Crítica de literatura contemporánea.

Saturday, June 12, 2004

APOYO AL PRO RUBÉN VIZCAÍNO VALENCIA



[TESTIMONIO DE GRATITUD]




Por éktor henrique martínez




«Rubén Vizcaíno Valencia, un verdadero humanista,
catedrático de la UABC y uno de los más asiduos promotores,
a la vez que fundadores, de la Escuela de Humanidades.»
Horst Matthai Quelle, El humanismo como problema humano






Como golpe seco, quienes compartimos amor, afecto, cariño y admiración hacia su persona y producción literaria, hemos recibido la noticia —lamentable— que el pro Vizcaíno, guía y maestro de generaciones de literatos, sufre los infortunios de una grave enfermedad. Es grande mi gratitud que guardo hacia don Rubén, no sólo por su vastedad de conocimientos sino por su benevolencia, generosidad y sentimiento de amistad que prodiga a cualquiera que tope con sus palabras.
Un hombre dedicado al estudio de las letras y promoción de la cultura, sin más interés que ennoblecer el entendimiento como portentosa actividad que eleva la condición humana y aparta a los hombres de las bestias. Un hombre dotado de sencillez y naturalidad, a la misma vez que docto e ilustrado, ocupado siempre a enseñar sin pretensiones. Ese es el profe Vizcaíno, a quien hay que reconocerle sin miramientos ni tapujos —egoístas o pendejos— su influencia bienhechora.
El afán del profe Rubén en el mundo de la literatura, implica igualmente eso mismo que sostenía Francisco Zarco al decir que "en todo género de composición se busca la verdad y la filosofía, y las que de esta circunstancia carece, son trivialidades inservibles en la época presente. Enseñar verdades luminosas, corregir los vicios nocivos de la humanidad, dar un poco de fe y esperanza a los que padecen en la Tierra, es la misión grandiosa de la literatura de nuestros días." [Discurso sobre el objeto de literatura, en Escritos literarios, p. 233].




LA SALUD DEL PROFESOR RUBÉN VIZCAÍNO VALENCIA


Jaime Cháidez Bonilla, pendiente y preocupado, a puesto a la perrada al tanto del estado de salud del máster Vizcaíno. Reproduzco la noticia que me hizo llegar a través de la teta de vidrio:

"El profesor Rubén Vizcaíno Valencia se encuentra muy delicado de salud. Tiene 3 semanas que no puede salir de casa, ha perdido mucho peso y necesita un médico que le pueda diagnosticar exactamente qué tiene. Vizcaíno y su esposa viven solos. El no puede caminar y ella tiene problemas fuertes con la vista. Es evidente que pasan por momentos muy difíciles.
Quizás tú fuiste uno de los miles de alumnos que tomaste clases con el Profe Vizcaíno desde que llegó a Tijuana en 1959.
Quizás ahora es el tiempo de que le apoyes moral o prácticamente.
Búscalo y pregúntale qué necesita.
Si no lo ubicas, utiliza mi correo.
Si te está llegando este correo es porque conoces a Vizcaíno y me interesa que te enteres de la situación por la que está pasando.
Mantente en comunicación.
Saludos."
Cháidez.


"Con relación a la salud de profesor Rubén Vizcaíno Valencia.
La información más reciente la tiene el doctor Juan José Camacho a quien pueden localizar en el celular: 664.17.77
Para las personas que han preguntado cómo pueden colaborar económicamente con el profesor, se pueden comunicar con el historiador Gabriel Rivera, mismo que visita constantemente la casa de don Rubén y su esposa Rebequita. Su celular es: 142.60.12. Si se trata de aportar ideas o de organizar otro tipo de auxilio para el maestro, también se puede contar con el celular del profesor Mario Ortiz Villacorta. 648. 34. 24.
A todos los que han respondido pronta y positivamente, les agradezco de todo corazón sus reacciones...
Saludos."

Cháidez.



Es evidente que al profe, los años le han confiscado su fuerza, el cuerpo le responde muy poco, pero su sistema de lucidez mental no ha dejado de funcionar.
Ojalá que, por segunda vez y de nueva cuenta, pueda aplastar los presupuestos de esa señora ontológica que nadie quiere su visita.





¿QUIÉN ES RUBÉN VIZCAÍNO VALENCIA?


