Crítica de literatura contemporánea.

Thursday, July 01, 2004

Murió el Profesor Rubén Vizcaíno



Por Jaime Cháidez Bonilla


TIJUANA.- Este miércoles 30 de junio, alrededor de las 7 y media de la noche, falleció el profesor Rubén Vizcaíno Valencia por causas naturales, a los 84 años de edad, en el seno de su hogar. Le sobreviven su esposa Rebeca Alvarez de Vizcaíno y su hijo Rogelio Vizcaíno.
Hasta el cierre de esta edición no se había determinado la funeraria donde se le dará el último adios al maestro universitario. En semanas recientes, Vizcaíno Valencia había sufrido un desgaste físico propiciado por diferentes problemas en los pulmones y algunos órganos internos.

Rubén Vizcaíno Valencia nació en Comala, Colima, el 11 de septiembre de 1919, y después de vivir en varias ciudades del país, en 1952 decidió instalarse en Baja California. Después de vivir 7 años en Mexicali, en 1959 se trasladó a Tijuana para formar parte del nacimiento del diario “El Mexicano”, donde coordinó durante 45 años el suplemento cultural “Identidad”.

Cursó estudios de Derecho y Filosofía y Letras en la Universidad Nacional Autónoma de México. Ya en la ciudad de Mexicali, en 1952, Vizcaíno Valencia participó en la fundación del partido político regional “Acción Cívica Bajacaliforniana” que tendía a transformar el Territorio Norte de Baja California en Estado.

En 1955 convocó a los alumnos del bachillerato para solicitar al candidato a Presidente de México, Adolfo López Mateos que se hiciera la Universidad de Baja California en Mexicali.

En 1958 escribió su primer novela “En la Baja” que durante 46 años permaneció inédita hasta que hace unos días, ya en el hospital, Rubén Vizcaíno recibió la edición impresa por la Universidad Autónoma de Baja California.

A su llegada a Tijuana es invitado a dirigir la sección cultural y la sección política en la fundación del periódico “El Mexicano”. Es en este diario donde se desempeña como responsable de los concursos populares donde se premia a los niños por el envío de poemas y cuentos. Así mismo, propicia la publicación de trabajos de jóvenes escritores que gustan de la poesía, la crónica y la crítica.

En los años 60 el profesor Vizcaíno se convierte en un incansable promotor cultural que alterna sus cátedras de filosofía, lógica e historia, tanto en la preparatoria de la UABC como en la propia Universidad.

Su labor intelectual se vuelve indispensable desde sus áreas de trabajo en las oficinas de extensión universitaria, las del Ayuntamiento de Tijuana en el área cívica y cultural, además de las páginas del diario El Mexicano.

Es en el inicio de esa década que Rubén Vizcaíno publica su novela corta “Tenía que matarlo”, el ensayo “La madre de todos los vicios” y la novela “Calle Revolución.

Vizcaíno estimuló la creación de sinfónicas, asociación de escritores, el desarrollo de grupos teatrales, exposiciones de artes plásticas, y convocó a los jóvenes poetas para la publicación de sus trabajos. Desde 1959 y hasta mediados de los 80, el profesor mantuvo una peña literaria en el restaurante del Hotel Nelson donde participaron una buena cantidad de intelectuales y artistas de todo el Estado.

Formó parte del Seminario de Cultura Mexicana y lo presidió en distintas ocasiones en la región de Baja California. En los últimos años un Colegio de Bachilleres en Tijuana fue bautizado con su nombre, además del teatro de la UABC en Otay.







No comments:

Followers