGIA)

Ahora que el mundo está recién pintado y se ha puesto las medias de cristal (dixit Sabina), estimados belerofontes y belerofontas, se cumple uno de los deseos más chinchosos que albergan sus apasionados corazones de bromuro: el fenómeno BLOG, como un espacio digital donde se mueve la grandeza y la miseria de la palabra; este símbolo, como diría Alfonso Reyes, al que debemos nuestra relativa posesión del mundo. El BLOG tiene dos antecedentes en la RED, es hijo de los QUADERNS DIGITALS (1995) y nieto del BULLETIN BOARD (1993), que empezaron como foros de información, anécdotas, opiniones, comentarios o intercambio de experiencias.
Antes de darle machetazo al caballo de espadas, pasemos a la chutama filológica. Debido a la costumbre comodina en la que solemos enconcharnos al pronunciar dicho término, el BLOG es víctima de una segunda contracción. Y en efecto, BLOG es concepto integrado con tres partículas semánticas: BLOGSPOT, y que deriva de las palabras WEB (red), LOG (bitácora, cuaderno) y SPOT (lugar, foro). No me atrevo a traducirlo en su sentido literal, castellanizarlo sonaría a mongolismo prosopopéyico; por tanto, lo dejamos en el idioma patronal. Si se pretende traducirlo al español, yo opino que resultaría mejor designarlo en metáfora o aposición: portal de la vitrina cibernética, sitio web de la teta de vidrio, chaman de cristal, alfombra mágica, cantón en el ciberespacio, hijastro de la caja de pendejadas, etc. El BLOG constituye un espacio virtual de la Inmensa Red del Mundo (World Wide Web), o en mexicañol Güeb. Con menos de una década de existencia, el signo de la bestia [VI VI VI] = WWW, tiene su razón de ser en el desarrollo del capitalismo globalizador; y representa un prototipo de la avanzada tecnología de la información. Por su vertiginosa difusión, la WWW propaga y pone en circulación la política, valores y modelos institucionales del neoliberalismo, proyectando la ideología del libre mercado hacia todos los rincones del planeta. El alcance del poder corporativo del neoliberalismo no tiene limites, ya que uno de sus objetivos reside en interconectar todas las economías del mundo y promover las nuevas tecnologías para abolir las distancias, y penetrar borrando fronteras. Y es la oligarquía de los Estados Unidos, en colusión con sus socios, perros falderos de Europa y lacayos tercermundistas, la que reclama la jurisdicción de mando y se arroga la facultad unilateral de repartir los naipes al costo que sea (intervencion militar, aumento de pobreza, desigualdad de salarios, inseguridad social, etc.). Y estos efectos de la globalización, obviamente indeseables, por más que pretendan evitarlos con conatos de eucaristía, chamanismo o metafísica; será inútil. Ah, y pobre de aquél país, atenazado del buche por las garras de los usureros del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM), que pretenda salirse de los esquemas de la ortodoxia, le van a aplicar tratamiento de shock y le pondrán la chicharra en los güevos. ¿Entonces no hay estados soberanos? --preguntó un virus -¡Ingenuo!, cómo se nota que te falta calle. Aquí el único soberano es el Tío Sam [ * ]. Sus ambiciones desmedidas se sustentan en la crisis por la que atraviesa siempre el capitalismo. ¿Cómo sale de ella? Con soluciones hechas a su medida que le permitan acumular capital a escala gigantesca: la industria bélica vinculada con la modernización tecnológica, la biogenética y la ingeniería de punta. --¿No eso lo mismo que la vía alemana de los años treinta? --pregunta un piojo güero a una chinche borracha, y ésta responde: ---Así es, mi buen. –Entonces, no hay cabrón que se le ponga al brinco. --No, los gringos llevan la delantera. Guacha los alcances de su tecnología, ligadas a la industria bélica: informática, electrónica, aerospacial, nuclear, energética, biogenética. Esas son las fuentes donde bebe su agüita. La tipología de este capitalismo modernizado se llama globalización y la doctrina que aplica, neoliberalismo de expansión de mercados y apertura de procesos económicos de naturaleza homogénea: una sola unidad, un solo sistema monetario y financiero (de lo anterior se deduce que el motivo de Yorch WC Bush para invadir Irak y masacrar a su población, fue el siguiente: darle en su madre al euro, y de pasón rozón, matando dos pájaros con un tiro, apropiarse del petróleo, pues la alocución arrepentido de dio tinta que el Sadam Jusein celebró acuerdos con la Comunidad Europea, y según el birote, el ruco propuso a sus socios que manejar el euro, y no el dólar, como divisa -$- de la macuinchepa pactada; situación que afectaba los intereses del coloso de América). Y es que los campeones de la justicia y la verdad no permiten que les coman el mandado. Ellos quieren un solo mundo habitado por hombres masa (Gramsci) o unidimensionales (Marcuse), adictos al presente, que vivan engañados con el hechizo de los iconos transnacionales de RCA, IBM, Network, Coca-cola, McDonalds, Kellogs, MTV, y corran como topos ciegos por la infinita oscuridad de las carreteas ciberneticas. El futuro ha quedado atrás, pensar en el presente borrando la historia, las diferencias, las especificidades, es el objetivo del monopolismo neoliberal en el que convergen subliminalmente tres estructuras transnacionales: La economía totalizadora, la industria militar cargando sus smart bombs (o bombas inteligentes) y los sistemas de comunicación e informatica altamente sofisticados. Pero son tan ilusos que invocan una nueva conciencia planetaria y una democracia electrónica, cuando, en realidad, lo que imponen los friends of freedom es la grosera ilusión del american dream, y, en su grado extremo, una agresión cultural planificada desde el marketing en un contubernio entre tenderos, mercenarios políticos y peitrons.