De acuerdo con los datos consignados en el Diccionario Biobibliográfico de Escritores de Baja California (editorial Larva, 2000), el polifacético Gabriel Trujillo Muñoz anota esta ficha del pro RVV:

"Vizcaíno Valencia, Rubén (Comala, Colima, 1919). Radica en Baja California desde 1952. Primero se establece en Mexicali y de 1959 a la fecha en Tijuana. Paralelamente su producción como autor en los campos de la novela, la poesía, y el ensayo, Vizcaíno Valencia ha realizado una meritoria labor como promotor e impulsor de importantes empresas culturales. Es autor de las obras de teatro La madre de todos los vicios (1961) y La cigüeña de los huevos de oro (1969). Y de las novelas Tenía que matarlo (1961) y Calle Revolución (1964). Es considerado el promotor por excelencia de Baja California. Gracias a su empeño existen escuelas de humanidades, departamentales de cultura, instituciones de investigacion regional y espacios para las artes en todo el estado. El teatro de la UABC en Tijuana, lleva, en honor a su amplia trayectoria en pro de la cultura, el nombre de Rubén Vizcaíno Valencia." [p. 81].


O sea que, hablando al chile pinto, el profe Vizca es el chamán mayor de Baja California. Pero dejemos que él mismo nos aviente la túrica:


"Yo soy hijo de un capitán que lucho al lado de pancho Villa en la revolución mexicana. Soy kantiano; estudié en la corriente filosófica de los neokantianos. Y siempre he sido idealista, pero de acción. Y por eso he tenido problemas.
Mi esposa es mexicana, totalmente. Ella adora el sufrimiento porque la acerca a Dios. En la puritita chapa, tradicionalista. Mi hijo es marxista; es peor que yo. Mi hija era la única razonable, sicóloga. Siempre en armonía con todas las cosas. Mi esposa, en la medida que envejece, se hace más religiosa.
Yo necesito venirme a mi oficina a echar bala con la pluma para sentirme tranquilo." [Agosto de 2003, de la Biografía de RVV comentada por él mismo, en preparación].





POESÍA DEL PROFE VIZCAÍNO


Estampo a continuación un fragmento de grabación que capturé de una de una de tantas autolecturas del maestro Vizca, donde la alocución de las cosas más simples y perceptibles de la naturaleza (animales y vegetales) alcanzan registros estéticos a partir de una verbosidad espontánea y dislocada.




EL MISTERIO DE LAS PALABRAS


"El libro cobra vida propia al ser escrito; y la novela es un animal. Me impresionó tanto esa imagen, creo que es de Mailer. Tanto, que escribí esto que titulé, precisamente:




ESCRIBIR EL POEMA


Escribir el poema es algo sutilmente complejo
—debería decir mágico—
como haber dado vida a un gorrión indefenso
o alentar a vivir a un buitre
a una mariposa desolada que huye
o engendrar una flor entre la maleza
de un bosque encantado.


Tengo aquí este otro que dice cada poema es un fruto misterioso; porque este cabrón —Mailer—, como ya dije antes, afirma que un libro de poemas es un animal; puede ser un pájaro, un pez. Entonces yo escribí:


Cada poema es un fruto, misterioso
los hay dulces, amargos, ácidos
y aun los hay fétidos y venenosos
como ciertos reptiles
En verdad es que el poema
que ha recorrido todos los genes del cuerpo del poeta
incluidos testículos, ovarios, mente
intestino, corazón, huesos
una vez terminado ya no es nuestro
vuela o se marchita
se arrastra electrónico por el intermedio
trepa incierto por la mente del lector
le recorre sus signos vitales
Y en ocasiones el lector se siente salvado
de alguna confusión de conciencia, de alma
que no tenía nunca y le torturaba
que ha dejado el arma homicida
y se larga a un burdel de vacaciones
se reconcilia con la montaña, el río
o con la pareja conflictiva que había abandonado
o simplemente arroja el pinche libro por la ventana
y dice: ¡a chingar a su madre!


Los poemas son animales
Algunos jamás llegan a anodino insecto
otros son vegetales, extraños árboles, gigantescos
A veces de distinta envergadura de ala
peces sabios, delfines amaestrados
Y los hay de efecto retardado
como esas canciones que están en tu corazón
y que te hacen revivir
varias semanas después de haberte muerto.



