Crítica de literatura contemporánea.

Monday, June 07, 2004

Vertedero de cretinadas




Por éktor henrique martínez





HORAS DE JUNIO EN HERMOSO

[IX Encuentro de Escritores Hispanoamericanos]





Dedicado a Raúl Acevedo Savín, Daniel Camacho,
Juan Diego González, Silvia Villegas, Alicia Hopkins,
Azubia Licón, Miguel Angel Avilés, al doctor en ciencias
El Polacas, al máster Rigoberto Badilla, y a dos chamanes
sonorenses, Alonso Vidal e Ismael Mercado Andrews, y,
por supuesto, al gran poeta y chaman mayor, Juan Bañuelos.






¿QUÉ CHINGADOS SON LAS HORAS DE JUNIO?


Horas de Junio es un proyecto literario de maqamas [1] del desierto, cuajado desde hace más de ocho abriles, y gracias a la voluntad de un grupo de escritores sonorenses, entre los que sobresale chacalosamente el máster Raúl Acevedo Savín y su estado mayor de culturosos perrones, donde destacan las calacas de don Daniel Camacho, Juan Diego González, Luis Rey Moreno, el joven Rodrigo (no me acuerdo de su apellido, —sorry, dijo el zorrillo), y las dinámicas chicas superpoderosas Azubia Licón, Silvia Villegas y Alicia Hopkins.
De acordeón con el borregazo que avientan los hacedores del péiper FANZINE número 43 (Hermoso, Sonora, ejemplar gratuito del 31 de mayo al 6 de junio de 2004), "Horas de junio nace también [como] producto del amor y la pasión. El encuentro de escritores nace en 1984, por la inquietud de un grupo de escritores radicados en Sonora. Raúl Acevedo Savín es uno de ellos, y podríamos decir, quien ha llevado la batuta en la organización." [nota de Carlos Sánchez]. Su finalidad estriba en promover la inveterada creación literaria y dar apoyo a la diversidad de aedos, rapsodas y demas zurcidores de la escritura, echándoles el canillazo cultural pa que ensanchen esas brechas letreras por donde caminan los ojos y las orejas de los lectores –oidores de rechinidos semánticos.
Al respecto, el chiloguán de esa mengambrea, el escritor-organizador-promotor Raúl Acevedo Savín (DLTESG) [2] habla del asunto sin interpósita persona, tirando la túrica que dicho encuentro es, en esencia "por amor a las letras", es decir machaca conjugada con el acto de leer, escribir y editar; lo que equivale a promoción de la fajina literaria.
Acevedo Savín afirma que el pedo culturoso llamado Horas de junio "se ha constituido en un foro para la presentación de las nuevas tendencias y de los géneros de la literatura contemporánea; la presentación de la literatura que se está presentando actualmente, no sólo en Sonora o en la región, sino también en otros lugares del país y otros países de lengua hispana."
Luego, al chile pinto y sobrecargado de emoción, sigue el Raúl parlando a su entrevistador que tal birote, intensa jornada de lecturas y ponencias de tres días, es un jale "organizado por escritores para escritores" [después de cada faena, cinchada la mula, como es de ley, viene la peda de rigor]; allí "hay espacio (sic) para muchachos desde quince, dieciséis años, hasta personalidades ya maduras dentro de la literatura mexicana." [declaración a fanzine].
Enemigo de los negocios frívolos y triviales, el bato de cabellos de caracol muerto, oriundo de la Isla de Cedros, muestra el tamaño de sus güevotes al orquestar con el júbilo de un hereje perdonado, y paroleado con la coadyubancia laboral de sus acoples nada amilonados, un gaudeamus literario de poca madre que, sin exagerar, puede ser capaz de mantener con fiebre rectal el culo de un pingüino. (Así de cabrones están él, los batillos y las jainas que hazañosamente se dejan caer la greña para armar un encuentro de escribidores como el de las Horas de nioju.