Ese maridaje entre el sector público y el privado, es objeto de estudio de dos expertos en el tema de los mass media, Armand y Michele Mattelart: "En los Estados Unidos, por ejemplo, el polo dinámico de esta alianza está formado sin ninguna duda por las empresas que cada vez asumen más funciones de 'servicios públicos', de 'planificadores sociales'. Dan fe de ello los recientes progresos del sistema comercial de satélites (Satellite Business System), confiado a la IBM, aliado de Comsat Corp. (esta última, de carácter mixto, es una sociedad surgida de la alianza permanente suscrita entre la Casa Blanca y grandes compañías electrónicas como ATT, ITT, RCA y GTE-Sylvania)." (Los medios e comunicación en tiempos de crisis, Siglo XXI, México, 1985, p. 55). Y los enlaces corporativos parecen no tener fin en esta fusión y guerra de mercados. Los Mattelart señalan que después de la administración de Richard Nixon, el dominio moderno de las telecomunicaciones fue completamente reorganizado y que el control político de dicho sector, centralizado por la Casa Blanca, y quedó repartido entre el Senado y el Departamento de Comercio. Esta promiscuidad entre los aparatos de gobierno y las grandes empresas de la iniciativa privada obedece a las nuevas relaciones de poder que han surgido y que exigen la redefinición de estrategias y restructuraciones acordes con la llamada "revolución digital" o las virtudes de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Sin embargo, demistificando el pedo nos damos cuenta que la engañosa expresión que se emplea al designar "medios de comunicación", como dice Mattelart, no es más que un "medio de distribución" que opera a través de una "publicidad deslumbrante" que transita "por los engranajes bien lubricados de la estandarización cultural". "No es exageración decir -afirma Mattelart- que la filosofía de la comunicación está asumiendo, por medio del poder político y las compañías electrónicas, el papel que desempeñó en el siglo XIX la filosofía del progreso, a juzgar por el lenguaje de estos nuevos profetas sociales" (de the silent revolution).
Las nuevas formas de comunicación masiva, que además juegan un doble papel: el político -dominación- y el mercantil -acumulación de capital-, para garantizar su eficacia (control y ganancia) dentro de la correlación de fuerzas, deben estar ceñidas en determinadas normas y reglas que permitan la continuidad y reproducción del modelo de vida impuesto por la burguesía, es decir, que el receptor acepte como norma natural y universal las antinomias que ocultan las contradicciones de clase: rico-pobre, culto-ignorante, los beneficios de la ciencia y la tecnología para un segmento privilegiado de la sociedad, el arte como un lujo o entretenimiento. Cualquier modificación a este esquema conmociona y pone en crisis el orden institucional; las desviaciones de sus contenidos no se toleran y todo intento de reorientación debe pasar por los filtros de la fiscalización y censura del poder cultural dominante y adverso. Se trata de no ahuyentar al público, hay que persuadirlo y conciliarlo con las leyes del mercado; convencerlo, adoctrinarlo y hacerle creer, mediante una propaganda hipócrita, que no hay otro sistema democrático y otro universo cultural que supere las virtudes, oportunidades y bondades que ofrece el capitalismo neoliberal. Una expresión del fetichismo que fluye por los conductos virtuales de los satélites y redes de la informática hasta penetrar ideológicamente en la conciencia del receptor, atomizado con la mentira de que forma parte integral de la opinión publica (que en realidad, ésta se sustenta en una teoría de la pasividad con la cual la fracción hegemónica genera ficciones para mantener a raya a la clase subordinada y desorganizar la unidad). Mattelart escribe al respecto: "En el fetichismo de la comunicación, precisamente, estriba la mistificación máxima del poder ideológico burgués que tanto echa mano del término y de la operación 'comunicación', cortando de raíz las posibilidades de su realización efectiva. Misma proposición, idéntica desvirtuación, a propósito de la 'información'. Entramos en la espiral de la falsa conciencia y en la retórica de la dominación." (La comunicación masiva en el proceso de liberación, Siglo XXI, México, p.133).


