Crítica de literatura contemporánea.

Friday, May 21, 2004

VERTEDERO DE CRETINADAS

PRESENTA
UN INVITADO ESPECIAL
PARA LAS AGRURAS DEL SEÑOR TRENZA DE MIERDA,
QUIEN DICHO SEA DE PASO, REPROBó EN LA UNI LAS CUATRO MATERIAS DE TEORíA LITERARIA. FíJATE, FíJATE...:


Y VAN LOS PARRALES BANALES


* Frivolitos de la olla

Tercera nación/
una idea artificial


Por Jaime Cháidez Bonilla




LA TARDE DE UNA CONFERENCIA DIFÍCIL.-



Se supone que Federico Campbell es el primer escritor de un desfile de varios que llegarán a esta ciudad convocados por el festival multidisciplario “Tijuana. La Tercera Nación...”; sin embargo, el tijuanense radicado en la ciudad de México, dijo desconocer el proyecto, “vine un poco sin saber”, incluso no se mostró muy convencido, “es una idea que no termina de cuajar”.
Campbell estuvo en Tijuana para hablar de su novela “La Clave Morse”, que ya había sido presentada en Tijuana en noviembre de 2001. Unas 70 personas escucharon, por más de una hora, las referencias del escritor a una Tijuana de los años 50 que aparece en el libro. En la sala de lectura del Centro Cultural Tijuana (Cecut), la noche del miércoles 12 de mayo, Campbell no hizo una sola referencia al proyecto “La Tercera Nación”. Fue horas antes, en una conferencia de prensa, donde se desarrolló un extraño debate entre periodistas y el escritor visitante.
Ahí quedó claro que la presentación de Campbell fue al vapor:
- “Me invitaron la semana pasada”
Que no conoce a los organizadores de “Tijuana. La Tercera Nación...”
- “Yo con la única persona con la que he tenido contacto es con mi editora. Me pidió que viniera a presentar mi libro. No conozco a las otras personas. Creo que hay un señor Navulón ¿no? O Novolón. No sé quién es ese señor...”
Que terminó creándose una situación incómoda ante la prensa.
- “Nunca me imaginé que me iban a poner ustedes en el banquillo de los acusados. Me siento en falta”.
Que no quería aventurar una descalificación tajante.
- “Supongo que eso de La Tercera Nación es un programa que no creo que le vaya a hacer daño a nadie. Por supuesto que los comerciantes, los hombres de negocios, siempre están haciendo dinero, no tienen otra motivación. Supongo, pues, que han de tener algún interés de ese tipo, pero nada ilegítimo, nada ilegal, creo.
Que el empresario José Galicot, presidente de un “Comité de imagen de Tijuana,” también le había invitado para otro proyecto, colocar su fotografía en los pasillos del Aeropuerto de Tijuana, “el paseo de la fama”.
- “Sí, me invitó y le dije que no. Yo no creo que haya que cambiar la imagen de Tijuana, lo que hay que cambiar es la realidad, son los problemas”.





LA TERCERA NACIÓN.-



“¿Conoces el proyecto de Tijuana. La Tercera Nación...?”. Fue la pregunta directa para Campbell, el escritor que ya apretaba un papel de manera nerviosa.
- “No sé mucho al respecto. En primer lugar la idea de “Tijuana. La Tercera Nación...” es una idea que mí no me atrae mucho. Yo la siento un poco artificial. Es una idea que no termina de cuajar. Entiendo que, en cierto modo, es una invención novelesca porque la palabra Mexoamérica aparece, por ejemplo, en la novela Cristobal Nonato de Carlos Fuentes.
Yo, en lo personal, aparte de que no tiendo a predecir el futuro porque no tengo tanta imaginación, no acabo de estar convencido de esta idea. Pienso que es sólo una idea, ni buena, ni mala, a nadie hace daño. Sí me parece un poco artificial. Yo no avizoro que vaya a existir una Tercera Nación de este tipo.
No he estado tan informado del programa éste de La Tercera Nación como para tomar una posición. He leído algunas notas pero... realmente yo no me lo tomo tan a pecho. Vine un poco sin saber, ni siquiera me puse a investigar”.





LA INVITACIÓN DE GALICOT .-


A propo: otra pregunta obvia para Campbell. ¿Recibió alguna invitación del empresario José Galicot para formar parte de la serie fotografías gigantes instaladas en el pasillo del aeropuerto y que pomposamente se califica como “Paseo de la fama”?
- “Sí, me invitó y le dije que no. Hace unos meses me habló y le dije que no porque yo no creo que haya que cambiar la imagen de Tijuana, lo que hay que cambiar es la realidad, son los problemas. Me recuerda mucho esta campaña de unos hombres de negocios de Ciudad Juárez que están muy indignados porque en la prensa se habla de las Muertas de Juárez. Creo que lo que menos importa es la imagen de Ciudad Juárez, lo importante es resolver los crímenes contra estas muchachas de Juárez.
Por otra parte, yo no sé quiénes son los organizadores de estas cosas, no los conozco. Y también la invitación me pareció un poco inmotivada y extraña porque el señor que me invitó no había leído un solo libro mío y ni siquiera conocía algún título. No entendí muy bien porque me estaba invitando si no sabía quién era yo”.

No comments:

Followers