PENDEJOS LOS QUE NO ASISTIERON


Según se advierte en FANZINE, el nombre Horas de junio procede del título del poema de Carlos Pellicer Hora de junio, y precisamente comenzó como un homenaje al vate tabasqueño. En esta ocasión, el noveno encuentro de culturosos se concreta como un merecido homenaje al poeta chiapaneco Juan Bañuelos, figura importante en la literatura hispanoamericana.
Acevedo Savín, machín rin del proyecto Horas de junio, conjuntamente con su equipo de logística, se la ha rifado cabronamente taloneando el biyuyu para sufragar los gastos de esa empresa culturosa. Sin mucho perendegue la pelusa que organiza y promueve el pedo literario de marras, chozpa sin cortapisas el asunto culturoso con un vigor sorprendente por sus resultados. Los batos y las rucas le rascan aquí, le rascan allá, correteando la mosca pa que el jale salga de aquellas. Y ¿quién se puede quejar de alguna memez o falta de atención de su parte? Nadie, porque la cosa culturosa se ha consumado al putacazo. Cortesía, gentileza, atención, cofraternidad, civilidad, amor a la literatura, nuevas amistades, agasajo perrón y un chingatamadral de agradecimientos (pendejos los que no fueron, eso que ni qué).





LOS PARTICIPANTES



La mayoría de la perrada que protagonizó el merequetengue literario se la saca pa miar, fue mínima —pa no decir casi inexistente— la presencia de sarrosos y panocheros. Me atrevo a atestiguar que la pelusa presente en las Horas de junio estaba constituida por pura batería pesada. Aunque, como se consigna en Aposento VI, Parodia para Abigael, no estaban del todo muertos algunos elementos humanos de la fauna monosabia que se batracia plañideramente en tales menesteres, pues también, como en botica culturosa, había "muchos empecinados, iluminados, tercos, solitarios o balines, petardos, urracas, engreídos, creídos, dizque más malitos que malditos, cursis, arribones, coquetos, o magníficos, menospreciados, resplandecientes, mamones, lambisquistas, agachones, musáferas, excrementables, amafiados, instituidos, chichifos, juniors, mariposócratas, pájaras, coleópteros, suripantones y hasta olvidados, incorruptibles, altísimos poetas y parlachifles, literatíputos, de tocho."

Aquí va la lista de culturosos que hicieron de las suyas los días 2, 3, 4 y 5 de nioju:



Samuel Ruiz (Chiapas)
Juan Pablo Navarrete Aldaco
Alfonso López
Edgar Murillo
Servando Ortoll
María Antonieta Mendívil
Franco Félix
Guillermo Samperio (Chilangolandia)
Gloria del Yaqui
Manuel Ignacio Espinoza
Elmer Tabanico
Juan Diego González
Lucía Munguía
Arnulfo Vigil (Monterrey, NL)
Horacio Valencia
Manuel Alberto Santillana
Bruno Hernández
Igor Valenzuela
César Sotomayor
Esther Carter
Víctor Hugo Barrera
Juan José Martínez
Carlos Sánchez
Martín Piña
David Hidrogo
Juan Manz (Cajeme, Son)
Bécker García
Esteban Domínguez
Rubén Meneses (San Luis RC, Son)
Daniel Camacho
Fidelia Caballero
Pascual Mora
Pío Daniel
Gerson Gómez (Monterrey, NL)
José Terán
Rigoberto Badilla
Luis Enrique García
Alejandro Aguilar Zeleny
José Cruz Almonte (Coahuila)
Jorge Ochoa
Gerardo Cornejo
Carlos Licón
José Juan Cantúa
Ismael Mercado Andrews
Hernán Lara Zavala (Chilangolandia)
Omar Gámez "Navo" (Chiapas)
Guadalupe Aldaco
Julieta Cortés (Chilangolandia)
Josefa Isabel Rojas Molina (Cananea, Sonora)
Raúl Cota Alvarez (La Paz, BCS)
Miguel Angel Avilés
José Carlos Esquer
Antonio Granados
Iván Ballesteros
Silvia Aguilar Seleny
Ernesto Moncada
Éktor Henrique Martínez (Tijuana, BC)
Julio César Félix (La Paz, BCS)
Luis Felipe Lomelí
Carlos López (Guatemala)
Edgar Gómez Castellanos
Iván Camarena
Alicia Hopkins
Inés Martínez Castro
Laura Delia Quintero
Francisco Morales (Tijuana, BC)
Edmundo Lizardi (La Paz, BCS)
Luis Rey Moreno
Francisco Luna
Ricardo Solís
Julián Herbert (Coahuila)
Casildo Rivera
Eleazar Bórquez
Gerardo Segura (Coahuila)
Josefina Saucedo
Mario Enríquez Licón
Francisco González
César Arístides (Chilangolandia)
Armando Alanís (Nuevo León)
Josué Ibarra (Chilangolandia)
Mara Romero (Cajeme, Son)
Miguel Angel Godínez
Roberto Castillo Udiarte (Tijuana, BC)
Alejandro Roque
Silvia A. Brandon Pérez (Pensilvania, EU)
Omar Bravo
Julio Ernesto Tánori
Arcadio Leos
Hxevdet Bajraj (Kosovo)
Hortensia Moreno (Chilangolandia)
Gerardo del Real 'Lupus' (Cajeme, Son)
Fausto Guerrero Fonseca
Irma Quiroz
Marco Jerez
Rodrigo Solís (Chilangolandia)
Ignacio Mondaca
Rodrigo Rentería
Kristin Ruth Bratt (Arizona, EU)
Carmen Suárez (La Habana, Cuba)
Alonso Vidal
Clara Hilda Padilla (Arizona, EU)
Leonardo Varela (La Paz, BCS)
Rubén Rivera (La Paz, BCS)
Iván Figueroa
Cristina Rascón (Nogales, Son)
Orlando Quijada
Ana Lourdes
Rafael Pérez Castelo
Elia G. Martínez Rodarte (Monterrey, NL)
Celeste Dagmar Weber (Tecate, BC)
Azubia Licón
Miguel Angel Galván (Chilangolandia)
Arnulfo Vigil
Luis Lope
Felipe Montoya (Chilangolandia)
Roberto Campa
Raúl Acevedo Savín •





CONTINUARÁ LA RESEÑA CON LAS SIGUIENTES CHOCOAVENTURAS:



* El Paco Luna y el Kosovo Hxedvet Bajraj dialogizan a punto del desmoche pedil, y al siguiente día ya andaban muy agarraditos de las baisas, bebiendo bacanora en la misma bacinica.


* El Charco y el Juan Diego casi se zarandean a putacazos porque la literatura se ideologiza y acaban pedísimos y de manita sudada, prodigándose autógrafos mutuamente, mientras don Daniel Camacho hace las veces de réferi frustrado.


* Las peripecias de una angorita que camella de trapeóloga en el hotel Gándara y que amparada en el principio del Octavio paz, mismo que reza que "el robo de un libro no es un robo" se capuchinea la novela Idos de la mente de Luis Humberto Crosthwaite, misma que el escritor front-erizo, endenantes le había regalado a mi jomi el poeta Juan Martínez.


* Consideraciones metaliterarias cuya materia de estudio es el decreto mediante el cual el gobierno del estado declara como patrimonio cultural de la Universidad de Sonora al doctor en ciencias conocido como el Polacas.


* Las narraciones extraordinarias del Nacho Mondaca, cuando da fe de la manera ionesquiana cómo a un poetillo, parlador de caló académico, se le vuelven chiquitos los tanatitos al escuchar vasca escatológica que escupía el perrito de peluche, defensor de las feministas, en boca del pinche mamón del Charcomen.