CULTURA DE MASAS Y MANIPULACION IDEOLOGICA

La cultura TIC -Tecnología de la Información y la Comunicación-, enrielada por el circuito de la mercadotecnia lleva la marca de las contradicciones, pregona con euforia y sensacionalismo, un mundo de abstracciones que sólo un segmento de la sociedad global puede hacer realidad. Se pierde el sentido de la totalidad en el proceso de fetichización y lo explícito, signo e imagen, no regresa al campo de aplicación concreta, permanece en la abstracción, sin traspasar su campo virtual, quimérico, de ilusión. Para el pueblo las implicaciones de este proceso se traducen sueños guajiros, deseos reprimidos, frustraciones, anhelos incumplidos. El voluntario y optimismo de la clase desposeída, en su mayor parte resquebrajados por las crisis económica, no bastan para conquistar las expectativas de vida (dinero, viajes, cultura, viandas, etc.) que proclama el capitalismo como determinante colectivo al alcance de todos. Entonces las motivaciones sociales se truncan y se acartonan en la alienación de la copia ridícula, el kitch o la falsedad. Lo contrario en una conciencia crítica sería el desenmascaramiento de esa impostura ideológica, la desmitificación del engaño. Lo que significa subvertir, y no sólo lanzando consignas, pues "no se trata de fomentar un mejoramiento de su adhesión y de su participación en un programa de cambios, sin tomar en cuenta la formación del hombre futuro, sin considerar todos los aspectos de su cambio y de su aproximación a una nueva cultura." (Mattelart). Para que el discurso monológico e inalámbrico de los mass media cumpla su función globalizadora, no basta que la maquina cibernética lo distribuya, porque no es un simple anuncio comercial el que se difunde, ni tampoco una parca información. Concebirlo desde esa perspectiva parcial, ignorando que se trata de un proyecto de naturaleza multilateral, sería más que una ingenuidad. Responde a una "estrategia global de ocultamiento e inversión de la realidad" implementada desde las cúpulas más poderosas, y a la vez las más conservadoras, retrogradas y reaccionarias, del orden mundial, de la sociedad de la abundancia, de la sociedad moderna. Los sistemas de tecnología de información y comunicación (TIC) no operan al margen de la superestructura política, recordemos que fueron creados con fines bélicos. Sin exagerar, podemos decir que en todos los ámbitos de la vida social, desde lo cotidiano o nimio hasta la actividad especifica que menos se imagina, ahí están incorporados y operando los mass media, desplegando mecanismos de funcionalidad manipuladora, de penetración ideológica. No olvidemos que en una capitalista nada es gratuito, a todo se saca provecho, con cualquier cosa se quiere obtener dividendos, toda actividad requiere una ganancia. Señala Mattelart que los media han invadido los que antes estaban marginados, y continúan "penetrando en ámbitos que antes aparentaban ser neutros, por ejemplo: los fenómenos climáticos, las recetas de cocina." En síntesis, se trata de lograr consenso para politizar o viceversa, despolitizar, según sea el caso.
Ahora bien, para prevenir riesgos de posibles tránsfugas de la "aldea global", es decir que nadie pueda escapar de la manipulación del neoliberalismo culturalista (puesto que hoy es mañana y el pasado no ha existió), se requiere inmediatamente aplicarle al renuente el antídoto pragmático. ¿Y qué es eso? Metafóricamente: cerrar los eslabones sueltos. O sea construir sofismas, en el sentido de aquel aforismo de Hegel que afirma que "la servidumbre es la cuna de la libertad" (y todavía hay cabrones que quieren cunas así de eternas), una dialéctica banal instaurada con un lenguaje que sustituye el pensamiento, una terminología electrónica, cibernética, que sirva de máscara y sea capaz de eclipsar las contradicciones de clase. La democracia moderna exige un lenguaje mitificador, ajeno al entendimiento, pero que haga sentir a los tontos que son ilustrados y poseedores del buen gusto. Hay que colonizar también con la palabra, globalizar hasta el último rincón de las superestructuras: puntocom, tech fatigue, computer love, chat rooms, gadget, pod, powerbook, ultrachic, smartpen, server, cybershot, broker (intermediario), scrip (unidad de pago) y un larguísimo chorizo de vocablos preñados por la tercera generacion de Los Supersónicos.


