Crítica de literatura contemporánea.

Tuesday, December 23, 2003

Vertedero de cretinadas

Por éktor henrique martínez



MUJERES, ORTODOXIA Y LITERATURA


CON SABOR A LAURA JÁUREGUI

Quisiera iniciar este guacaramácara con un breve poema de la señora Laura Jáuregui Murueta (Tijuana, BC, 1976), intitulado Con sabor a Sor Juana. Apareció publicado en el semanario (ayer) cultural Bitácora, (hoy travestido panfleto sicologista de la new age), y en le edición del 12 al 18 de septiembre de 2002.
Como ya medio mundo sabe, Jáuregui es una de las principales matronas del Proyecto Editorial Existir, y su texto Lo que hay afuera (julio de 2002), primera edición de los cuadernos que la capilla tertulera de Gilberto Licona sacó al mercado, y ya fue examinado en mi Vertedero de cretinadas.
Ahora, no porque el librito de Laura contenga, en su mayoría, poemas defectuosos y carentes de esteticidad, es motivo para calificar con ese rasero todo lo que produzcan sus estados poéticos. Ella es poeta joven e iniciada recientemente en los malasartes de la literatura, y eso hay que tenerlo muy presente a la hora de enjuiciar. En su material poético existen cosas con valor y para demostrar lo que digo, permítaseme reproducir el poemita referido al principio de este artículo. Jáuregui debería echarle a sus textos la injundia (se dice enjundia, pero no hay pex) y el ingenio que posee. Con sabor a Sor Juana, parodia pastiche de la famosa redondilla de la doña Juana de Asbaje, resulta ser, a mi juicio, uno de los mejores poemas que he leído entre todos aquellos que han escrito las madmuaselas dedicadas a este desdeñado oficio del quehacer literario. Ya me habían comentado del poema de Jáuregui, nada más que no pude allegarme de él, hasta que sacudiendo mis chácharas de papeles me topé con la BITÁCORA donde salió publicado. Aquí va la mengambrea:

Hombres necios que acostáis
A la mujer sin razón,
sin ver que tenéis la porción
a la mitad de lo que ostentáis
si con precocidad sin igual
solicitáis su virginidad
¿por qué queréis que las abran bien,
si las penetráis tan mal?



NOTA: Si el lector curioso desea indagar respecto a este birote, puede consultar el nanoensayito que escribió el profe Humberto Félix Berumen, publicado en la edición del 12 al 18 de septiembre de 2002 del semanario Bitácora. Félix Berumen analiza el texto de Jáuregui, y señala bien que no es solamente "un mero ejercicio de intertextualidad", porque la autora al crear esa "transgresión paródica" va más allá de "ridiculizar" de manera ingeniosa: "La crítica que ejerce -dice HFB- es sencillamente demoledora. El poema es un golpe seco al orgullo machista." Y agrega: "En lo literario se trata de un poema que por donde quiera que se observe demuestra ingenio, visión poética y, sobre todo, la firme decisión de decir lo suyo sin circunloquios, sin maquillajes o afeites de ninguna clase." En efecto, así es. Lo único donde el señor Félix Berumen la caga es cuando pretende resucitar una momia de las letras tijuaneras: "Pienso sobre todo (refiriéndose al poema de Laurita, por su influencia) en la poesía de Rosina Conde y de Mara Longoria." (En cuanto a esta última tipa, no se vaya a pensar que es una parienta de los Salvatrucha). La intentona promocional de HFB tal vez fue motivada por un afán "buena onda" en favor de su amigocha la Conde. (Comercial culturalón, o "culturoso" como diría el Chango).





ESTAMOS MÁS SOLOS QUE LA LUNA


Al simple mortal, es decir a la gente común y corriente no le interesa la cuestión de la libertad de expresión. Las personas singulares u ordinarias están ocupadas en otros menesteres, más inmediatos; tratar de resolver su vida cotidiana, imbuidos en problemas prácticos. Por tanto, es mentira que sean ellos la muy mentada "opinión pública." La mayoría no sabe ni qué es eso; viven agobiados por las presiones económicas. Fuera de esto, todo lo demás les vale madre.
Si triunfa la reacción o los subversivos en asuntos de poder político, para ellos da lo mismo. Aunque no están a favor de los retrógrados y conservadores, en caso putazos y broncas ideológicas no perseguirán disidentes ni defenderán el ejercicio de las libertades. Se quedarán mirando pasivamente y con indiferencia, como quien ve llover, la persecución y represión de los heteróclitos. Es posible que algunos se sumen a uno u otro bando. Y eso mismo han hecho muchas personas de cultura. Nosotros, vomitando escepticismo, nos preguntaremos: ¿qué es peor: la pendejez o el oportunismo?
No hay que culpar a la gente jodida, sino pueden ellos superar sus dificultades, menos podrán defender las libertades
Acabo de guachar la película 1984, basada en la novela de Orwelll. Creo que me estoy poniendo paranoico.
A COGER Y A MAMAR QUE EL MUNDO SE VA ACABAR