Nota:

de los poetas
yo sólo puedo decir que son seres malditos
Los lectores disfrutan de su obra
pero desprecian al poeta
lo detestan
porque con unas cuantas palabras los saca de la nada
sin usar maleficios electrónicos, clonaciones inciertas
fármacos, coca, mariguana, dinero...
Los mete en la vereda
como a un toro que no sabe embestir
y los conduce a lo eterno
digo a lo eterno por no decir a lo humano

Todo poema es un animal
A mí me gustan los poemas caballo
y ¿a ti?
Todo poema es un ave
Me gustan las golondrinas
Todo poema es un ser marino
Me gustan las focas
Todo poema es una fruta
El extraño sabor de la sangrienta granada me embelesa •



Termino el poema; lo leo ocho días después y digo: ¿de quién este pinchi poema? Estoy desarrollando una técnica y una teoría que yo nunca había conocido, no la había manejado. Y yo no hice más que aplicar la teoría de diferentes escritores, de quienes tomó sus ideas. Pero al final, mando a chingar a sus madres a todos y comienzo a hacer un poema muy mío que no me pertenece, siguiendo las mismas teorías, las mismas técnicas, las mismas formas de esos cabrones. Así lo escribo. Y puedo empezarlo mediante diciendo:


¡Ven, Satanás!
¡Ven acá, hijo de tu chingada madre!
Ven a ver cómo se escribe la historia mía, cabrón
Pa que no te hagas pendejo •



Cuando comienzo a evocar lo que está sucediendo en mi discurso poético, sucede algo curioso: estoy utilizando una técnica que no es la mía. Una vez que lo acabó, vuelvo a leer el poema y digo: este pinchi poema no es mío? ¿cómo lo escribí?, ¿cómo lo hice?

Anoche releí a Mailer, antes de acostarme, y hoy en la madrugada, al despertar, estaba pensando en puros pinchis animales. Entre dormido y no, pensaba: hay poemas leopardo, hay poemas pájaro, hay poemas flores, pero los hay gardenias, margaritas, etcétera.

Así es como llegan a mí los poemas que luego escribo." [Julio de 2003].





cretinadas@yahoo.com
www.elcharquito.blogspot.com










Vertedero de cretinadas



Por éktor henrique martínez




NACHO MONDACA Y LAS HORAS DE JUNIO
[IX Encuentro de Escritores Hispanoamericanos]





El viernes 3 de junio conocí personalmente al bato que engendró al Humprey Bloggart. Muy serio el compa, pero con una leve sonrisa de felicidad en su semblante. Greñilla bien peinada y adornada con una canosidad prematura; garreado al estilo norteño, tramado de mezclilla, botas color café claro y, como dijera Ismael Mercado Andrews, camisola tristona. Cerrando los agujeros de la timidez cruzamos saludos, opiniones; y entre abrazos fraternales se desbocó el cotorreo. Luego, alumbrados por un espíritu de alegría, posamos para la foto del recuerdo; y más tardecita, cuando se apagó la mecha del cielo, vinieron los chatos de birria y los tacualcos de carne asada.
Era el Nacho Mondaca. Sin duda, más contento que de costumbre, debido a que compa ganó el premio en el Concurso de Libro Sonorense con un libro de cuento (nomás faltaba que le chillaran la firula) [a]. Entre platica y platica la noche se convirtió en un gusano que carcomía el desvelo. En circulo nutrían el dengue, Juan Martínez, Hxevdet Bajraj [b], Rigoberto Badilla, Juan Diego González, Daniel Camacho, Raúl Acevedo y el Polacas. Cada quien usaba su respectiva llave de palabras para destrabar el cerrojo del silencio. El resultado fue que todas las voces fueron una, y con tanto refuego el aburrimiento quedó descalabrado.
En fin, estos son algunos detalles a resulta del IX Encuentro Hispanoamericano de Escritores celebrado en la ciudad de Hermosillo, donde fuimos recibidos con una meticulosa cortesía. (Neta que nomás falto que nos llevaran el desayuno a la cama). Y no es pancho lo que afirmo, el nacho Mondaca lo asimismo lo ratifica en su blog:


"Concluyó el IX Encuentro de Escritores Hispanoamericanos, Horas de Junio. Además de poemas y narraciones hubo también excelente carne asada, camaradería y hospitalidad. Meritoria la labor del Raúl Acevedo, Luis Rey, Marcos Soto y toda la clica editorial de la Unison que se la rifó junto con la pandilla de colegas de la escuela de Letras (Azubia Licón, Iván Figueroa, el Bili Murillo, Alicia Hopkins y varios etcéteras) para que todo estuviera en su lugar y que los invitados foráneos se sintieran apapachados." [Post del domingo 6 de junio de 2004].





