Crítica de literatura contemporánea.

Monday, January 12, 2004

DEL HIJO MALCRIADO SERÁ EL OPROBIO


He leído el galimatías que escribió el Príncipe del Pochoñol. Por más esfuerzos que hago, trato de ubicarlo dentro de la lógica del sentido común; es uno de los textos más desarreglados que he leído en mi vida. Lo poco que alcanzo a vislumbrar en él es que parece el lamento de una esposa despechada cuyo marido le ha sido infiel.

También me atrevo a pensar, so riesgo de equivocarme dada la oscuridad del texto, que se trata de un berrinche de un chamaco traumado con bajo perfil en su autoestima ¿o se trata de hacer comparsa con el Yépez?: “Rafa ve apartando el viernes, abrazos!”

Cómo me gustaría acompañarlos en su entierro.

Ha muerto nuestro padre, nuestro hermano, nuestro amigo, nuestro gurú ¿Quién nos consolará?

¿Podría tener la amabilidad de explicarnos, el viernes, qué significa esa aporía?

¡Qué buen chongeo se ha soltado!

Estos muchachos acaso piensan que lo que se llevará acabo en el chupadero de marras será la típica tertulia que ellos hacen y conciben, pero lo cierto es que será más que un acto formal, una merendata de cheves y trastornos de la razón para ambos sexos (es decir, más peda que lectura; o bien, olvídense de la lectura porque será más peda) cuya resultas cuando menos habrán de ser recordadas con risas. De lo que se trata es fumar la pipa de la paz entre resentidos y malcriados. Esperemos que los curiosos, morbosos, e interesados en el asunto, no se pierdan esa jarana.

AFORISMO

El hijo del gato caza ratón, dice el refrán. No hay que admirarse de que el hijo del borracho sea un borracho.

No comments:

Followers