PASEANDO POR LOS DERROTEROS DE LA LINGüíSTICA

Aquí llegamos a la cuestión formal de la nomenclatura, donde topamos con ciertos términos no se resuelven con el valor literal que ofrece la etimología o la semántica, y, por tanto, su análisis no puede reducirse a esas disciplinas, ya el lenguaje empleado en el proceso de homogeneización cultural, como lenguaje tecnocrático y globalizador, es el lenguaje de las mercancías y expresión de un momento histórico que al difundirse -distribuirse- se reproduce como un "imaginario colectivo", como ilusión que amputa la realidad y domestica la conciencia del receptor (fijémonos en la reducción: hombre-ciudadano-contribuyente-cliente-usuario-consumidor). Los conceptos de la publicidad seudocultural responden a un interés de clase, dominante, cabe afirmar. Separarlos de la relación que guardan con la ideología tecnocrática sería caer en un monismo reduccionista, de la misma manera en que se incurre cuando se estudia la sociedad no reduciéndose a la concepción "economicista", o sea con un determinismo del "libre juego de las fuerzas económicas", que, en este caso, el problema reside en la identificación fundamental de lo debe ser el concepto (por ejemplo: el amor) y el hecho pertinente (por ejemplo: la mercancía). Creer que el concepto amor y la belleza son hechos históricamente determinados y que la economía es la naturaleza, se comete una barbaridad. (Cuadernos de la cárcel, Tomo IV).
Atento a lo expuesto, ahora retomemos nuevamente el hilo.
Ninguna acción social e histórica puede operar en el vacío ideológico; el lenguaje, sistema de representación de signos y expresión del pensamiento es un determinante que hace posible la construcción y reproducción de la ideología. Todo lenguaje, señala Alfonso Reyes, lleva implícita una interpretación del mundo. Todo saber se encuentra cimentado sobre el lenguaje. La expresión verbal no solo contiene una significación o fija una representación, porque la fuerza de las palabras activa la voluntad, violenta el orden, subvierte, mueve la materia, produce reacciones, a veces inesperadas (si no cómo se explica que alguien mate sólo porque le mentaron la madre).
La lista de términos sañalados en los renglones que anteceden, indican quién es el que carga las llaves de la casa. Corroboremos el birote y veamos la terminología que los ángeles digitales nos envían del ciberespacio, claro que en el idioma del Tío Sam, y arrimándoles a dos tres voquibles su respectiva versión al pochoñol: "firewall" (cortafuego), "pyme", "hash" (algoritmos de resumen), "PIN" (clave de identificación), "chat" (conversación), "navigator" (usuario), "hosting" (alojamiento), etc. Burocracia tecnocrática que administra su lenguaje vertical y lo convierte en una mercancía gélida, sensibilidad más fría que un culo de pingüino. Estos quistes semánticos portan una carga ideológica, llevan implícita una interpretación del mundo, una identificación nominal que se separa la materialidad de los objetos o artículos que las corporaciones dirigen a sus posibles compradores, siempre y cuando se trate de clientes de la clase media o de su mismo estrato, porque la gente humilde, polo opuesto en la relación dominante del vertical proceso tecnocrático, no podrá adquirir dichos productos porque, en primer lugar, no están destinados a su clase social, fueron hechos para el uso y disfrute de la pequeñaburguesía o para la burguesía. Pues un sujeto, sin otro patrimonio que la pobreza heredada por generaciones y que apenas sobrevive con frijoles, únicamente en sueños podrá adquirirlos. Y al enfrentarse a esa realidad inalcanzable, no tendrá otra opción que apresar la quimera que le ofrecen: una realidad virtual, conceptual y de naturaleza puramente abstracta, que representa sólo fetiches, toda vez que el sujeto expoliado (léase oprimido, jodido, prángana, piojo, etc.) conoce el objeto pero no puede acceder a él, porque es un ente pasivo, apartado, alienado, cuya aprehensión de la cosa únicamente logra mediante una ilusión (como los chaqueteros que no puede cocharse una ruca y no les queda otra salida que hacerse una puñetota de tres yemas guachando los cacharros de la revista Playboy). Los productos que la mercadotecnia ofrece son símbolos refractarios de la ideología burguesa, mitificados y armados en abstracto mediante una dialéctica perversa. Estos son los síntomas de la alienación neoliberal, la globalización que esperan con los brazos abiertos. En los Cuadernos de la cárcel, escribió Gramsci al respecto: tiende a volverse 'subjetivo' lo que es dado como 'objetivo'. La conciencia y la accion no siempre suelen caminar juntas y agarraditas de las manos como si fueran adolescentes encluecados. Qué oficio tan conmovedor tiene el burgués: dedicarse a trompear gente porque le han dicho que los engranes de la carreta vieja en la que pasea suelta rechinidos estridentes. En los parámetros de la información de la cultura de masas, el tolerante elitista se vuelve un sanguinario matón de arrabales. El ritual autoritario ha cerrado todos los canales de comunicación decente, el mensaje es unilateral, el discurso pura saliva. Pero yo continuemos citando a Mattelart: "A cada crisis del capitalismo, los poderes han pedido a la técnica un suplemento para el alma." "El campo del saber y de la comunicación tecnológica es hoy el campo donde el poder trata de reforzar su aparato de hegemonía."