LA MALA LECHE DEL (IN)MODERADOR


En el momento que a Nacho Mondaca le tocaba leer se produjo en la mesa una especie de protectorado capillesco-tertulero. Y es que a nuestro compa bloguero le capuchinearon su currículum. Cosa que, por supuesto hizo encabronar al Ignacio y casi se enferma de la bilis. El autor del chanchullo fue el (in)moderador de la mesa, un batillo de nombre Omar Cadena, quien estaba encargado de echar a oídos del público los datos biográficos y antecedentes de trabajo literario de los expositores. El señor Cadena, sin cumplir cabalmente con su estreñida misión, gozó de libertad de expresión para dar a conocer hasta la marca de trusas que usan sus amigochos, y los favoreció con más tiempo del señalado para leer. No así de espléndido obró con quienes no figuran como miembros de su cofradía culturosa. La censura del currículum del Humphrey Bolggart la justificó con memeces y criterios retrógrados. Esas mamaditas que dio el (in)moderador no las soportó el NM y en caliente le lanzó sus merecidos coscorrones. Aquí va uno de los disparos que lanzo Mondaca al encargado de guiar la mesa de leyedores:

"Omar Cadena es un escritor joven egresado de la escuela de letras y con algunos premiecillos en su haber. Es buena persona y trata de ser agradable. Sin embargo, como moderador se tomó la libertad de censurar el currículum del Humphrey cuando a éste le tocaba leer. Humphrey se molestó en parte porque los cuates de Omar, que también compartían la mesa, se vieron favorecidos en tiempo y alabanzas (o eres cuate o eres moderador). El currículum del Humphrey estaba curado y merecía ser leído pues su extensión no era mayor de cuatro parrafillos (no incluyó por ejemplo, su autoría del potencialmente útil Manual para lanzar penales infalibles contra porteros zurdos). Cadena omitió especialmente el párrafo referente a esta página electrónica (eso sí duele). Cuando terminó el cotorreo, Humphrey le pidió explicaciones y el Omar tuvo la desfachatez de decir que aquello 'era mucho rollo'.
En principio, al Humphrey lo asaltó la idea de pensar que Omar en realidad es un pendejete insensible, pero no permitió que tal idea terminara de cuajar. En su lugar, dio en filosofar acerca de las implicaciones que tiene el coartar un currículum ajeno. Y, pues sí, uno pone ahí un resumen de lo que considera importante de su vida y alguien olímpicamente llega y, escudado en la candidez de su edad, dice: 'es mucho rollo'. Viéndolo así, uno puede, por un lado, imaginarse la calidad de los poemas de un sujeto tan corto de vista y de sentidos tan estrechos; por el otro, el Humphrey sintió lástima por el Omar al pensar en el tipo de fascista que puede cohabitar detrás de una sonrisa de plástico, alguien capaz de abrogarse el derecho de censurar a otro." [Los curriculumes también son textos, post del miércoles 9 de junio de 2004].



El día 4, al Nacho y a mí, nos tocó leer en la misma mesa. Y esto fue lo que su alter ego, o sea el Humprey Bloggart, apuntó al respecto en la teta de vidrio:



EL CHARCO EN BEAUTYFULVILLE


"El viernes 4 de junio, en la mesa número 12 había varios tiradores con un handicap en contra: la hora de comer. Silvia Aguilar Zeleny, Gerson Gómez y el Humphrey se vieron con la pólvora mojada a juzgar por los anémicos aplausos que recibieron; luego vino Ernesto Moncada, un escritor joven cuyo parecido a un miembro del grupo Magneto es mera reincidencia; con su oda a los tanates comenzó a desamodorrar a un público compuesto mayormente por colegas que se cargaban una cruda marca llorarás producto de la ¿celebración? la noche anterior. El poema de Moncada (por favor, no confundir con Mondaca) fue un despliegue de creatividad desbordada, de elocuencia novedosa y de vehemencia supina: su canto a los güevos merece situarse junto a gigantes del erotismo clásico como Nandino y Sasha Montenegro. Tantas virtudes y bondades encuentra Moncada en la levedad de los testículos que uno no puede menos que evocar la sapiencia del Kamasutra o la irreverencia de Bukovski. Bienvenidos poetas que tienen el valor de pararse enfrente de la multitud a señalar sus inquietudes. Por cierto este poemáximo me recordó a uno de Bukovski que tradujo mi amigo Jorge Camacho para La tempestad el año pasado. La curiosa circuncisión, perdón, circunstancia, nos lleva a señalar que muchos de nuestros poetas jóvenes son una parodia aburrida de las vanguardias del siglo XX.

Bien no salían los asistentes del asombro producido por los poemas huevófilos, cuando salta a la escena algo que conmovió a la multitud: la presencia del bloguero tijuanero conocido mejor como El Charquito. Éktor Henrique Martínez se destapó con la lectura despiadada de varios capítulos de su blognovela, una que es fácil encontrar en los archivos de su blog. Fue el acabose. La raza empezó a botarse de la risa, se olvidó del hambre (ya eran las dos de la tarde), festejó las ocurrencias charqueras y exigía al leedor que continuara con el castigo. Así fue. Los aduladores de huevos se fueron haciendo chiquitos al notar que su vocabulario pretendidamente atrevido eran pininos de primaria privada, comparado con el caló del Charco, macizo, taladrante y, vale señalarlo, genuino. De plano, el tijuanero oriundo de Huatabampo se llevó la mañana." [Post del miércoles 9 de junio de 2004].





cretinadas@yahoo.com
www.elcharquito.blogspot.com









NOTAS
[O GÜEVOS DE COCHI]


a.- En dicho certamen destacaron como machines nuestro compita el Nacho, Ignacio Mondaca Romero, quien participó en la categoría de cuento, y en poesía Gilberto Gastélum Orduño. (Congratuleichons a los dos batillos). La ceremonia de premiación a los ganadores del Concurso del Libro Sonorense será el miércoles 16 de junio a las 11 horas, en la sala de Arte del Instituto Sonorense de Cultura. (Hermosillo). Pongo a disposición de la perrada bloguera los números de teléfono del recinto cultoroso en mención, por si alguien desea echarle un cable al Humprey para felicitarlo en la mera oreja del guateque, a efecto de que no se sienta como la Niurka en la casa del Big Bróder. Fonetos: (622) 213 44 11 y 213 44 95.



b.- De este batillo y de su poesía, el Nacho escribió en su blog esto que a continuación transcribo: "Kosovo le pusieron, pero se llama Xhevdet Bajraj, su lectura fue dolorosa y terrible. Lleva 5 años viviendo en el DF, exiliado desde la guerra. Su poesía no disimula la tristeza de conocer la muerte y el racismo. Horas de Junio lo invitó por segunda ocasión y pudimos hablar largo y tendido con él y con unas Tecate.
'¿Peligrosa la Ciudad de México? Por Dios, aquí se vive sin temor a que te tiren la puerta. Tienen televisión, buen clima. Cierto, hay ladrones en la calle pero no son malos, quieren un poco de dinero porque también tienen hijos y necesidad. Puedo dormir en el Parque México con toda tranquilidad. Cuando recién llegué despertaba pensando si no estaba en el paraíso, pero luego veía a la gente y hablaba español: ¿cómo, entonces en el paraíso se habla español? Veía las casas pintadas de colores... eso no se ve en Europa Oriental... esto debe ser el paraíso. Uno no se explica por qué los mexicanos viven inconformes con su realidad... y los mexicanos tampoco se lo explican...'
Claro, después de haber visto cómo asesinan a la mayor parte de tu familia, huir a las montañas, pasar días sin dormir, estar a punto de ser acribillado y escapar del infierno gracias a otros poetas amigos, empiezas a ver las cosas como en un caleidoscopio de Brueghel. [El dolor de Kosovo, post del domingo 6 de junio de 2004].



No comments:

Followers