* Cuando los culturosos, al llegar a Mazatán (no Mazatlán), Sonora, se cagan pa dentro porque son recibidos como las mismísimas deidades del Olimpo y la existencia real y concreta de un presidente municipal culturoso a quien le sobran las ganas de querer a los literatos.


* Y pa rematar, de cómo y porqué la diligencia que transportó de Hermoso a Tijuas a los culturosos Juan Martínez y al Charco (éktor henrique) apestaba más culero que el chupadero Zacazonapan.


—¿Todo eso te falta? Ay, cabrón.
—Simon, eso y más. Y pa medio finiquitar, transcribo el siguiente manjar cerebral que lleva por título Sonorense, mismo que saco del libro del cronista y buen poeta hermosillense Ismael Mercado Andrews, editado con el poemático cabezal de No quiero ser como el amanecer que termina con todas las fiestas (editorial Unison, colección Ojos de búho, 2da. edición, 2004).



SONORENSE


"Es un bato que cuando buqui anda bichicori. No es muy amante de aplaudir tanto a los artistas. Usa camisolas tristonas. Si de pueblo, come tortillas con nata. Extraña el cine de los húngaros. Promete cuando llegue de alumno en la Ciudad de México, escribirle a su mamá. Siempre pide La Barca de Guaymas y Viva mi desgracia si anda amanecido. A sus muertos todavía los entierra y no le apasiona tanto la 'incineración' como se le llama al cremar. Si hembra, se siente solterona ya a los 25. Si varón le dicen 'el Mario', si mujer 'la María Luisa'. No quiere oir hablar de los guachos. Para él o ella, guacho es aquel que nació pasando el Café Nelly de Villa de Seris. Aunque hombre se confiesa de vez en cuando por si las dudas. Se rasca los tanates por pura maña de campo. Nunca se pasearía en la Montaña Rusa. Si tiene algo de estudios tiende a entrar al PRD. Si dama es gritona para regañar. Es franco o franca hasta llegar muchas veces a la insolencia. De un año a otro se le olvida y comenta 'nunca había hecho tanto calor como ahora...'. Si va por primera vez a Nogales, Arizona, casi a la pasada, en quince días que se esté allá, viene con este hablado: 'Espero que mama venga en october'. Casi siempre rentábamos una casa de huéspedes de la colonia Roma, expresión de patético orgullo: 'hasta que llegaste aquí comiste con manteca', u otra: 'Sonora tus hijos te lloran pero no de hambre'. Si es de Magdalena, granada con leche fría y de postre jamoncillo; si acude a Bahía Kino, pide pescado frito en Kino Viejo: si llegan a San Pedro el Saucito, a exigir tacos de carne machaca y traerse una sarta de chile colorado. Si está en una cantina exclama 'voy al baño, ahí te encargo'. Llora por dentro al difunto y a los tres o cuatro bacanorazos rellora campechaneadamente. Se sienta de nalgas para quitarse el frío mientras un coyote le observa allí, no te miento, cerca del hábitat de las gallinas. Ya sabes lo que les espera si tú después de que calientas tus nachas, pones los tendidos y a dormir con sendos rayos de luna que se cuelan por el ventanal. No te agüites s por la mañana encuentras plumas por aquí y plumas por allá y no para lucirse... Es que el neozoorromaniaco hasta se dio tiempo para hacer 'sssssss' y ya nomás le faltaba que sacara picadientes y el muy catrín se limpiara con una servilleta La Regia que venden en cualquiera de los Ley." [Ismael Mercado Andrews, p. 63 y 64].



cretinadas@yahoo.com
www.elcharquito.blogspot.com








NOTAS
[O GÜEVOS DE COCHI]



1.- La palabra maqamas es de origen árabe, y significa sesiones lúdicas o serie de narraciones a cerca de algún personaje o acontecimiento.


2.- DLTESG son las siglas de la alocución Dios Lo Tenga En Su Gloria.


No comments:

Followers