LOS ENGENDROS QUE ABORTARON LAS GUERRAS, O AL REVES, ¿NO?

La influencia del progreso tecnológico sobre desarrollo económico y cultural en la vida política es tan grande que el significado de este adjetivo me parece una minucia al lado de dos poderosas corporaciones que han monopolizado el área de las telecomunicaciones y son la encarnación o ejemplo ilustre que simbolizan la globalización: Cable News Network (CNN) e Internet, son dueñas, solamente en la ciudad de Nueva York, de 500 canales de televisión. Prácticamente han absorbido casi la totalidad de los espacios de teleauditorio en esa ciudad. Monopolio brutal que detenta la propiedad de la tecnología de la comunicación.
Las innovaciones en materia de comunicación, cibernética e informática no sólo representan un repunte del progreso social a traves del desarrollo de la ciencia y la tecnología. Pareciera que Marx, al realizar su examen dialéctico del capitalismo (1840-50), avizoraba los efectos de esta modernidad barbara y de gran escala: "Por una parte, han surgido fuerzas industriales y científicas jamás sospechadas por época alguna de la historia humana anterior." Y, además, señalaba su lado oscuro y patético: "Por la otra parte, hay algunos síntomas de declinación que superan ampliamente los horrores del Imperio Romano." (Marx-Engels Reader).
A partir de que concluye la segunda Guerra Mundial, y fracasan o son aplastados o desviados de sus objetivos los procesos revolucionarios -foquismo, guerrilla, insurrección- y paralelamente con el alto grado de desarrollo financiero, industrial y militar detentado por la clase dominante para seguir acumulando poder y capital, se sustituyen o se superan las antiguas formas de control económico, político e ideológico para mantener la hegemonía sobre el conjunto de la sociedad; y para que nada cambie ese ejercicio de dominación de capitalismo avanzado se modifican las instituciones, se establecen proyectos reformistas, se ofrecen soluciones para restaurar libertades, garantizar el acceso a la democracia, pactar con la oposición ceder determinadas parcelas de poder; y así, de uno y otro extremo, prestos sus dirigentes a jugar a la gallinita ciega en un escenario de farsa, demagogia y populismo, niegan la existencia de la lucha de clases, ocultando la agudización de las contradicciones objetivas y obstruyendo las condiciones subjetivas con prejuicios y supuestos burgueses que falsean la realidad.
El mundo está dominado por unas cuantas naciones y un puñado de ricardos (360 personas) que detentan una riqueza equivalente a la mitad del ingreso que percibe la población mundial (y el 40 de estas personas malviven con menos de dos dólares diarios). Esa elite, además de monopolizar el poder político, gracias a los avances tecnológicos, construye sus demonios ideológicos (para apaciguar bravucones o venderle al superyó colectivo la ilusión de que las cosas están bien como están), aplicando estrategias de doblez y engaño; y para asegurar su eficacia, fabrican de consensos y neutralizan cerebros, les prebendas, lugares comodos, etc. me refiere a los medios de comunicación electrónicos.