Hay prostitutas y prostitutos literarios, intelectuales "orgánicos", profesionistas y pirrurris, cómodamente enchufados al stablishment y al estado, a quienes no les importa que se elimine o se restrinja la libertad de expresión. A estos seres privilegiados tal mutación no les quitará el sueño. Seguirán viviendo, comiendo, cagando, cogiendo y escribiendo con el mismo entusiasmo de siempre.
Alguien les preguntará: "Oye, metieron a fulano al bote, por grillero." Y responderán: "¿Y qué?" Los más solidarios dirán: "Pobre cabrón. Ya se me hacia tarde que no lo tronaran."


DE RUBEN VIZCAINO VALENCIA

No pocos intelectuales que se la nalguean de izquierdosos y "progresistas" han tachado de conservador y reaccionario al profe Rubén Vizcaíno. Se han referido a él como un camaleón de la política. Puede que tengan razón, pero uno, creyendo que obra dentro de los cánones del bien común, es usado como una herramienta del sistema, y a pesar del ingenio comete errores, pensando que obra de acuerdo con sus convicciones, cuando no es más que un instrumento del poder. Sin embargo, el profe, y de eso no hay duda, ha dado más coletazos en la política cultural de Baja California que toda esa pinche pandilla de revisionistas y deformadores del materialismo dialéctico que han vulgarizado y digerido mal el pensamiento de los clásicos del marxismo. Fijemos un poco cuántos hijos de puta se han entregado a la reacción, seducidos por las prebendas del prestigio y de la comodidad. Echen un vistazo a los retratos que van de Luis Echevarría al Neto Zedillo, o del ignorante del Fox, y dense cuenta toda la gusanería de intelectuales coptados por el régimen prianista. La lista es larga, mencionaré unos cuanto excrementos: Fernando Benítez, Carlos Fuentes, Octavio Paz, Carlos Monsiváis, José Luis Martínez, Héctor Aguilar Camín, Enrique Krauze. Y los mediocres llenan toneladas de papel, por ejemplo: Rafael Tovar y de Teresa, Sari Bermúdez, Sarmiento... Pero mejor ahí le paro, no quiero seguir atestando de estiércol mi Vertedero.
En cuanto a su situación hoy dada, Vizcaíno ha sido uno de los intelectuales que ha lanzado encarnizadas protestas en sus escritos, sin que pierdan calidad literaria, en contra de la agresión perpetrada por el gobierno de los Yunaites. Es más, el ruco no tiene necesidad de que ningún cabrón lo defienda y hable por él. Me limitaré, entonces a lo siguiente, que es, a fin de cuentas, adonde yo quería llegar. (Tanto pedo pa cagar aguado, dirán ustedes).
Hace años -a principios de los 80- una parvada de porros o mandaderos del gobierno municipal-estatal, tumbaron a putazos la puerta del cantón del profe Rubén, por el hecho de que el ruco publicó un artículo en el cual escribió que la Torre de Agua Caliente, recién construida donde finaliza el tango de la ciudad (en realidad, se trata de una réplica de la antigua torre de control que servía para guiar el aterrizaje de la avioneta de Al Capone durante la época de la ley seca). Bueno, en dicho articulejo, el profe manifiesta su inconformidad en el sentido de que esa chingadera no puede representar un símbolo de Tijuana. Para los virreyes de entonces, lo manifestado por el profe no fue muy de su agrado, y pues que les mandan a sus achichincles para paniquearlo y saquearle su chante.
A pesar de la culerada gobiernista Vizcaíno no bajo su guardia, continuó firme, en sus trece, tirándoles más cagada a esos güeyes.