LOS PRIMEROS ENGENDROS: LA COMPUTADORA E INTERNET

En 1939, al iniciar la segunda guerra mundial, los nazis estrenan un artefacto que fue el primer antecedente de la computadora; se trataba de Enigma, una máquina transmisora de mensajes secretos que contaba con dos terminales, un codificador (para emisor) y un decodificador (para el receptor). El artefacto, cuya función consistía en encriptar mensajes, estaba integrado con una serie de rotores que configuraba, por medio de corriente eléctrica, diferentes alfabetos que formaban un sistema de símbolos secretos. Pero un día, un elefante ario que se columpiaba sobre la tela de una araña, les vendió a unas cucarachas francesas los documentos del diseño y manual de códigos de la protocomputadora; éstos llegaron a manos del gobierno inglés, quien, ni tardo ni perezoso, comisionó al criptólogo Alfred D. Knox y al matemático Alan Mathison Turing, entre otros científicos de la Universidad de Cambridge, para que descifraran la maraña de los códigos. Más tarde, en 1943, el mentado Mathisson Turing, creó la primera computadora, Colossus, con la cual se pudo descifrar el contenido de los mensajes encubiertos que los paisanos del sifilítico, sordo y neurótico Beethoven enviaban a través del Enigma.
De acuerdo con lo expuesto, la computadora en los años 40 era una máquina electrónica con capacidades restringidas y de capacidad my limitada, de rendimiento escaso. Es a partir de los años 60 cuando evoluciona la cibernética y la tecnología alcanza su desarrollo, la computadora se impone como instrumento de operación y base datos en los procesos de comunicación social.
En los años 50, el matemático John Von Neuman, científico estadunidense y a quien se le atribuye la paternidad de la cibernética, diseña otra computadora llamada MANIAC (ENIAC), con laque llevo a cabo la primera predicción climatológica con margen antelación de 24.
En 1960, cuando los sintamos de la paranoia, provocados por el temor de la Guerra Fría, hacían estragos tanto en las chompetas de los gringos como en los rusos, nace Advance Research Projects Agency (ARPA), estructurada con una red de informática de 60,000 ordenadores, y filial del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. ARPA intento llevar a cabo un sistema descentralizado de conmutación de datos para preservar la información en caso de que la URSS atacara y destruyera las centrales telefónicas. Las actividades desarrolladas por esta corporación dieron origen internet, a principios de los años 80. En 1990, Arpanet fue sustituida por la Red de la Fundación Nacional para la Ciencia (NSFNET), que realizo la conexión computadoras con las redes regionales, perfecciono el internet.





N O T A S


[ * ] Para un estudio más detallado con relación a las políticas económicas implementadas por el Fondo Monetario Internacional, asimismo para que el lector curioso observe los efectos de la globalización y del neoliberalismo, se recomienda consultar el Joseph E. Stiglitz, El malestar en la globalización.

No comments:

Followers