VERSÍCULOS SATÁNICOS

Ya que hablamos de mengambreas sucedidas en los ochenta, metámonos en una. En 1989, en ayatola Jomeini ofreció como premio la nada despreciable cantidad de 2 melones 600 mil bolas, para aquel que le diera piso al novelista indobritánico Salman Rushdie, autor de los Versículos Satánicos, por las burlas que éste hizo de Mahoma y el Corán. En realidad, el ardor del imán Jomeini se debió a una causa egocentrera: el ruco fue caricaturizado por el escritor. Aparece ridiculizado en el capítulo IV (Ayesha) de la novela. Y es que, en unas cuantas páginas, Rushdie no baja de "imán barbudo con turbante" al ahora felpado Jomeini. Se refiere a él como "un exiliado", "emigrado" en París, cuyo "hogar es un piso alquilado" y que "duerme en un duro camastro."
No leí todo el libro. Un compa abogado me lo regaló, hará eso de unos tres o cuatro años. Me aventé poco más de un capítulo y terminé mandándolo al kilo. La verdad es que no pude soportarlo.
Como el libraco ya la desafané, y para que la cosa no quede a medio chile, a título de complemento recurro al master Nikito Nipongo, autor de Perlas, robándole la cita que hace de los Versículos Satánicos, y agregando la parte final de su comentario: "En las raras ocasiones en las que el imán sale a calle, en el centro de un cuadrilátero formado por ocho hombres jóvenes con gafas negras y americanas abultadas, él junta las manos debajo del pecho y mantiene la mirada fija en ellas, para que ningún elemento ni partícula de esta detestable ciudad –este sumidero de iniquidad que al brindarle refugio lo humilla, porque el imán tiene que estar en deuda con ella, a pesar de la lujuria, la codicia y la vanidad que rigen sus actuaciones- puede alojarse, como una mota de polvo, en sus ojos. Cuando abandone este aborrecido exilio para volver en triunfo a aquella otra ciudad situada bajo la montaña en la postal, tendrá a gala poder decir que ha permanecido ignorante de la Sodoma en la que se vio obligado a esperar; ignorante y, por consiguiente, incontaminado, inalterado, puro."
Don Nikito concluye así: "Lo transcrito, al que siguen cuatro páginas dedicadas indirectamente también a Jomeini, se inspiró en su comportamiento durante su destierro parisiense... Y ya enterado de esos renglones por algún chismoso, Jomeini se puso frenético y ordenó que le dieran en la madre a Salman Rushdie, aunque con el cuento de que con su obra ofendía a la religión de Mahoma."


LAS FRONTERAS

Siempre me han gustado las fronteras. En todas sus dimensiones, físicas, síquicas, literarias. Fronteras humanas. Y no me refiero a la posición dual, de ser uno y ser otro. El dualismo en filosofía significa oportunismo, como la neutralidad política que muchos individuos asumen para estar bien.
Nada puede ser neutro, ni el leguaje. Pensar lo contrario es una sistemática falsedad. Al decir fronteras tampoco me refiero a los límites de un objeto. Quiero dar a entender algo así como estar parado o caminar sobre el filo de una navaja: cordura y locura.



ELLA, ACERCA DE ÉL, UN MARIDO IDEALISTA, MÁS NO IDEAL

Él es un idealista. No tiene ambiciones. Mire, usted, ni siquiera tenemos casa propia, ni una cuenta de ahorros en el banco. Figúrese qué pasaría si alguno se llegara a enfermar. Escribe y escribe, a cualquier hora, de día y de noche. Así se la pasa, darme ninguna atención. Me apena decírselo, pero ya ni siquiera me toca. Desde hace mucho tiempo que no tenemos intimidad. Es un idealista, no se interesa por nada material, no le preocupan los problemas de dinero. Dice: ¿para qué, ni siquiera tenemos? Imagínese. Cuando quiero un perfume o un vestido, no hay dinero. Si queremos ir a comer, no hay dinero. Los pocos centavos que le pagan por sus cátedras lo tira en libros. Ya no hallo qué hacer con tanto bulto de papeles que mete a al casa. Hasta en cocina tiene libros. Es un idealista.
--Señora, ¿para qué se casó con él? ¿Usted sabía que era un tipo así?
Sí, pero pensé que con el matrimonio cambiaría. Pero ya me cuenta que estaba yo equivocada. Le voy a pedir el divorcio, creo que no hay otro remedio.
--¿Ya habló con él? ¿Y si él dejara de escribir, cree que las cosas se solucionarían?
Estoy harta de decirle eso, que vea la realidad. Se lo he repetido una y otra vez, miles de veces.
Para qué escribe, si ya todo ha sido escrito. Ya no hay nada qué decir.

FEMINISMO

Vistos desde una perspectiva froidiana, casi todos los movimientos feministas fracasan debido a la fealdad de sus mujeres.
Lo que más admiro de las feministas no es su arrojo y tenacidad por alcanzar posiciones de equilibrio en una sociedad machista y vertical, sino el atrevimiento de orinar de pie.


EL SEXO DÉBIL

Existen denominaciones tan idiotas como esa de llamar a las mujeres el sexo débil. Ellas son cincuenta veces más fuertes que los hombres. La tesis se confirma verazmente al responder en cualquier sentido esta pregunta: ¿qué cabrón, a excepción algunos putos, puede aguantar una verga adentro?




No comments:

Followers